¿Cómo cambia tu cara a lo largo de los años?

Y por qué ocurre
Women's Health -
¿Cómo cambia tu cara a lo largo de los años?
¿Cómo cambia tu cara a lo largo de los años?

Sabes que, con cada cumpleaños, tu piel empieza a verse y sentirse diferente. Y no sólo es por las arrugas: la forma real de tu cara también cambia a medida que envejeces. Te vamos a mostrar qué le ocurre a tu rostro a los 20, los 30 y los 40 años. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LOS CHEQUEOS MÉDICOS QUE DEBES HACERTE A CADA EDAD. 

El colágeno mantiene tu piel flexible y le da un brillo saludable. Sin embargo, muchas mujeres experimentan acné. Incluso aunque no lo tuvieras en la adolescencia, pueden salirte frecuentemente granos en la parte inferior de la cara y en la línea de la mandíbula.

La grasa subcutánea –que tienes por debajo de la piel- se sitúa alrededor de tus mejillas de una forma firme. Pero… ¿se quedará ahí para siempre? Y ADEMÁS: 7 BATALLAS CONTRA EL ACNÉ

El mayor problema es el tono desigual de la piel, debido a vasos sanguíneos rotos y a manchas solares. Además aparecen las líneas entre los ojos y las temidas patas de gallo. Tus hábitos de vida comienzan a reflejarse en tu rostro: hiperpigmentación, como el melasma, esos parches marrones que aparecen en la mejilla, frente o el mentón debido a la exposición solar o por el cambio hormonal. NO TE PIERDAS: BORRA LAS MANCHAS SOLARES PARA SIEMPRE

Empezarás a notar la pérdida de volumen, principalmente en la parte inferior de la cara y el mentón, debido a la menor producción de colágeno y ácido hialurónico. Tu cara puede empezarse a ver más delgada y anguloso, lo que da un aspecto cansado y un poco avejentado.

Notarás que tu piel comienza a estar más seca y líneas de expresión y arrugas aparecen más pronunciadas.

Tu cara comienza a perder esa maravillosa grasa subcutánea que te daba tan buen aspecto a los veinte. Eso sí, no la perderá por igual en todas las áreas: aunque hay variaciones genéticas, en general, vamos perdiendo las “almohadillas” de grasa en la parte media de la cara, las sienes, la parte frontal y las ojeras. Luego, las siguientes zonas en “desinflarse” serán la de alrededor de la boca, el mentón y a lo largo de la mandíbula. Parece que tu piel se está cayendo, pero –en realidad- nuestras caras se están desinflando. Además, tu piel también pierde la capacidad de recuperarse tan rápido, por lo que –al perder volumen- hace que esta se combe. COMPLETA LA INFO: CUIDADOS PARA EVITAR EL DESCOLGAMIENTO DEL CUELLO

La punta de la nariz comienza a caer hacia abajo debido a la falta de soporte de los tejidos blandos y también por la retracción del labio superior hacia abajo. Además, la parte superior –la denominada zona del puente- se hunde, provocando alguna arruga horizontal. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ENTRENAMIENTO PARA CHICAS CON MÁS DE 40 AÑOS

 

Te recomendamos

La verdura desintoxicante para tomar en cualquier momento y lugar...

Que las agujetas no te paren...

Las nuevas Nike Air Zoom Pegasus 35 te descubren el Zen Running...

Descubre si tu crema solar aguanta tus entrenamientos...