Cómo correr más rápido para perder peso

Una de las corredoras más rápidas del planeta nos cuenta cómo hacerlo
K. Aleisha Fetters -
Cómo correr más rápido para perder peso
Cómo correr más rápido para perder peso

Cuando corres para perder peso, normalmente la vía más rápida para conseguirlo es intentar mejorar la velocidad. Y no hay nadie mejor para enseñarnos a correr rápido que la cuatro veces ganadora del oro olímpico Sanya Richards-Ross (solo para que lo sepas, fue oficialmente la mujer más rápida del planeta durante más de una década).

Estos son sus tips que servirán para correr rápido y perder peso al mismo tiempo. Si quieres medir ambos objetivos te recomendamos estos dos productos: Báscula Wifi de análisis corporal completo y este reloj con sensor integrado en la muñeca para medir las pulsaciones.

 1. Visualiza tus objetivos

“Si no eres capaz de lograrlo mentalmente, no sucederá”, comenta Sanya. “Antes de una carrera, me visualizo en el pódium. Proyéctate a ti misma alcanzando tus objetivos”. Átate los cordones de tus zapatillas, sal a la calle y cierra los ojos. Imagínate logrando tu sueño (ya sea consiguiendo tu mejor marca personal o perdiendo peso). Cómo te verías, qué sentirías y qué sonidos te acompañarían. Imagina tus piernas moviéndose tan rápido que parece que podrían salir volando. El viento contra tu cara. No hay nada más entre la meta y tú.

Más: Este es el secreto para motivarte en carrera.

 2.    Ponte enfrente del espejo

“La manera más eficiente de convertirte en runner es ser más rápida. Ganar velocidad requiere una mejora postural. Pero la mayoría de personas no tienen ni idea de cómo corren”, lamenta Sanya. Para enmendar este error, lo mejor que puedes hacer es practicar tu zancada delante de un espejo.

Pon los pies separados y concéntrate en levantar tus rodillas de forma perpendicular al suelo cuando lleguen lo más arriba posible. Las puntas de los pies deberían ser la única parte del pie que esté en contacto con el suelo.

Haz un skipping rápido para minimizar el tiempo que estén tocando el suelo, apunta la experta. Paralelamente tus manos deberían llegar casi a la barbilla en su punto más alto. Mantén los hombros abajo y relajados, y concéntrate en llevar los codos detrás ayudándote con tus espaldas. Los codos tienen que doblarse en un ángulo de 90 grados. Haz este movimiento durante 2 o 3 minutos durante al día para reforzar la mejora postural. La velocidad será lo siguiente.

 3. Conviértete en la reina de la sala de pesas.

“Si quieres conseguir velocidad, debes estar fuerte”, asegura Sanya. “Tonifica los músculos de contracción rápida y esto se traducirá en mayor velocidad y mejores resultados”. La mejor manera de trabajar las fibras musculares de contracción rápida, que son las responsables de mejorar nuestras carreras, es mediante la realización de ejercicios de alta intensidad, como sentadillas, levantamiento de peso, y cargas de potencia. Ponte en la agenda tres sesiones semanales de tonificación para conseguir unos resultados óptimos.

Más: 3 ejercicios para tonificar el cuerpo entero con Kayla Itsine

4. Márcate objetivos pequeños y progresivos

“Cuando te marques un primer objetivo, piensa que sea razonable y fácil de conseguir”, comenta Sanya. Por ejemplo, en vez de intentar bajar 20 kilos de golpe, intenta bajar 2 kilos al mes. Cuando consigas este objetivo, tendrás ganas y fuerzas para el siguiente paso”. Lo mismo ocurre con la velocidad. Visualiza un objetivo que consista en bajar pocos segundos en tu marca de 400 metros, o bajar 30 segundos de tu marca por kilómetro. De ahí intentas bajar. “Correr es un hábito, así que ten paciencia y date tiempo para mejorar”, anota.

Más: 5 tips para que perder peso no sea misión imposible

 5. Quiere a los carbohidratos

“La noche anterior a una carrera, estoy acostumbrada a comer carbohidratos”, comenta Sanya. Esto es porque tu cuerpo los almacena en tus músculos y en el hígado como glúcogeno, con lo que tu cuerpo tiene una reserva de energía eficiente, que es exactamente lo que necesitas para ganar velocidad.

Intenta incluir cereales, y carbohidratos complejos como arroz integral, quinoa, y patatas en tus comidas regulares. Una hora antes o después de un entrenamiento de alta intensidad, puedes ingerir carbohidratos simples y fáciles de digerir como barritas, geles, pan lbanco o un vaso de leche con cacao en polvo. Haz porciones pequeñas sí no notas que has ido a fondo con las pesas o si no has apretado el acelerador en tu entrenamiento de running.

 Más: 7 razones por las que tu cuerpo necesita carbohidratos

 6.  Escribe tu propio mantra

Este el mantra personal de Sanya: “Nadie puede alcanzarme cuando corro”. Y, ¿cuál sería tu propio lema motivacional? Tener uno es básico para lograr mejoras, tanto en la báscula como en el cronómetro de una carrera. Mantén la confianza en ti misma y de vez en cuando márcate nuevos retos. Ella sugiere escribir tus objetivos en el espejo, como fondo de pantalla de tu teléfono o ponerte un recordatorio diario en la agenda que te recuerde que debes creer en ti misma. Cierra los ojos y repítetelo a ti misma 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CÓMO ACELERAR TU METABOLISMO

Te recomendamos

Las jugadoras se proclamaron campeonas de la Copa Libertadores....

Perfúmate de la manera más eco...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

El espíritu de la maratón más internacional...