Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Seis formas divertidas de ponerte en forma en un crucero

Yoga, bicicleta estática, patinaje sobre hielo, o surf. Todos esto y mucho más para que te mantengas en forma mientras navegas
Sylvia Martí , 20-01-2014
Seis formas divertidas de ponerte en forma en un crucero

¿Tienes planes para ir de crucero este año? Algunas de estas auténticas ciudades flotantes te lo ponen muy fácil para descubrir las últimas tendencias para hacer ejercicio… y encima con vistas al mar. El Oasis of the Seas, de Royal Caribbean, es el crucero más grande del mundo y llegará a Barcelona en septiembre para navegar por el Mediterráneo (ahora está por el Caribe). Viene cargado con las últimas técnicas en fitness y con propuestas novedosas para hacer ejercicio con un plus de diversión. Entre jacuzzis colgantes, hamacas, discos y cócteles, se puede sudar de lo lindo. Lo mejor es que hay tiempo para todo. Sus expertos entrenadores personales nos dan las pautas para volver de un crucero sin un kilo de más, en plena forma, y con bastantes neuras menos. A continuación te doy 6 ideas para que te mantengas en forma a bordo de un crucero:

Yoga en proa

1. Yoga en la terraza de proa
Son las 8 de la mañana, el sol calienta y sopla el viento. La cita es en el helipuerto y Mladja Ninkovik, que hoy dirige la clase, extiende la esterilla. Somos unos 15 y estamos, de verdad, saludando al sol. Entre asana y asana, no hay quién se acuerde del último marrón en la oficina. Aquí de lo que se trata es de mantener el equilibro con el ligero balanceo del barco, ganar felxibilidad y tonificar el cuerpo. Cuando acabemos ¡a desayunar!. En un crucero la oferta es infinita pero, en cada buffet o mesa, tienes alternativas saludables y alertas en los alimentos más calóricos. Ayer fuimos a un seminario de alimentos ácidos y alcalinos y Shannon, la nutricionista, nos dio una lista muy útil. “Cada persona es un mundo pero, en general, la dieta ideal ha de incluir un 75% de alimentos alcalinos y un 25 de ácidos.  Entre los primeros frutas, verduras, proteínas, tés, especias y aderezos como la mostaza, la canela o el curry; entre los segundos aceites, pasta, legumbres, frutos como los plátanos, las pasa o los higos, proteínas animales…. Yo me he hecho adicta de los bagels personalizados del área de Central Park, el pulmón verde del barco. Siempre les pongo rúcula.

►Alternativa en tierra: Hay numerosos hoteles,  gimnasios y distintas asociaciones que organizan clases y citas de yoga al aire libre, sobre todo en parques y playas, en cualquier rincón de España.

Yoga en proa

2.  Hacer flowrider como una experta
Se trata de un simulador de surf con una ola constante sobre una superficie de lona flexible que no se rompe y permite deslizarse por ella como si estuvieras haciendo skateboard sobre el agua. Ana Ribeiro, supervisora deportiva del Oasis of the Seas, nos explica cómo hacerlo bien a la primera (o casi). Hay dos opciones, el Boggie Board (surfeas de rodillas) y el Flowrider (de pie). “El primero es más fácil, nos dice Ana, el truco está en coger la tabla por la mitad, hincar en ella los codos y poner la cara hacia arriba para ver qué estás haciendo. Para ponerte de rodillas los codos han de estar en la tabla; después separas las rodillas y subes con la espalda recta. Los pies se han de mantener en el agua porque hacen la función del timón”, explica. En el Flow mucha parte del secreto del éxito depende de la posición y el reparto del peso. “Hay que cargar el peso en la pierna de atrás, doblar las rodillas y alinear las caderas con la pierna derecha”, comenta Ana.  Si lo hace ella, parece sencillo. Pero no. “Los brazos han de estar abiertos y en paralelo con la tabla y has de mantener la tabla en paralelo a la corriente”, indica. Nos caemos otra vez. ¿Qué hemos hecho mal Ana? “Para ir hacia delante el peso ha de estar en los dedos y, para atras, en los talones. El error más común, sobre todo si has hecho snowboard, es cargar el peso hacia adelante, lo que te hace caer enseguida”. Es divertido. Muy divertido. La gente que está mirando también se lo pasa bien. Sobre todo cuando se comete otro de los errores más típicos. “Siempre hay que venir con camiseta porque la corriente va a unos 70 kilómetros por hora y es muy fácil perder el bikini”, avisa la instructora.

►Alternativa en tierra. El flowrider ya ha llegado a España. Puedes practicarlo en el Sol Wave Hotel de Magaluf (Mallorca) y en Puerto Venecia (Zaragoza). Repetirás.

Bici

3. ¿Qué es eso del Flywheel?
El Oasis of the seas tiene la pista de jogging más larga del mundo pero ¿cómo resistirse cuando en el bien equipado gym se ofrecen clases de una nueva disciplina que promete quemar calorías más rápido?  Entro y me entero que de el Flywheel es lo último en Nueva York y se extiende rápidamente por el resto de Estados Unidos y ya ha puesto los pies (perdón, debería decir bicis, en la torre Burj Khalifa de Dubai. Consiste en 45 minutos de ciclismo indoor a toda pastilla. Aunque no te muevas del sitio harás subidas, bajadas, sprints… Juro que la chica de al lado se las apañó para ejercitar además los brazos con unas pesas ligeras en forma de barra. La bici, exclusiva y chivata, lo cuenta todo. La intensidad es alta: me dejé 600 calorías en la sesión pero se pueden quemar hasta 750. Ah, y un 10 a la playlist del Dj. Se recomiendan tres clases por semana.
Mientras llega a España, abre boca aquí.

►Alternativa en tierra. Coge la bici o los patines, que vuelven a estar muy de moda. No pares.

¿Tienes planes para ir de crucero este año? Algunas de estas auténticas ciudades flotantes te lo ponen muy fácil para descubrir las últimas tendencias para hacer ejercicio… y encima con vistas al mar. El Oasis of the Seas, de Royal Caribbean, es el crucero más grande del mundo y llegará a Barcelona en septiembre para navegar por el Mediterráneo (ahora está por el Caribe). Viene cargado con las últimas técnicas en fitness y con propuestas novedosas para hacer ejercicio con un plus de diversión. Entre jacuzzis colgantes, hamacas, discos y cócteles, se puede sudar de lo lindo. Lo mejor es que hay tiempo para todo. Sus expertos entrenadores personales nos dan las pautas para volver de un crucero sin un kilo de más, en plena forma, y con bastantes neuras menos. A continuación te doy 6 ideas para que te mantengas en forma a bordo de un crucero:

Yoga en proa

1. Yoga en la terraza de proa
Son las 8 de la mañana, el sol calienta y sopla el viento. La cita es en el helipuerto y Mladja Ninkovik, que hoy dirige la clase, extiende la esterilla. Somos unos 15 y estamos, de verdad, saludando al sol. Entre asana y asana, no hay quién se acuerde del último marrón en la oficina. Aquí de lo que se trata es de mantener el equilibro con el ligero balanceo del barco, ganar felxibilidad y tonificar el cuerpo. Cuando acabemos ¡a desayunar!. En un crucero la oferta es infinita pero, en cada buffet o mesa, tienes alternativas saludables y alertas en los alimentos más calóricos. Ayer fuimos a un seminario de alimentos ácidos y alcalinos y Shannon, la nutricionista, nos dio una lista muy útil. “Cada persona es un mundo pero, en general, la dieta ideal ha de incluir un 75% de alimentos alcalinos y un 25 de ácidos.  Entre los primeros frutas, verduras, proteínas, tés, especias y aderezos como la mostaza, la canela o el curry; entre los segundos aceites, pasta, legumbres, frutos como los plátanos, las pasa o los higos, proteínas animales…. Yo me he hecho adicta de los bagels personalizados del área de Central Park, el pulmón verde del barco. Siempre les pongo rúcula.

►Alternativa en tierra: Hay numerosos hoteles,  gimnasios y distintas asociaciones que organizan clases y citas de yoga al aire libre, sobre todo en parques y playas, en cualquier rincón de España.

Yoga en proa

2.  Hacer flowrider como una experta
Se trata de un simulador de surf con una ola constante sobre una superficie de lona flexible que no se rompe y permite deslizarse por ella como si estuvieras haciendo skateboard sobre el agua. Ana Ribeiro, supervisora deportiva del Oasis of the Seas, nos explica cómo hacerlo bien a la primera (o casi). Hay dos opciones, el Boggie Board (surfeas de rodillas) y el Flowrider (de pie). “El primero es más fácil, nos dice Ana, el truco está en coger la tabla por la mitad, hincar en ella los codos y poner la cara hacia arriba para ver qué estás haciendo. Para ponerte de rodillas los codos han de estar en la tabla; después separas las rodillas y subes con la espalda recta. Los pies se han de mantener en el agua porque hacen la función del timón”, explica. En el Flow mucha parte del secreto del éxito depende de la posición y el reparto del peso. “Hay que cargar el peso en la pierna de atrás, doblar las rodillas y alinear las caderas con la pierna derecha”, comenta Ana.  Si lo hace ella, parece sencillo. Pero no. “Los brazos han de estar abiertos y en paralelo con la tabla y has de mantener la tabla en paralelo a la corriente”, indica. Nos caemos otra vez. ¿Qué hemos hecho mal Ana? “Para ir hacia delante el peso ha de estar en los dedos y, para atras, en los talones. El error más común, sobre todo si has hecho snowboard, es cargar el peso hacia adelante, lo que te hace caer enseguida”. Es divertido. Muy divertido. La gente que está mirando también se lo pasa bien. Sobre todo cuando se comete otro de los errores más típicos. “Siempre hay que venir con camiseta porque la corriente va a unos 70 kilómetros por hora y es muy fácil perder el bikini”, avisa la instructora.

►Alternativa en tierra. El flowrider ya ha llegado a España. Puedes practicarlo en el Sol Wave Hotel de Magaluf (Mallorca) y en Puerto Venecia (Zaragoza). Repetirás.

Bici

3. ¿Qué es eso del Flywheel?
El Oasis of the seas tiene la pista de jogging más larga del mundo pero ¿cómo resistirse cuando en el bien equipado gym se ofrecen clases de una nueva disciplina que promete quemar calorías más rápido?  Entro y me entero que de el Flywheel es lo último en Nueva York y se extiende rápidamente por el resto de Estados Unidos y ya ha puesto los pies (perdón, debería decir bicis, en la torre Burj Khalifa de Dubai. Consiste en 45 minutos de ciclismo indoor a toda pastilla. Aunque no te muevas del sitio harás subidas, bajadas, sprints… Juro que la chica de al lado se las apañó para ejercitar además los brazos con unas pesas ligeras en forma de barra. La bici, exclusiva y chivata, lo cuenta todo. La intensidad es alta: me dejé 600 calorías en la sesión pero se pueden quemar hasta 750. Ah, y un 10 a la playlist del Dj. Se recomiendan tres clases por semana.
Mientras llega a España, abre boca aquí.

►Alternativa en tierra. Coge la bici o los patines, que vuelven a estar muy de moda. No pares.


Yoga en proa

4. Patinaje sobre hielo
¿En un barco y navegando por el Caribe? Sí, se puede. Aquí no hay clases y todo es muy relajado y tranquilo. La iluminación favorece y la música invita a ir rapidito. Da tiempo a pensar en lo bien que tenías el culo y las piernas cuando salías a patinar en la versión asfalto dos veces por semana y a comprender porqué todo el mundo dice que los paseos urbanos con patines volverán a ponerse de moda (cada vez se reivindican más). Hay vida más allá del running.

► Alternativa en tierra. Muchas ciudades de España, e incluso algunos centros comerciales puntualmente, tienen pista de hielo. Aprender a deslizarte con elegancia (hay que llevar guantes y queda bien atinar con gorro).

Yoga en proa
5. Bicicleta elíptica con vistas

¿Media horita libre? Pásate por el gimnasio. A las seis de la mañana ya está a pleno rendimiento y siempre hay un hueco para que los entrenadores personales te hagan un plan a medida. Hay de todo, Technogym, Gravity, Pilates, cintas de correr… A mi no había quién me apeara de la elíptica, todo un descargo para la conciencia cuando acabas probando tres postres. Mi favorita, además de tele, música y todo lo demás, tenía unas vistas al mar en directo que te hacían volar (las agujetas, como sabéis, vienen luego). Por cierto no está de más recordar que algunas de las máquinas que hay ahora en los gimnasios son de lo más sofisticadas. Antes de utilizar una nueva asesórate siempre para hacerlo correctamente. Y controla el peso, puede que el anterior usuario pueda con todo pero tú no.

► Alternativa en tierra
: No saltarte las clases del gimnasio que pagas religiosamente y sacar partido a toda su equipación y a sus monitores.

Yoga en proa

6. Un, dos, tres, tirolina
Es un clásico de los bosques verticales pero tirarte desde una altura de nueve pisos sobre las cabecitas de los otros pasajeros tiene su qué. El manual del experto crucerista tiene un apartado en el que dice que hay que probarlo todo al menos una vez. Repetimos y, de propina, nos fuimos al rocódromo a escalar un rato la pared (bien sujetas y con casco). ¡Aquí todo queda cerca y puedes cambiar de chip en un segundo!.

►Alternativa en tierra: apuntarte a un fin de semana de aventura profesional y bien organizado que incluya actividades divertidas y variadas. Los bosques verticales –consulta el que tienes más cerca­– son una buena manera de pasar un fin de semana con los amigos y en las pistas de esquí organizan por estas fechas planes de los más apetecibles. El que más nos gusta: el esquí nocturno iluminado con antorchas.

UN PAR DE INDULGENCIAS
Yoga en proa
1. ¿Qué más se puede aprender durante un crucero por el Caribe? A decorar cupcakes. Será tendencia, te avisamos. ¿O es que vas a conformarte con las madalenas?. En una horita podrás hacer figuritas graciosas, aunque no seas precisamente una fan de las manualidades. Un monito, un pollito, un… ¿gremlin?

2. Hay jacuzzis y nuestro favorito cuelga literalmente sobre el Caribe. Después de hacer tanto ejercicio –y antes de la cena­– se impone practicar el levantamiento de copa (el lavaflow se convirtió en el cóctel favorito) viendo una puesta de sol de esas que no necesitan filtros.


Next

Te recomendamos

4 razones que ya no te servirán de excusa para dejar de entrenar

La regla ya no es excusa para no entrenar...

Hidrata y recupera después de entrenar

Entrenar en verano con el calor exige una rápida y eficaz hidratación después del eje...

Tres deportes, una prenda

Corre, conquista el gym y relájate con lo último de Reebok, ¡así son las mallas crea...

Descansar bien: el entrenamiento total

Si eres deportista, no vale dormir: consigue un sueño reparador...

La ola del cambio

¿Existe alguna diferencia entre el surf masculino o femenino para que haya existido e...

Las mejores zapatillas para volver al cole

Consigue que los más pequeños de la casa pisen con fuerza en el nuevo curso con las z...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.