Entrenamiento para no dejar de quemar grasa

Ejercicios HIIT con una alimentación adecuada será la mejor opción
Ángel Merchán -
Entrenamiento para no dejar de quemar grasa
Entrenamiento para no dejar de quemar grasa

Si eres una de tantas personas que está embarcada en un proceso de adelgazamiento, es probable que experimentes un estancamiento en tus progresos en un momento determinado. Pero, ¿por qué ocurre esto?

Lo primero que tenemos que entender es por qué el cuerpo adelgaza, y básicamente se debe a un déficit calórico. Es decir, nuestro cuerpo gasta más calorías de las que ingerimos a través de la alimentación. Por desgracia esto no es tan sencillo como comer poco y moverse mucho, ya que el cuerpo normalmente cuando entra en déficit calórico, tiende a "defenderse" ralentizando el metabolismo. Por este motivo al principio perdemos peso fácilmente, pero en poco tiempo, el déficit calórico se reduce hasta desaparecer, llegando al estancamiento.

¿Qué hacemos? Lo mejor es seguir estos tips:

1. Enfocar el objetivo: En primer lugar, debemos realizar un enfoque adecuado a la hora de adelgazar. Para ello, nuestro objetivo debe ser siempre la pérdida de grasa y no la pérdida de peso en sí mismo. Puede ocurrir que estemos perdiendo grasa y no estemos perdiendo peso a la vez que vemos reducir nuestro volumen corporal. Si esto ocurre, es que vamos bien encaminados, ya que de forma paralela estaremos desarrollando nuestra masa muscular. Esto es positivo porque una músculo más desarrollado eleva el metabolismo corporal combatiendo ese proceso de ralentización provocado por el déficit calórico.

2. Entrenamientos HIIT: Es el más eficaz para quemar grasa. Se basa en realizar intervalos de sprints de entre 20 y 40 minutos a máxima intensidad. ¿Cómo? En bici, corriendo, nadando, etc.

La ventaja de este método sobre otros se basa en el impacto que genera en nuestro metabolismo en las horas posteriores. Lo que ocurre es que tenemos un gasto calórico mucho mayor al normal para recuperarnos del esfuerzo realizado. Además este exceso de gasto se centra en las grasas a medida que vamos acumulando entrenamientos en formato HIIT

3. Varia tu entrenamiento: El cuerpo está en constante búsqueda de adaptación a los estímulos que se le presentan. Un entrenamiento que es efectivo al principio puede dejar de serlo porque nuestro organismo ha ido optimizando su funcionamiento a través de las adaptaciones. En definitiva, pude ocurrir que esos 40 minutos corriendo 3 veces por semana que te permitían ir perdiendo grasa, en 3 o 4 semanas dejen de funcionar. ¿Qué hacemos? Habrá que ir modificando estrategias a medida que el cuerpo se vaya adaptando. Cada 4 o 5 semanas puede ser una buena opción.

4. Cuida tu alimentación: En procesos de perdida de peso lo más efectivo es combinar dieta y ejercicio. Pero para evitar el estancamiento y los rebotes debemos realizar una alimentación sana y equilibrada en nutrientes. Es decir, no deben faltar las grasas, las proteínas, los hidratos de carbono, vitaminas y minerales en su justa medida. Obviamente debemos generar ese déficit calórico del que hemos hablado, pero siempre supeditado a tener presente todos los nutrientes esenciales.

** Angel Merchan es director y entrenador personal de Home Wellness Madrid. Puedes seguirlo en Instagram y en Twitter.

Te recomendamos

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

¡La confianza y seguridad nacen en tus pies!...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...

Descubre el primer yogur vegetal de almendra con sello vegano...