Pisada, postura, brazos... cómo correr con un carrito

Correr con tu bebé es una nueva experiencia que también incluye adaptar los gestos técnicos del running al cochecito para optimizar tu entrenamiento y evitar problemas.
Amalia Panea/Foto: © Copyright 2015 Bugaboo® International BV -
Pisada, postura, brazos... cómo correr con un carrito
Pisada, postura, brazos... cómo correr con un carrito

Ok, sales a correr con tu carrito. ¡Eso merece un aplauso! Por no conformarte y quedarte en casa, por seguir haciendo deporte. Pero….Ya no corres tú sola, ni corres de la misma forma. Ahora debes acompasar los brazos teniendo en cuenta que estos empujan el cochecito con tu bebé.

Eso cambia la biomecánica de la carrera (¡ya no puedes mover los dos brazos a la vez!) y requiere algunas adaptaciones en tu técnica de running para que tu entrenamiento sea igual de efectivo y evitar descompensaciones musculares ¡o tropiezos!

Pero no te agobies, como dice el experto en fitness y experto en rendimiento deportivo Fito Florensa, “todos los seres humanos saben correr, es una habilidad motriz básica, por lo que no debes preocuparte demasiado si no lo haces perfecto”. “Eso sí, hacerlo con la técnica adecuada te ayudará a prevenir lesiones y a generar adaptaciones biomecánicas y fisiológicas muy buenas para tu vida cotidiana”, añade.

Aunque seas runner y estés en buena forma, correr empujando un carrito no es lo mismo que hacerlo solo. Una buena idea es empezar alternando caminata y carrera suave hasta que tengas destreza para moverte lo rápido que tú quieras.

La técnica de la carrera
Toma nota de estas cuatro fases que tiene la técnica de la carrera:

  • Amortiguación. Cuando el pie toma contacto con el suelo después de la fase de vuelo. El contacto debe hacerse con la parte media y anterior del pie, concretamente en el metatarso. Que tu calzado sea minimalista y con amortiguación, específico de running.
  • Apoyo. Es el tiempo en que la perpendicular del centro de gravedad coincide con la base de sustanciación (pie). Si no tienes el tronco completamente recto y erguido tu centro de gravedad no estará en el sitio y eso implicará una sobrecarga en tus rodillas.
  • Impulso. En esta fase la rodilla del pie de sustentación está flexionada, y en este momento se produce una extensión para impulsarnos hacia delante. Esta impulsión se debe hacer cuando el peso de nuestro cuerpo se aguanta sobre la parte delantera de nuestro pie. Esta fuerza será transmitida al carrito en cadena cinética desde el pie, subiendo por la rodilla, la cadera, brazos y coche.
  • Vuelo. Aquí ha finalizado la fase de impulso y el cuerpo, por inercia, se encuentra en el aire completamente, aunque sea a una distancia muy corta del suelo. En esta fase perdemos algo de equilibrio con el carrito, ya que los brazos no se pueden balancear porque están agarrados al manillar. No pasa nada, la estabilidad nos la da el coche, pero no hagas demasiada fuerza cogiéndote a él. Haciendo la justa serás más eficiente (gastarás menos energía y tu carrera será más placentera y segura).


La técnica con el carrito
Estos son los aspectos clave de la técnica de carrera que debes tener en cuenta si sales a con el carrito:

  • La postura. Mantén la cabeza alta y mirando al frente, y los hombros relajados. El tronco debe estar erguido, sin forzar una posición rígida, siempre relajada. Si no lo puedes hacer deberás reforzar los extensores de columna en el gimnasio.

  • Los brazos. Cuando corres solo, éstos se acompasan con las piernas, pero al empujar el cochecito al menos uno estará sujetando el manillar. Para evitar desequilibrios musculares, alterna los brazos si sólo lo coges con una mano.

  • Las manos. Llevas a tu hijo dentro del coche y debes estar preparada para cualquier cambio de sentido, frenazo o arrancar fuerte. Pero en general, no aprietes demasiado las manos para cogerte al carrito. Intenta hacer la fuerza justa y necesaria. Si vas por un lugar plano y seguro no tendrás que preocuparte por esto y tu carrera podrá ser más relajada.

  • La pisada. El contacto inicial del pie contra el suelo debe hacerse con la parte del metatarso (parte delantera del pie).

  • La carrera. Debes mantener una soltura y armonía general que adquirirás entrenando o practicando asiduamente el running con tu hijo y el cochecito.

  • No te relajes. Seguramente empezarás a correr bien colocada, con la espalda erguida, sin dejarte caer sobre el carrito… pero a medida que te vayas cansando seguramente vayas inclinando el tronco hacia delante y arrastrando más los pies. No te olvides de ir repasando tu postura cada cierto tiempo.
Te recomendamos

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

¡La confianza y seguridad nacen en tus pies!...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...

Descubre el primer yogur vegetal de almendra con sello vegano...