¿Tienes psoriasis o solo es piel seca?

¿Cómo distinguirlas y cómo tratarlas?
Women's Health -
¿Tienes psoriasis o solo es piel seca?
¿Tienes psoriasis o solo es piel seca?

En invierno es más común tener la piel seca y escamada. Manchas, picazón… pero ¿no será esa pequeña placa rojiza psoriasis? Te explicamos cómo distinguirlas.

La piel se seca cuando no tiene suficientes lípidos y aceites para mantenerse hidratada. Se puede volver escamosa, áspera y agrietada… hay ocasiones en que la barrera de la piel y su capacidad para mantener la hidratación se ha visto tan comprometida que no mejorará con sólo aplicar una crema hidratante. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CÓMO CUIDAR LA PIEL EN INVIERNO. 

Las bajas temperaturas, la humedad o el exceso de lavado, sobre todo con agua caliente y con productos agresivos para la piel, pueden incrementar la sequedad. También se sabe que la mala nutrición, la falta de ingesta de líquidos y ciertas afecciones médicas como una mala actividad de la tiroides pasan factura.

Sin embargo, la psoriasis no es causada por factores externos. En realidad, es una enfermedad inflamatoria crónica del sistema inmune y, a menudo, coexiste con otras afecciones, como la diabetes, la artritis y la depresión. Sí, has leído bien: hace unos años la modelo Cara Delevingne reconocía cómo sufría ambas. Según la Academia Estadounidense de Dermatología, si tienes psoriasis, tu sistema inmunitario te está enviando señales: diciéndole a tu piel que produzca células a un ritmo acelerado.

Además, la psoriasis tiene un fuerte vínculo genético: aproximadamente un tercio de los pacientes tienen un pariente de primer grado con la enfermedad.

Las lesiones de la psoriasis son rojizas, elevadas y recubiertas con placas –una especie de escama nacarada-. Se sitúan principalmente en zonas de flexión, como los codos y las rodillas. También es común en el cuero cabelludo. Entre el 80 y el 90 por ciento de los pacientes con psoriasis tiene placas y provoca una picazón incesante.

Para la piel seca, es igual de importante la prevención que el tratamiento. Apuesta por cremas hidratantes que contengan ceramidas y lípidos que ayuden a reconstruir la barrera de la piel. Aplícate el producto siempre con la piel húmeda para una absorción óptica. Dúchate con agua tibia y no estés más de siete minutos bajo el agua. Huye de productos que tengan retinol, ácido glicólico, astringente y fragancias fuertes que podrían resecar aún más tu piel.

Para la psoriasis, no existe una cura como tal, pero -para disminuir la inflamación- los dermatólogos suelen pautar crema con corticoides. La americana National Psoriasis Foundation también recomienda una dieta antiinflamatoria, sin gluten y con ácidos grasos omega-3 (se encuentras en nueces, semillas y pescado graso…). La vitamina D puede ayudar a retrasar el crecimiento de las células que terminarán formando la característica placa de la psoriasis. El estrés y el tabaco también empeoran esta dolencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿CUÁNTOS AÑOS TIENE TU PIEL?

Te recomendamos

Almudena Fernández nos presenta las tendencias de baño 2018...

Descubre si tu crema solar aguanta tus entrenamientos...

¿Buscas un perfume diferente?...

Las nuevas Nike Air Zoom Pegasus 35 te descubren el Zen Running...

La verdura desintoxicante para tomar en cualquier momento y lugar...

Que las agujetas no te paren...