Camogie: rápido, duro y femenino

¿Todavía no conoces el deporte femenino más antiguo del mundo?
Patricia Cantalejo -
Camogie: rápido, duro y femenino
Camogie: rápido, duro y femenino

Es el deporte de equipo más rápido del mundo. 15 jugadoras corren por el césped golpeando la pelota con las manos, con el pie, o con un “camán”, un stick corto de madera. También le podíamos catalogar de deporte duro: ya que el sliotar (la pequeña pelota de corcho cosida en cuero) puede alcanzar los 125 km/h, pero –sorprendentemente- hasta hace poco no era obligatorio el casco o las espinilleras. Y, además, es el único deporte absolutamente femenino: la versión masculina es el hurling, con el que comparte muchas reglas.

Es mucho más que “chicks with sticks” (“tías con palos”): en una sola jugada es necesaria las habilidades de las mejores jugadoras de béisbol, baloncesto y fútbol. Además, el Camogie es un “orgullo nacional”: uno de los deportes más antiguos del mundo (reglado desde 1904, pero con origen celta) que pasa de generación en generación.

Todo el país se vuelca con cada partido, poco tiene que envidiar a la Champions League. Sin embargo, no es profesional o, lo que es lo mismo, ninguna jugadora puede vivir de la práctica de este deporte. El Camogie también tiene su particular “Maracaná”, su estadio sagrado, donde se juega la final: el Croke Park, de Dublín. Te sonará porque allí tuvo lugar el Domingo Sangriento (sí, el “Sunday, bloody Sunday” que cantaba U2), cuando el ejército inglés ametralló al público y a los jugadores de un partido de fútbol gaélico.

Los partidos, de 60 minutos, son trepidantes: el contacto físico está permitido hasta cierto punto y, por lo general, apenas se para el juego. Hay dos porterías en forma de “H” con una portera que se enfrenta al “proyectil”, perdón, queremos decir la pelota. No pueden marcar con la mano: sí pueden correr solo 4 pasos con ella en la mano y golpearla. El resto del tiempo debe estar en el stick. Se marca un tanto (un punto) cuando la pelota pasa por encima de la barra y se consigue un gol –que vale por 3 puntos- cuando la pelota pasa entre los dos palos y por debajo de la barra.

Ya hay más de 100.000 mujeres que practican el camogie por todo el mundo, no solo Irlanda. Si alguna vez ves un partido, no busques el nombre de las jugadoras en las camisetas. Una de las reglas no escritas de este deporte es la “humildad”, algo que también lo distingue del fútbol: sólo llevan puesto el número que determina su posición en el campo.

Te recomendamos

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

¡La confianza y seguridad nacen en tus pies!...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...

Descubre el primer yogur vegetal de almendra con sello vegano...