Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

¿Por qué nos besamos para celebrar el Año Nuevo?

Estos romanos y sus orgías…
Publicado por Women's Health
Votar
0 votos
¿Por qué nos besamos para celebrar el Año Nuevo?
¿Por qué nos besamos para celebrar el Año Nuevo?

Tal vez te has encontrado con un desagradable desconocido rondando cerca de ti en una fiesta de Año Nuevo, acercándose a medida que el reloj baja. Quizás has tenido que ver cómo cae la bola mientras tienes en frente un pretendido no deseado… ¿Por qué esa manía de besarse sea con quien sea cuando suenan las campanadas?

Hay varias culturas antiguas a las que agradecer esta tradición: los romanos, por ejemplo, festejaban el solsticio de invierno con las Saturnales, una maratón de alcohol, fiestas fastuosas y sexo en grupo… otros creen que la tradición del beso de Nochevieja se debe a una versión más casera de este libidinoso festival.

También hay una vieja superstición que sostiene que, según comienzas el año nuevo, así serán los restantes 364 días. Por eso, en la tradición inglesa y germánica se besaba a la persona querida, asegurando la relación para todo el año. Si no lo hacías, podía arruinarse “lo vuestro” debido a una asociación cósmica… ¡demasiado!

En Europa, los bailes de máscaras fueron imponiéndose en las celebraciones populares de fin de año. Representaban los espíritus malignos y, para ahuyentarlos, cómo no, debían besar a la primera persona con la que se cruzaban.

En la tradición inglesa existe el “saining”: proteger a la persona que amas besándola y los vikingos también tenían fiestas donde los besos de medianoche eran obligatorios. (Al fin y al cabo siempre nos hemos creído que un beso era capaz de despertar a la Bella Durmiente, ¿no?) Siglos de presión “besucona” acumulada nos llevan a aplastar año tras año nuestros rostros al inicio de la medianoche de cada 1 de enero. Menos mal que ya hemos avanzado y no hay que besar a nadie sin su consentimiento (recuerda que es delito sea la fecha que sea).

Recuerda: besa solo a aquellos que quieran ser besados… al fin y al cabo una mala conducta sexual es el peor de los demonios que andan sueltos esa noche.

Te recomendamos

Consigue tu look perfecto para estas fiestas

Transformamos a una chica WH con Braun....

Recupera y rehidrata tras el ejercicio

Propiedades nutricionales de San Miguel 0,0 Isotónica para hidratar y recuperar tras ...

Reinicia tu concepto de ir al gimnasio

Sólo en las Boutiques de Reebok Sports Club....

Una cena en casa también puede ser gourmet

Una buena materia prima es sinónimo de éxito....

La revolución post deporte

San Miguel 0,0 Isotónica revoluciona una de las asignaturas pendientes de las deporti...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.