Cómo volver a correr después de un (largo) break

Nunca es tarde para volver a empezar
Women's Health -
Cómo volver a correr después de un (largo) break
Cómo volver a correr después de un (largo) break

¿El invierno ha congelado tus ganas de salir a correr? ¿Hace tiempo que dejaste atrás tu época runner y no encuentras el momento de calzarte de nuevo las zapas? Pues todo lo que tienes que hacer es poner un pie delante del otro (literal) y seguir estos cuatro consejos de los expertos. Preparada, lista, ¡ya!

1. Levanta peso. Runner, ¡entrena tu fuerza! Es uno de los principales consejos de los entrenadores. Y de hecho, es muy importante si estás preparando tu reaparición. La fuerza es un gran protector de lesiones. Antes de empezar a correr de nuevo, céntrate en este tipo de entrenamiento durante al menos tres semanas. Un consejo especialmente importante si el motivo por el que te has tomado un descanso como runner es que has sido madre. Piensa que tus ligamientos se han debilitado para que tus caderas no se rompieran mientras dabas a luz. Por otro lado, si no has pisado el asfalto porque te has centrado en el cardio (natación, bici…), quizás tus músculos necesiten una puesta a punto.

2. Deja atrás los problemas del pasado. Si has sufrido calambres en las piernas, dolor de rodillas, fascitis plantar u otros dolencias, es el momento de tratarlos. De lo contrario, estos problemas se repetirán (y tendrás que volver a leer este artículo el año que viene). Echa la vista atrás y analiza si quizás corrías demasiado rápido, si realmente entrenabas lo suficiente o si las zapas ya tenían fecha de caducidad. Y si es necesario acude a un fisioterapeuta o un médico especialista en medicina deportiva. Tu cuerpo te está diciendo lo que necesita mejorar.

3. No tengas miedo de salir a caminar. La mejora manera de volver a correr es reduciendo la velocidad. Y si eso significa hacer algunos descansos caminando o inscribirte a un programa de entrenamiento de 5km que combine caminar y correr, pues lo haces que no pasa nada. Si has estado meses fuera del mundo runner, dedica las 2 primeras semanas de tu vuelta a caminar unos cuantos kilómetros y no a correr. Sé paciente y escucha a tu cuerpo que te dirá cuando está preparado para volver a la carga (¡gracias músculo de la memoria!).  Si los primeros días después de correr te notas extremadamente cansada y necesitas un día en el sofá viendo House of Cards para recuperarte, ¿no será que has forzado demasiado la máquina? Incrementa poco a poco la distancia. Si las primeras semanas sales a correr 5 kilómetros, las siguientes puedes subir la apuesta a los 5,5, km. Y así, sucesivamente.

4. ¡Vente de compras! Comprar unas nuevas zapas puede ser un buen comienzo.  Piensa que las deportivas se deberían cambiar entre los 300 y los 500km recorridos. Los expertos recomiendan que anotes las distancias para que así tengas un control exacto del rendimiento y sepas cuándo toca un plan renove. Y seamos sinceras, ¡no hay nada como esa sensación de salir a correr con un par de zapas nuevas! 

MÁS: 5 consejos de running para perezosas

Te recomendamos

Mi Empresa Es Saludable presenta la publicación que resume los planes saludables gala...

Perfúmate de la manera más eco...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

El espíritu de la maratón más internacional...