Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Cómo hacer la maleta perfecta

Márcate un Konmari
Publicado por Patricia Cantalejo
Votar
0 votos
Cómo hacer la maleta perfecta
Cómo hacer la maleta perfecta

Marie Kondo es la gurú del orden, con varios bestsellers sobre cómo colocar cada milímetro de tu casa. La revista Time la incluyó en 2015 dentro del prestigioso ranking de las 100 personas más influyentes del mundo. Tiene una legión de seguidoras, es una auténtica religión: el Konmari. Y no nos extraña. Sus trucos para ordenar la ropa son muy eficaces y también los puedes desplazar a tu maleta.

Toma nota porque esta vez conseguirás viajar sin alquilar los servicios de un sherpa y, cuando llegues a tu destino, todo estará ordenado.

Regla número 1: los zapatos, lo primero

Lo primero que debes colocar en tu maleta son los zapatos. Separa cada par en bolsistas individuales, encarados uno frente a otro. Puedes aprovechar su interior para colocar medias. Como es lo que más pesa, debes situarlos en la base de la maleta.

Regla número 2: no dobles, enrolla

Tienes que hacer pequeños paquetitos con la ropa y colocarla de manera vertical. Así, podrás coger lo que quieras sin deshacer la maleta. (No te pierdas el vídeo al final del artículo, te quedará más claro). Lo que sea más propenso a arrugarse tiene que ir en la parte superior de la maleta para que nada la aplaste. También es recomendable que sitúes la ropa por categorías: para entrenar, para salir, para la playa… es como tener tu propio vestidor sobre ruedas.

Si no vas a llevar portatrajes y quieres asegurarte que la ropa no se arrugue, colócala en una funda de plástico fino o de papel. Recuerda: las prendas que no se tocan entre sí no se arrugan.

Regla número 3: viva el neceser

Los objetos de cuidado personal en su propio neceser. Agrupa por necesidades de uso. También debes llevar en bolsitas la ropa interior, los complementos, la joyería, los cargadores y otros pequeños gadgets. Olvídate de llevar los objetos sueltos.

A la hora de llenar los frascos, recuerda que –si viajas en avión- el máximo es de 100 mililitros. Da igual que esté a la mitad. No te dejarán llevar más cantidad. Aprovecha y llévalo ya todo en un neceser de plástico transparente.

Regla número 4: adiós a los porsiacasos

Marie Kondo aconseja dividir lo imprescindible de lo que no lo es. Del segundo grupo, solo llévate aquello que te haga feliz. El resto no lo ibas a usar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR CÓMO HACER EL PERFECTO BOTIQUÍN DE VIAJE

Cómo doblar la ropa con el método Konmari

Te recomendamos

New Balance Fit Night Out by Women’s Health llega a Málaga

La gran noche del fitness tiene nuevo destino...

Lo que no sabes de las dietas detox

Son rápidas, supuestamente efectivas… y potencialmente peligrosas. ¿Sabes lo que le p...

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando dejas de hacer ejercicio?

¿Has dejado de ir al gimnasio? ¿Hace un mes que colgaste las zapatillas de running? P...

20 trucos capilares para chicas deportistas

Dos gurús te harán ganarle la batalla a tus bad hair days incluso en tus sesiones de ...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.