Publicidad

¿Cómo elegir máscara de pestañas?

Si tus pestañas no son todo lo largas, lo curvadas o lo negras que quieres, tira de máscara.
Women's Health -
¿Cómo elegir máscara de pestañas?
¿Cómo elegir máscara de pestañas?

INVISIBLES

Tú que presumías de ser rubia natural, estás empezando a ver el lado oscuro de tu cabello dorado... en todas partes: tus pestañas son tan finas y amarillas que ni se ven.

El arma perfecta: Elige una máscara con un cepillo pequeño para que pueda maquillar hasta la pestaña más minúscula. En color chocolate, mejor que negro, para que no destaque tanto.

El truco mágico: Aplícate solo una pasada, pues más le restará naturalidad al ojo

INVISIBLES

Publicidad

RECTAS

A tu genética tienes que agradecerle que sean largas, pero maldices que estén tan tiesas como un palo.

El arma perfecta: Opta por el clásico aplicador en espiral y una fórmula bastante líquida para torcer el camino marcado por la naturaleza.

Te hará falta un rizador...

El truco mágico: Mantén el cepillo sobre las pestañas durante unos segundos, hasta que se seque el producto, para que se curven.

RECTAS

Publicidad

TUPIDAS

Haber nacido con las pestañas abundantes y negras como un tizón es toda una suerte, pero si tu tono de piel es también oscuro, difícilmente conseguirás ese efecto dramático que lucía Twiggy en su mirada.

El arma perfecta: Hazte con un rímel con las cerdas dispuestas en forma de V para levantar y separar las pestañas.

El truco mágico: Con una fórmula waterproof mantendrás a cada pelillo en su sitio. Y dales un poco de aire: para que no queden como un pegote sobre el párpado, evita dar más de dos pasadas.

TUPIDAS

Publicidad

QUEBRADIZAS

¿Son tan ultrafinas que se te rompen con solo mirarlas? Entendemos tu tentación de utilizar postizos, pero, créenos, solo empeorará el problema.

El arma perfecta: Aplícate una máscara acondicionadora, que hidrate las pestañas y las prepare para recibir el pigmento sin dañarlas.

El truco mágico: No te juegues las pestañas. Antes de ir a la cama, desmaquíllalas con cuidado y, a ser posible, con una fórmula en aceite para que sufran menos fricción.

QUEBRADIZAS

Publicidad

SEPARADAS

Seguro que lo intuías, pero nosotras –sentimos darte la mala noticia–, te lo confirmamos con datos: si hay un hueco de 1 mm entre cada pestaña, sufres una importante escasez.

El arma perfecta: Un rímel con los filamentos cortos para engrosar el diámetro y dar volumen.

El truco mágico: Aproxima el aplicador a la raíz y aplica varias capas para intentar llenar las calvas.

SEPARADAS

Publicidad

CORTAS

Si miden menos de 7 mm –lo sabes– no dan la talla... estándar. Pero no te preocupes, tienen solución.

El arma perfecta: Todo un prodigio del diseño, un cepillo curvado que tiene una triple acción: atrapar, rizar y alargar.

El truco mágico: Para aumentar su longitud coloca el aplicador a 45 grados, en lugar de recto. ¡Conseguirás ensanchar los ojos y crear un efecto de mirada más penetrante!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR 5 ERRORES CON LA BASE DE MAQUILLAJE

CORTAS

Publicidad