5 problemas beauty que provoca el ejercicio (y los remedios)

Hemos pedido ayuda a los expertos para poder solucionarlos
Raquel Medina / Foto: Tom Schirmacher -
5 problemas beauty que provoca el ejercicio (y los remedios)
5 problemas beauty que provoca el ejercicio (y los remedios)

¡Emergenciaaaaa....! Sí, cada vez estás más saludable, pero ¿dónde quedó tu encanto natural? Hemos identificado cinco de los problemas beauty que provoca el ejercicio y hemos pedido ayuda a los expertos para poder solucionarlos. ¡Aún estás a tiempo!

1.Arrugas de esfuerzo.

El problema: te quedan tres abdominales más para conseguir el cuerpo de una animadora. Pero también te falta solo un ejercicio con mancuerna más para tener la cara de una estibadora. “El ejercicio físico por sí mismo es una fuente de radicales libres de forma natural, que actúan sobre las células oxidándolas y degradándolas. Por eso los deportistas de élite envejecen más rápido”, dice Inmaculada Canterla, directora de Cosmeceutical Center.

La solución: hay análisis que miden la concentración de agentes oxidantes en el organismo, aunque son muy caros. Otra opción, que resulta muy eficiente, según la Dra. Canterla, “es realizar un balance dinámico entre los antioxidantes y los prooxidantes para saber en qué nivel te encuentras”. Termina el día con un serum rico en antioxidantes, como ‘Resveratrol BE’, de Skinceuticals (130 €), que aniquila los radicales libres mientras duermes.

2. Acné al acecho.

El problema: hay una línea muy fina entre una piel radiante y una cara como una pizza. ¡Evítalo! “Hay que tener una rutina de belleza especial antes y después de practicar ejercicio, ya que para expulsar el sudor los poros se abren, facilitando la entrada de impurezas en la piel”, explica la Dra. Natalia Ribé. Además, añade, “hay que deshacerse de contaminantes, como el polvo, y otros agentes externos, como el maquillaje, porque obstruyen la piel”.

La solución: lávate bien la cara, antes y después de cada sesión, con un bálsamo suave, como ‘Cleanser’, de Eve (51,50 €), para eliminar restos de sudor. Y date un masaje detrás de los lóbulos de las orejas y en el cuello, un sencillo gesto que ayuda a liberar toxinas.

3. Alerta roja.

El problema: combinar gimnasio y spa es una bomba de relojería para rojeces, sarpullidos, rosácea… “Estos problemas pueden ir a más porque al practicar ejercicio, especialmente si es cardiovascular, se activa el sistema sanguíneo y, como consecuencia, se alteran las afecciones cutáneas”, explica Almudena Perera, directora de Beauty Room Serrano. El problema se acrecienta si la actividad física se realiza en espacios cerrados y, por supuesto, si hace demasiado calor o hay un exceso de humedad en el ambiente.

La solución: lávate la cara antes y después de hacer ejercicio con un limpiador suave y calmante, como el agua micelar ‘Pureté’, de Plante System, con agua de albaricoque y aceite de macadamia (21,90 €). Luego, aplícate una hidratante ligera específica para neutralizar el enrojecimiento, como ‘Rosaliac UV’, de La Roche Posay (22 €).

 

4. Pecho caído.

El problema: llevas ocho semanas con un programa intensivo de ejercicio y los kilos se van evaporando. Perfecto... pero el pecho también empieza a colgar. “Al perder peso, la cantidad de grasa disminuye y el volumen que ocupa también, lo que afecta a la forma de las zonas donde estaba acumulada. Aunque los efectos son diferentes en cada mujer, adelgazar siempre produce cambios de tamaño y turgencia en la mama, que pierde volumen y se cae”, apunta la Dra. Marina García Moya, directora del departamento de Cirugía Estética y Reparadora del Instituto Javier de Benito.

La solución: “Usa un buen sujetador deportivo”, aconseja. Así evitarás que el pecho se mueva y se altere su estructura. Masajéate tras la ducha con ‘Soin Raffermissant Corps et Buste’, de Orlane (69 €), para favorecer la elasticidad de la piel y evitar las estrías.

 

5. Pelo quebradizo.

El problema: tu cuerpo no es el único que adelgaza. “Nuestro cabello se compone de agua, lípidos y proteínas y crece continuamente, por lo que la alimentación le afecta. Si realizamos una dieta no controlada y en poco tiempo, unida a un ejercicio físico intenso, se puede resentir su salud”, explica el Dr. Carlos Velasco de Aliaga, director médico de Svenson. “Por ejemplo, el déficit de ácidos Omega 3 hace que el pelo se vuela opaco y menos dócil, y la falta de potasio provoca su caída”, añade.

La solución: “Puede ser recomendable un suplemento vitamínico. Y tener buenos hábitos, como no cepillarlo enérgicamente, y menos si está mojado. Por otra parte, la coleta que te pones para hacer ejercicio no debe estar tirante. Al lavarlo usa la yema de los dedos, no las uñas”. Productos como el ‘Serum Fortificante Anticaída’, de Klorane (42,50 €), frenan la caída gracias a los extractos de quinina y cafeína. “Si practicas deportes acuáticos, mójate el pelo antes, para que absorba menos agua clorada, aplica un aceite y ponte un gorro de silicona”, termina.

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...