¿Cómo cambia tu cara a lo largo de los años?

Y por qué ocurre
Women's Health -
¿Cómo cambia tu cara a lo largo de los años?
¿Cómo cambia tu cara a lo largo de los años?

Sabes que, con cada cumpleaños, tu piel empieza a verse y sentirse diferente. Y no sólo es por las arrugas: la forma real de tu cara también cambia a medida que envejeces. Te vamos a mostrar qué le ocurre a tu rostro a los 20, los 30 y los 40 años. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LOS CHEQUEOS MÉDICOS QUE DEBES HACERTE A CADA EDAD. 

El colágeno mantiene tu piel flexible y le da un brillo saludable. Sin embargo, muchas mujeres experimentan acné. Incluso aunque no lo tuvieras en la adolescencia, pueden salirte frecuentemente granos en la parte inferior de la cara y en la línea de la mandíbula.

La grasa subcutánea –que tienes por debajo de la piel- se sitúa alrededor de tus mejillas de una forma firme. Pero… ¿se quedará ahí para siempre? Y ADEMÁS: 7 BATALLAS CONTRA EL ACNÉ

El mayor problema es el tono desigual de la piel, debido a vasos sanguíneos rotos y a manchas solares. Además aparecen las líneas entre los ojos y las temidas patas de gallo. Tus hábitos de vida comienzan a reflejarse en tu rostro: hiperpigmentación, como el melasma, esos parches marrones que aparecen en la mejilla, frente o el mentón debido a la exposición solar o por el cambio hormonal. NO TE PIERDAS: BORRA LAS MANCHAS SOLARES PARA SIEMPRE

Empezarás a notar la pérdida de volumen, principalmente en la parte inferior de la cara y el mentón, debido a la menor producción de colágeno y ácido hialurónico. Tu cara puede empezarse a ver más delgada y anguloso, lo que da un aspecto cansado y un poco avejentado.

Notarás que tu piel comienza a estar más seca y líneas de expresión y arrugas aparecen más pronunciadas.

Tu cara comienza a perder esa maravillosa grasa subcutánea que te daba tan buen aspecto a los veinte. Eso sí, no la perderá por igual en todas las áreas: aunque hay variaciones genéticas, en general, vamos perdiendo las “almohadillas” de grasa en la parte media de la cara, las sienes, la parte frontal y las ojeras. Luego, las siguientes zonas en “desinflarse” serán la de alrededor de la boca, el mentón y a lo largo de la mandíbula. Parece que tu piel se está cayendo, pero –en realidad- nuestras caras se están desinflando. Además, tu piel también pierde la capacidad de recuperarse tan rápido, por lo que –al perder volumen- hace que esta se combe. COMPLETA LA INFO: CUIDADOS PARA EVITAR EL DESCOLGAMIENTO DEL CUELLO

La punta de la nariz comienza a caer hacia abajo debido a la falta de soporte de los tejidos blandos y también por la retracción del labio superior hacia abajo. Además, la parte superior –la denominada zona del puente- se hunde, provocando alguna arruga horizontal. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ENTRENAMIENTO PARA CHICAS CON MÁS DE 40 AÑOS

 

Te recomendamos

Mi Empresa Es Saludable presenta la publicación que resume los planes saludables gala...

Perfúmate de la manera más eco...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...