¿Por qué te crecen pelos en los pezones y en otros sitios inoportunos?

¿Qué puedes hacer para evitarlo?
Women's Health -
¿Por qué te crecen pelos en los pezones y en otros sitios inoportunos?
¿Por qué te crecen pelos en los pezones y en otros sitios inoportunos?

Te estás untando con tu bodymilk favorita después de la ducha y  salta la alarma roja: ves un maldito y desafiante pelo en tu pezón. Justo ahí. Pero no entres en pánico. Tu cuerpo tiene folículos capilares y glándulas sebáceas por todas las zonas posibles, inclusive en tus pezones, así que siempre existe la posibilidad de que crezcan pelos también ahí. De los aproximadamente 50 millones de folículos capilares que cubren tu cuerpo, sólo una quinta parte de estos están en el cuero cabelludo, lo que deja un rango muy amplio de probabilidades de que crezcan en cualquier otro lugar.

 

Lugares comunes

Además de los pezones, también podrás encontrar “pelillos” en los lóbulos de las orejas, en la barbilla, y en el ombligo, y otros sitios donde los pelos deciden crecer libremente. Cuando salen en los pezones, generalmente lo hacen en medio o justo alrededor de la aréola. También en las orejas podrás encontrar algún pelo suelto y solitario que pelea por acaparar la atención del bonito pendiente que llevas (tranquila, no estamos hablando que salga un matojo de pelos como el de un hombre mayor). En tu abdomen podrás encontrar pelos que salen aleatoriamente desde el ombligo hasta al pubis y también alrededor del ombligo. La, barbilla, por su parte es uno de los lugares más comunes para los pelillos más rezagados.

 

Por qué ocurre

Si te acabas de encontrar con un par de pelos, lo más probable es que tus nuevos amigos se deban a fluctuaciones hormonales como el embarazo o la menopausia. Ciertos medicamentos pueden también crecimiento del bello, como testosterona, danazol, esteroides anabólicos, glucocorticoides, etc. Si te encuentras con algo más de pelo extraño apareciendo, podrías sufrir hisutismo, alteración que provoca un crecimiento excesivo del vello corporal y que puede ser genética. También podría ser que tuvieras el Síndrome del Ovario Poliquístico, aunque es relativamente poco frecuente, afectando solo entre un 5 y un 10 por ciento de las mujeres a nivel mundial.

 

Cómo lidiar con ellos

Aunque es una buena noticia que la mayoría de estos pelitos no sean un problema de salud relevante, esto no significa que tengas que organizar un comité de bienvenida. Las pinzas son la opción más fácil y rápida para tenerlos bajo control mientras estés en casa (psss.. un consejo: depílate con pinzas después de la ducha para que los pelos sean más suaves y fáciles de sacar). El afeitado o depilación con cera pueden ser una mejor opción para zonas como el abdomen o la barbilla. Si estás buscando una solución más drástica y permanente, podrías plantearte la depilación con láser. Aunque no es definitiva, sí que representa una solución a largo plazo y hará que no tengas que estar tan a menudo con las pinzas.

Te recomendamos

Las jugadoras se proclamaron campeonas de la Copa Libertadores....

Perfúmate de la manera más eco...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

El espíritu de la maratón más internacional...