5 claves para prevenir una adicción (insana) al gym

Busca el equilibrio
Patricia Bonilla / Foto: Nathaniel Welch -
5 claves para prevenir una adicción (insana) al gym
5 claves para prevenir una adicción (insana) al gym

¿Disfrutas haciendo deporte? Si no respondes un sí contundente, sigue leyendo. En el caso de que te identifiques con más de tres de estas situaciones, quizás te estás pasando de rosca y has convertido tus visitas al gym en una adicción (insana): 

Síntomas psicológicos:

1.Te gusta comer y compensas los excesos haciendo más deporte o no te alimentas lo suficiente.

2. Estás irritable si un día o una semana no puedes entrenar, eres inflexible con el ejercicio.

3. No tienes tiempo para tu pareja, familia o amigos y sustituyes actividades placenteras por entrenar.

4. Le ocultas sesiones a tu entrenador/a.

5. Si no logras el resultado o la marca que esperas, te sientes tremendamente infeliz.

6. Te ves débil frente al espejo, no te gustas.

7. Te despiertas de madrugada alterada.

 

Síntomas físicos

1. Anemia.

2. Problemas musculares. Tendinitis por sobrecarga en rodilla, tobillos o artrosis de rodilla.

3. Pulso inusualmente alto por la mañana sin motivo aparente (10% más de lo normal).

4. Comes menos a pesar de tener hambre.

5. No mejoras, aunque objetivamente estás entrenando mucho más. Estás cansada desde por la mañana.

6. Dejas de tener la regla (amenorrea).

 

¿Qué podemos hacer para no llegar a estos extremos? Pues toma nota de estos 5 claves para encontrar el equilibrio:

 

1/ Practica otros hobbies para despejarte, ¡no seas monotema o aburrirás a tu gente! El cerebro se desarrolla por adaptación: si lo sometes siempre al mismo desafío, se atrofia, provocando rigidez e, incluso, torpeza al hablar.

2/ Aprende a escuchar a tu cuerpo: si no te encuentras bien, no entrenes. ¡No es obligatorio!

3/ Si vas a entrenar más, cuenta con añadir también más tiempo para recuperarte y consulta a un entrenador.

4/ Visita al fisio o al osteópata si tienes una molestia muscular o articular persistente.

5/ Ten en cuenta tus otras actividades cotidianas. ¡Todo suma! Caminar por la oficina o por el supermercado con el carro lleno, cargar con el niño, subir escaleras, la tensión de las reuniones… Y si tienes alguna duda y crees que esas actividades no importan, monitoriza el ejercicio físico diario que haces con¡ una pulsera fit o con una app de móvil. ¡Te sorprenderán los resultados!

Te recomendamos

La empresa británica sustituye a Movistar, promete precios asequibles y también emiti...

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...