Convierte tu hobby en entrenamiento

Te explicamos cómo lograr que tus aficiones favoritas se conviertan en auténticas sesiones de entrenamiento
Women's Health -
Convierte tu hobby en entrenamiento
Convierte tu hobby en entrenamiento

Lanzar un frisbee, darlo todo en la pista de baile o machacar a una amiga jugando al tenis en la Wii son actividades con las que no sólo te lo puedes pasar genial; también son la manera perfecta de liberar el estrés acumulado y ponerte en forma. Eso sí, si sabes cómo hacerlo.
Para sacarle el máximo partido a tus horas de ocio, no te apresures en deshacerte de tu entrenador personal y déjate asesorar por nuestras sugerencias. Si sigues estos consejos, convertirás muchos de los momentos divertidos del día en un auténtico entrenamiento, cuyos resultados no tendrán nada que envidiar a los obtenidos en el gym.


Golf
Coger bolas de la cesta en el campo de prácticas o pasar volando en un cochecito de golf no puntúa como fitness.
El golf requiere tener bastante técnica pero los beneficios aeróbicos se obtienen al caminar de hoyo a hoyo. Un estudio reveló que los golfistas que jugaban en campos con relieve pasaban el 84% de la partida en una zona de ejercicio de moderado a intenso. Los investigadores también concluyeron que si eres tú misma la que transporta la bolsa de palos obtendrás mayores beneficios.

Vóley playa
Un partido informal en la playa (o en el jardín) puede ser un entrenamiento perfectamente válido. En el caso del vóley, lo ideal sería que tus piernas ya estuvieran medianamente preparadas.
"Aunque seas la más torpe del mundo y tengas un servicio horrible, estarás todo el tiempo agachándote, saltando, golpeando el balón y lanzándote a por él", tal y como afirma Randy Cline, entrenador y propietario del Elite Volleyball Training Center en Ohio (EE.UU.). Además, las pistas de arena incrementan la intensidad. Ganas mucha resistencia con cada paso que das, así que tus piernas y tu core trabajarán más en cada movimiento.

Submarinismo
Aunque no es imprescindible que seas una sirenita, no está de más que te prepares mínimamente.
Antes de sumergirte por primera vez es importante que compruebes que no tienes ninguna patología incompatible con el buceo. ¿Es así? Ahora ya estás lista para iniciarte en el submarinismo. "Su beneficio más destacable es la relajación provocada por la sensación de ingravidez", asegura Javier Vázquez, secretario de la Escuela Nacional de Buceo Autónomo Deportivo. Si quieres aprovechar las ventajas de tiempo, contemplar lo que te rodea, "aprende a controlar tu flotabilidad", aconseja.

Deportes virtuales
En serio, algunos videojuegos pueden sustituir a un entrenamiento en el gimnasio.
Los mejores juegos requieren de todo tu cuerpo para controlar los movimientos de la pantalla, según Elizabeth DiRico, experta en fisiología del ejercicio y autora de un estudio de 2009 acerca de videojuegos activos. Reúnete con tus amigas para sacarle un mayor rendimiento: jugar con alguien en la misma habitación hará que te esfuerces más que con un competidor virtual.

Baile
Los bailes lentos de las bodas están a años luz de una clase de salsa o del baile desenfrenado de los sábados por la noche en la disco.
Sin duda, bailando estarás haciendo ejercicio aeróbico (piensa en la Zumba) pero no es tan sencillo. Sobre todo, cuando se baila socialmente y se producen interrupciones.
"La clave está en prolongar el esfuerzo", según explica DiRico, quien contemplar el baile como categoría de fitness si mantienes intervalos de cinco minutos, sin interrupciones a un ritmo rápido.

 

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...