Descubre lo que haces mal con tu autobronceador

Prueba estos trucos infalibles y conseguirás ¡por fin! no acabar con más manchas que una cebra
Raquel Medina -
Descubre lo que haces mal con tu autobronceador
Descubre lo que haces mal con tu autobronceador

Los primeros días de buen tiempo plantean un gran desafío: salir a la calle más blanca que una sábana o afrontar el reto del autobronceador. La buena noticia es que tienen fórmulas que actúan mucho más rápidamente y que se extienden de manera cómoda y uniforme. Y, lo mejor de todo, se han librado prácticamente de ese olor tan delator.

Ponerse un autobronceador parece sencillo pero la cruda realidad es que lo más probable es que quede un tono desigual, con ronchas en los lugares más inesperados y que el efecto desaparezca en un momento. Si no quieres que te vuelva a ocurrir, esto es lo que NO debes hacer:

- Pasar de preparar la piel: La clave para conseguir un buen moreno sin sol comienza mucho antes de ponerte el autobronceador. En concreto, el día anterior, que es el momento en el que te tienes que exfoliar intensamente para eliminar las células muertas. Así conseguirás que la piel esté lisa y con unas células activas, sanas y preparadas para llenarse de color.

- Olvidar la hidratación: Si la piel no está bien nutrida, la crema autobronceadora se distribuirá mal y, lo que es peor, penetrará de forma irregular. A la vez, una buena hidratación, durante los siguientes días, es la clave de un tono duradero y homogéneo.

- Descuidar tobillos, codos y rodillas: Están sometidos a mucho movimiento y eso hace que se marquen líneas muy antiestéticas. Además, son zonas en las que el color tiende a subir más, lo que acentúa el problema. Para evitarlo basta con extender un toque extra de hidratante corporal justo antes de aplicar el autobronceador. Otra opción es pasar un algodón húmedo, sin apretar, para quitar el exceso de crema que hayamos puesto.

- Vestirte rápidamente: Estas fórmulas requieren su tiempo para actuar. Por eso, hay que esperar un mínimo de media hora antes de ponerse la ropa para evitar que la crema se vaya con el roce de la ropa.

- Utilizar las manos: Lo más eficaz es usar una manopla para el autobronceador corporal y una esponja de maquillaje en el caso de la cara. Así no sólo evitas el riesgo de mancharte las mano sino que distribuirás el producto con mucha más precisión.

- Olvidarte de lavarte las manos: Consecuencia: unas palmas más oscuras que el dorso y con todos pliegues de los dedos llenos de ronchas, como si hubieras estado jugando con barro. La solución: meterlas en agua con aceite de baño, y exfoliarlas con cuidado hasta que se vaya el color.

No te pierdas nuestra selección de autobronceadores. Son rápidos, duraderos, dejan un acabado uniforme y huelen genial ¡comprobado!



1. Self-Tannig Body, de Comodynes, es una manopla impregnada de autobronceador y enriquecida con eritrolusa, muy hidratante. 5,15 €

2. Gel con Color para Rostro y Escote, de Lierac, está enriquecido con extracto de frangipangi, con acción antiedad. 23 €

3. Autobronceador Exprés en Spray, de St. Tropez, el color empieza a “subir” en una hora y se seca muy rápidamente. c.p.v.

4. Autobronceadora Hidratante, de Avène, especialmente formulada para la piel sensible y reactiva. 15,80

5. pHenomenal, de Vita Liberata, un kit que reúne una espuma sin olor y una manopla para extenderla bien. 19,90 €

6. Addition Concentré Eclat Corps, de Clarins, se añaden entre 4 y 6 gotas a la hidratante corporal y la transforma en autobronceador. 39 €

7. Soins Soleil Fluido Autobronceador Facial, de Galénic, está enriquecido con “flor de los mil soles”, un potente antioxidante. 20,80 €

Te recomendamos

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

¡La confianza y seguridad nacen en tus pies!...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...

Descubre el primer yogur vegetal de almendra con sello vegano...