Publicidad

6 consejos para salir a (buena) cara lavada

El ‘make up – no make up’, más real que nunca
María Villar -
6 consejos para salir a (buena) cara lavada
6 consejos para salir a (buena) cara lavada

Nos maquillamos porque nos divierte, porque nos encanta probar productos nuevos y también porque nos ayuda a disimular un poco esa cara de dormidas que todas tenemos cuando suena el despertador (y quien te diga lo contrario, miente). Pero, ¿si te dijéramos que con pequeños gestos podrías conseguir ese efecto buena cara sin un ápice de 'make up'? El secreto está en tus hábitos diarios.

Publicidad

Hidrata y exfolia

Hidrata y exfolia

Incorporar el cuidado de la piel desde que somos jóvenes nos ayuda a convertir el momento que nos ponemos nuestros productos faciales en un hábito, de manera que eliminamos la pereza y lo hacemos casi automáticamente igual que nos lavamos los dientes. Y la consecuencia directa de esto es una piel con un aspecto saludable y con un brillo natural. Recuerda, hidrata por la mañana y por la noche, utiliza un producto específico para la delicada zona del contorno de los ojos y no olvides hacerte una exfoliación semanal para eliminar impurezas y células muertas, ¡suavidad garantizada!

1. Gel hidratante diario, L'Òreal. 2. Contorno de ojos, Coolmethics. 3. Exfoliante, Clinique.

Hidrata y exfolia

Publicidad

Desmaquíllate, por favor

Desmaquíllate, por favor

Así te lo pedimos, porque es realmente importante. Igual que cuando llegas a casa te quitas los zapatos como alma que lleva el diablo, te deshaces de ese pantalón que te lleva apretando todo el día y te recoges el pelo en un moño ‘multifunción’, tienes que ‘desvestir’ tu cara. Así que por mucha pereza que te de, coge tu desmaquillante y dedica unos minutos a limpiar tu cara de los restos de producto que queden y de la suciedad que se habrá acumulado a lo largo del día, ¡seguro que tu cara está deseando respirar! No te olvides de incidir en las pestañas: impregna un bastoncillo en producto y pásalo por la cara anterior y posterior de las mismas. Consejos dados, toca analizar cómo está la situación actual, ¿hacemos los deberes las españolas? Pues lo cierto es que aprobamos con nota. Según un estudio de Demak’ UP a través de Ipsos ocho de cada diez mujeres afirma lavar su cara a diario (si quieres sabes más sobre este estudio te lo contamos aquí).

 

Desmaquíllate, por favor

Publicidad

Dulces sueños

Dulces sueños

Haz las cuentas, ¿cuántas horas duermes cada día? Si la cifra es inferior a ocho, algo está fallando. Cuando dormimos menos de los aconsejado, lo ideal son ocho horas, la cara nos delata: aparecen las ojeras y las bolsas, la piel está apagada y los ojos se hinchan. Y es que durante la noche tiene lugar el proceso de regeneración de la piel, lo que le aporta ese aspecto sano por las mañanas. Además, según la firma de belleza Róc, mientras dormimos, la piel transpira sin que el agua se evapore tan rápidamente como durante el día, podríamos decir que estamos realizando un tratamiento intenso de hidratación, ¡y sin ningún esfuerzo!

 

Dulces sueños

Publicidad

El espejo del alma

Y si dormir mal repercute en el aspecto de tu cara, lo mismo ocurre con otros hábitos poco saludables, como el tabaco. Fumar resta luminosidad a tu rostro, puede provocar apariencia grisácea y manchas. Todo ello está causado porque esta sustancia disminuye el riego sanguíneo a la zona del rostro. Esto, por no hablar de las arrugas marcadas que provoca el gesto que hacemos al sujetar el cigarrillo con los labios y al cerrar los ojos para evitar el humo. Pero no sólo si somos nosotras los que fumamos nos veremos perjudicadas, si somos fumadoras pasivas también nos afectará el humo que nos rodea, porque ese aire contaminado reseca la piel del rostro.

 

El espejo del alma

Publicidad

La cucharita

Aunque no vayamos a usar productos de maquillaje si podemos valernos de otros trucos ‘beauty’ para vernos mejor. Ten siempre un par de cucharas en el congelador y cuando te levantes con la zona de la ojera congestionada aplícalas unos minutos sobre ellas protegiendo la piel con un pañuelo de papel. El efecto frío reactivará la circulación y actuará como un tratamiento ‘flash’, devolviendo a tu cara un aspecto más saludable.

 

La cucharita

Publicidad

Otros aliados

Otros gesto que podemos implementar en nuestra rutina de mañana es el uso del rizador de pestañas. Este pequeño aparatito puede marcar la diferencia en nuestro rostro, tanto si nuestras pestañas son largas, pero poco curvadas, como si tenemos poca cantidad. Piérdele el miedo a la herramienta ayudándote de tu dedo para sujetar el párpado. Aplica el rizador en la raíz y una vez más en la parte más externa de las pestañas. Notarás las mirada más abierta y despejada e igual le dices adiós para siempre a la máscara.
1. Rizador de Better. 2. Rizador de The Body Shop 3. Rizador H&M

Para finalizar, coge una barra de hidratante labial, aplica un poco en los labios en la parte alta del pómulo y en los párpados para dar un aspecto jugoso al rostro. ¡Lista para arrasar!

Otros aliados

Publicidad