Masaje facial, ¿arruga o alisa?

Seguro que te habrás preguntado alguna vez si trabajar los músculos de la cara es beneficioso o todo lo contrario. Sigue leyendo y sal de dudas.
Virginia Lombraña -
Masaje facial, ¿arruga o alisa?
Masaje facial, ¿arruga o alisa?

Defensores y detractores

A estas alturas, si nos sigues desde hace unos años (o meses), tendrás muy claro cómo combinar las sesiones de cardio, fuerza y resistencia para fortalecer y definir el cuerpo, pero ¿te has planteado alguna vez hacer lo mismo con la cara? Los facialistas defienden esta práctica para mantener el buen tono de los músculos de esta parte de nuestra anatomía, pero hay quien opina que el daño puede ser mayúsculo. Pasen y lean. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LOS ERRORES MÁS FRECUENTES EN LIMPIEZA FACIAL

Aunque a las occidentales nos resulten de lo más exótico las tablas de gimnasia para la cara, esta técnica, que se ha puesto tan de moda ahora, hace siglos que se practica en India y en Japón; ahí están los masajes ayurvédicos, el shiatsu o el kobido, por ejemplo. El caso es que ejercitar el rostro tiene sus detractores y sus defensores. El argumento que emplean los primeros es que al mover la musculatura pueden desplazarse también los tejidos y conseguir el resultado contrario al que se pretendía; esto es, profundizar en las arrugas que ya había y provocar otras que todavía no existían (especialmente en el contorno de los labios y los ojos, donde la piel es mucho más delicada y más sensible a los desgarros). Es más, creen que la manipulación se alía con la gravedad para acelerar la flacidez. ¡Desastre total, vaya!

En el lado opuesto se sitúan quienes defienden que lo mismo que se puede ejercitar el culo –perdón, los glúteos–, también se puede ejercitar la cara. De esta opinión es Antonio Ortega, dermatólogo de la Clínica Menorca: “Si se hiciera de forma habitual, notaríamos como resultado una mayor firmeza y tonicidad del rostro, no solo gracias a las maniobras de alisado, sino también porque el producto cosmético penetra mejor”.

Defensores y detractores

Publicidad

Con un coach

La cuestión es: ¿cómo algo tan sencillo puede tener un beneficio tan visible? (y, por cierto, ¿por qué nadie nos lo había dicho?) Bien, para empezar, no es algo “tan sencillo”, ni mucho menos; como ocurre en el gimnasio, hay que entrenarse. Solo así obtendrás los beneficios de un buen masaje facial, que, en esencia, son estos: activar la circulación, eliminando así los productos de desecho del torrente sanguíneo; oxigenar los tejidos; y estimular la producción de colágeno. Vamos, acudiendo a una analogía fit es algo así como un crunch para las fi bras de colágeno. Y por si fuera poco, además, tiene un efecto relajante. NO TE PIERDAS: TÉCNICAS DE MASAJE QUE DESHINCHARÁN TU CARA

Eso sí, no vayas a hacerlo en seco; tienes que utilizar un cosmético de base oleosa para que puedas deslizar bien las manos sobre la piel. Tal y como apunta Ortega, “debe hacerse con cremas, aceites y sérums que proporcionen nutrientes e hidratación a la piel y ayuden a mantenerla más elástica”.

BÓTOX NATURAL

Claudia di Paolo, especialista en estética y beautyhunter, realiza un su centro el lifting japonés –una técnica que combina 56 maniobras faciales– y tiene comprobada su efectividad. “Trabajo músculo a músculo para llegar a las capas cutáneas más profundas y poner la piel en funcionamiento. El resultado es la redefinición del óvalo, porque la musculatura facial, como la del resto del cuerpo, tiene memoria y, si se la acostumbra a ejercitarse, los resultados perduran en el tiempo”, apunta. Esta especialista está convencida de que este plachado natural es más potente que el bótox. “Y, además, mantiene la esencia de las facciones! Eso sí, solo debe hacerse si se tiene la formación adecuada”.

CONCLUSIÓN: Si quieres ejercitar los músculos de la cara, no vayas por libre. Lo que está claro y defienden sin fisuras todos los especialistas es que si no quieres que tu cuello acabe pareciéndose al pescuezo de un pavo entrado en años, confía el trabajo a un profesional o aprende la técnica a la perfección antes de lanzarte a una tabla de gimnasia facial por tu cuenta. “Un buen masaje es aquel que está realizado por manos expertas que saben tocar en los puntos clave y en la dirección correcta, y al que dedican más de una hora de trabajo”, concluye Inmaculada Canterla, especialista en medicina antiaging y directora de Cosmeceutical Center. Pues, ya lo sabes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CUIDADOS PARA FRENAR EL ENVEJECIMIENTO ACELERADO DEL CUELLO. 

Con un coach

Publicidad
Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...