Guía rápida para engancharte al pádel

Saltamos a la pista con las Número 1 del mundo
Patricia Cantalejo -
Guía rápida para engancharte al pádel
Guía rápida para engancharte al pádel

Es rápido, tonifica piernas, glúteos y brazos a la vez que dispara tus reflejos y te libera del estrés… un auténtico HITT que quema 400 calorías por sesión a la vez que sociabilizas a lo grande. NO TE PIERDAS LOS SEIS BENEFICIOS DEL PÁDEL.

¿Quieres practicarlo? Si no lo has hecho nunca, te recomendamos que vayas, al menos, a una clase técnica a la semana, pero no te preocupes: no hace falta mucha técnica para empezar a jugar partidos. Es uno de los deportes de raqueta con lo que más rápido aprendes a dar los primeros golpes y en seguida podrás jugar, aunque es mejor que –al principio- busques alguien con el mismo nivel.

El pádel requiere un importante entrenamiento aeróbico. Según nos explican las hermanas Sánchez Alayeto, Mapi y Majo,  jugadoras profesionales de la marca de pádel española STARVIE y actuales números 1 del Ranking WorldPadelTour, “además del trabajo en pista, es necesario realizar ejercicio físico que te permita tener una mejor condición física y prevenir posibles lesiones. Nos referimos tanto a ejercicio aeróbico como anaeróbico y tonificación muscular”. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR LA MEJOR RUTINA DE PREPARACIÓN PARA JUGAR AL PÁDEL.

No puedes olvidar que en este deporte realizas carreras cortas y explosivas con desplazamientos laterales y muchos giros… las rodillas y los tobillos se ponen a prueba. “Una de las lesiones más frecuentes es la epicondilitis (conocido como el “codo de tenista”), en la cual influyen muchos factores como una mala empuñadura, una técnica errónea, el grosor del grip, etc...”, nos comentan.

Por tanto, asesorarte para elegir el material es muy importante. Según las hermanas Alayeto, “las zapatillas deben ser flexibles, ligeras y con una buena suela que nos permita no resbalarnos en la pista”. La elección de la pala es muy personal y, para ello, “puedes elegir entre palas redondas o en forma de lágrima, palas más duras o más blandas, que despiden más o menos, de un material o de otro…” Todo dependerá de las necesidades de cada persona, pero como norma general, para mujeres, se recomienda que pesen entre 350 y 375 gramos.

Te recomendamos

Las playas del mediterráneo ganan por goleada a las atlánticas...

Reebok rinde un homenaje a las mujeres fuertes que inspiran a otras a alcanzar su mej...

Almudena Fernández nos presenta las tendencias de baño 2018...

Que las agujetas no te paren...