5 problemas de pies habituales y cómo solucionarlos

¡Deja de esconderlos y luce unos pies de anuncio!
S. FARRELL -
5 problemas de pies habituales y cómo solucionarlos
5 problemas de pies habituales y cómo solucionarlos

Empieza la temporada de las sandalias y el pánico se apodera de ti… Las botas, las zapatillas de running y los meses de frío han hecho estragos en tus pies ¿Aún no están preparados para lucir al sol? ¡No te preocupes!
Te traemos los mejores tips para que consigas librarte de los problemas más comunes de cara al buen tiempo, ¡así podrás lucir unos pies perfectos!

Uñas encarnadas:
Seguro que te habrá pasado alguna vez: La uña no crece bien, y se clava en la piel del pie ¡Qué dolor! Esto puede ocurrir, principalmente, cuando se deja crecer demasiado las uñas, cuando has hecho una carrera de larga distancia y las zapatillas de running te van un poco justas, o cuando se llevan zapatos demasiado estrechos que no dejan a las uñas seguir su curso de crecimiento normal.
Lo mejor que se puede hacer en estos casos es acudir al podólogo, ya que si intentas solucionarlo tu sola te puedes hacer una herida que se podría llegar a infectar ¡Mejor no arriesgarse!

Hongos:

¡Uno de los problemas más frecuentes! Los hongos en las uñas de los pies son la peor pesadilla de muchas. Este mal busca espacios húmedos, y poco ventilados ¿qué mejor lugar que los pies? Además, los hongos también pueden aparecer por golpes o roturas en las uñas. ¡Presta mucha atención si ves que una uña se te está poniendo amarilla, abultada o quebradiza!
Los casos menos graves se pueden tratar por la vía tópica con antisépticos, pero si la cosa no mejora, acude a tu especialista, la mejor solución será curarlo con medicación oral.

Uñas gruesas:

Este es uno de los daños colaterales más frecuentes de los hongos, aunque también pueden producirse por lesiones en las uñas. ¿A qué runner no le ha pasado alguna vez? Pero tranquila, en este caso, el grosor de la uña volverá a ser normal cuando se haya recuperado por completo del daño.

Morados:

Los golpes repetidos en esta zona pueden acabar creando morados en las uñas que son difíciles de hacer desaparecer. Una mala técnica de running, por ejemplo, hará que golpees siempre una misma parte de tu pie. En este caso no existe ningún tratamiento, sólo esperar a que la uña crezca con normalidad ¡No intentes arrancarla si sigue bien sujeta! Si por lo contrario no creciera, acude a tu podólogo para que la retire.

Uñas quebradizas:

Después de meses sin casi ver la luz solar es muy normal que las uñas de tus pies se hayan debilitado y se rompan con más facilidad. Lo que necesitas es rehidratarlas en profundidad para que vuelvan a su estado natural.

Un tip: Hunde tus pies en líquido antibacterial (así prevendrás los hongos), luego aplica crema hidratante en los pies, endurecedor en las uñas y retira las cutículas. ¡Así conseguirás unos pies perfectos en 5 minutos!

Te recomendamos

La empresa británica sustituye a Movistar, promete precios asequibles y también emiti...

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...