Antes de los 9 meses: ¡power walking!

Quédate con esta fecha, porque es el tiempo que debe tener tu bebé para poder correr contigo y el que tú tienes que esperar para que tu suelo pélvico esté preparado para trotar de nuevo. Pero eso no quiere decir que no puedas entrenar…
WOMEN’S HEALTH -
Antes de los 9 meses: ¡power walking!
Antes de los 9 meses: ¡power walking!

¿Aún no han pasado 9 meses desde que fuiste mamá? “Tranquila, puedes aprovechar tu cochecito de running para ir cogiendo forma física practicando power walking, es decir, caminata rápida, sin impacto para ti ni para tu bebé”, dice Amalia Panea, periodista experta en fitnes, coach de Bugaboo Runner y profesora de yoga y gimnasia abdominal hipopresiva.

“El peso extra durante el embarazo y los esfuerzos realizados durante el parto debilitan la musculatura pélvica, que hace de sostén a tus órganos internos y te permite las relaciones sexuales”, asegura Panea. “Por eso no es conveniente someterla a impactos como los del running u otras actividades físicas antes de estar seguras de su total recuperación; que puede darse ya a los 9 meses, justo el momento en el que la espalda y el cuerpo de tu bebé están fuertes para correr contigo”, explica.

¿No estás segura de cómo está tu suelo pélvico? “Si sufres pérdidas de orina -aunque sean unas gotas-, tienes prolapsos o sientes que tu musculatura íntima no está igual que antes, lo más recomendable es comenzar a entrenar sólo caminando en lugar de correr”, apunta Panea. “Y si no tienes demasiada conciencia corporal o no sabes si ya estás preparada o no, acude a un fisioterapeuta experto en uroginecología para que te haga una valoración y te asesore sobre el tipo de ejercicio que puedes hacer”, apunta.

Power walking

Esta práctica de origen nórdico no sólo es la mejor si pensamos en la salud de tu suelo pélvico sino que la coach de Bugaboo se la recomienda a todas las mamás que se sienten en baja forma aunque ya hayan pasado unos meses tras el parto y, sobre todo, a todas aquellas que nunca han corrido pero quieren apuntarse al running. “Hacer caminatas a paso rápido te hará ir cogiendo forma física antes de lanzarte a correr; además, te ayudará a familiarizarte con tu cochecito de running antes de trotar con tu peque”, dice.

“Cuando te sientas preparada -puede ser a la semana o quince días tras un parto natural- comienza dando pequeños paseos de entre 15 y 20 min”, dice Panea. “Después, ve aumentando el tiempo y la intensidad; incluso puedes combinar series lentas y rápidas y animarte con terrenos en pendiente, siempre sin trotar”, añade.

Como dice esta experta, los beneficios del power walking son muy similares a los del running, ya que “mejorarás tu forma física y tu capacidad cardiopulmonar, tonificarás piernas y glúteos, quemarás calorías y activarás tu metabolismo". “Y, lo más importante, moverte te hará producir endorfinas, mejorará tu sensación de bienestar y tu autoestima”, añade.

“para practicar power walking también es recomendable utilizar un cochecito de running, como Bugaboo Runner, que nos proporcione seguridad, estabilidad y ligereza durante la caminata, que puede llegar a ser muy intensa”.

Ejercicio hipopresivo

Como anota Panea, “la recuperación del suelo pélvico es fundamental tras un parto, ya que si no, podemos sufrir problemas de incontinencia y prolapsos que se agraven con el tiempo, además de ver mermada nuestra vida sexual”.

Como complemento al power walking primero, y al running después, esta experta recomienda el ejercicio abdominal hipopresivo. “Esta técnica te ayudará a recuperar tu musculatura pélvica y tu faja abdominal esquivando la hiperpresión interna que producen los abdominales clásicos y el ejercicio con impacto”, dice. De hecho, la coach de Bugaboo Runner recomienda “olvidarse de los ejercicio abdominales, tradicionalmente prescritos para trabajar la tripa, y que tanto daño han hecho a las mujeres”.

Desde el Método Hipopresivo original a la Reeducación Postural Hipopresiva, Pilates + Expansión o el trabajo personalizado con un fisioterapeuta experto en uroginecología, tienes diferentes opciones para recuperar el tono y mantener en buena forma tu suelo pélvico. “De hecho, todas las mujeres, sobre todo las runners, deberían añadir a su rutina de entrenamiento sesiones de trabajo postural e hipopresivo para prevenir y compensar el efecto del ejercicio con impacto, los embarazos, los partos y la edad”, dice Amalia Panea.

Te recomendamos

Las jugadoras se proclamaron campeonas de la Copa Libertadores....

Perfúmate de la manera más eco...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

El espíritu de la maratón más internacional...