Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Intenté tener sexo dos veces al día y esto fue lo que ocurrió

Spoiler: lo conseguí, pero...
Ronnie Koenig , 30-10-2017

El desafío sexual

El desafío sexual

Soy una madre de tres hijos divorciada con 43 años y finalmente he conseguido llegar a un punto en mi vida en el que realmente disfruto con el sexo, incluso si hace mucho tiempo que no lo practico. Un amigo me lanzó el reto: ¿serías capaz de tener sexo dos veces al día durante una semana? Me sentí muy intrigada.

La única vez que recuerdo a ver tenido relaciones sexuales más de una vez al día fue cuando trataba de quedarme embarazada, pero –seamos sinceros- el sexo era realmente un medio para obtener un fin.

Mi novio –llamémosle Mario- y yo generalmente tenemos relaciones sexuales tres o cuatro veces a la semana. El cambio iba a ser muy significativo. Decidí no contarle nada sobre mi reto: simplemente lo haría. Y esto es lo que ocurrió.

 

El desafío sexual

Soy una madre de tres hijos divorciada con 43 años y finalmente he conseguido llegar a un punto en mi vida en el que realmente disfruto con el sexo, incluso si hace mucho tiempo que no lo practico. Un amigo me lanzó el reto: ¿serías capaz de tener sexo dos veces al día durante una semana? Me sentí muy intrigada.

La única vez que recuerdo a ver tenido relaciones sexuales más de una vez al día fue cuando trataba de quedarme embarazada, pero –seamos sinceros- el sexo era realmente un medio para obtener un fin.

Mi novio –llamémosle Mario- y yo generalmente tenemos relaciones sexuales tres o cuatro veces a la semana. El cambio iba a ser muy significativo. Decidí no contarle nada sobre mi reto: simplemente lo haría. Y esto es lo que ocurrió.

 


Lunes

LUNES: Mis hijos estaban con mi ex y Mario se había quedado a pasar la noche. Ambos nos preparamos para el trabajo al mismo tiempo, por lo que decidí sorprenderlo en la ducha. Nunca lo había hecho antes ahí y siempre quise probarlo. Es un terreno resbaladizo y resulta muy difícil de maniobrar (¡siempre parece tan fácil en las películas!). De todas formas, fue una excelente forma de comenzar el día. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LOS MEJORES LUGARES PARA UN REVOLCÓN

Esa noche, Mario y yo teníamos planeado ir a ver una obra de teatro. Y aproveché la oscuridad: durante el segundo acto, pasé mi mano por su bragueta. No puedo creer que esté confesando esto, pero nos escapamos los dos al baño y lo hicimos. Era otra “primera vez” para mi y resultó un poco aterradora. Estaba todo el tiempo rezando para que no nos pillaran. Terminamos rápido y volvimos a los asientos sin ser vistos. Por suerte, a nadie le gusta ir al baño en medio de un espectáculo.


Martes

Martes: Me desperté sola y, para ser sincera, después del día anterior, no me apetecía nada tener sexo. Intenté masturbarme, pero mi vagina estaba muy dolorida. NO TE PIERDAS CUANDO EL SEXO NO ES UN PLACER

Mario vino a cenar y vimos una película. Una cosa llevó a la otra y terminamos teniendo relaciones sexuales en la habitación. Usamos mucho lubricante y, gracias a eso, no tuve demasiado dolor.


Miércoles

Miércoles: Decidí despertar a Mario de una manera especial. Despertar a un hombre practicándole sexo oral no es exactamente algo que haga todos los días, pero estaba disfrutando de esta nueva yo más espontánea. TIPS PARA QUE TU CHICO LLEGUE AL ORGASMO CUANDO LE PRACTICAS SEXO ORAL. 

Mario se iba de viaje de trabajo y regresaban mis hijos a casa. No estaba segura de cómo podría tener mi segunda sesión sexual diaria. Eso sí, luego recordé que teníamos un hueco libre por la tarde. Mario estaba un poco sorprendido de que quisiera sexo una vez más, pero accedió. Por la tarde, empecé a preocuparme de que no le dejara “ser el hombre” y tomar la iniciativa sexual. No quería que sintiera que no podía “seguirme”, ya que sé que a él le gusta ser el que empieza.


Jueves

Jueves: Aproveché que los niños estaban en la escuela, para tener una pequeña sesión sexual con mi vibrador. No hace falta mucho tiempo para conseguir un orgasmo: es fácil y divertido. Estaba empezando a admitir que tener relaciones sexuales me hacía desear tener más sexo. Estaba deseando ver a Mario en persona.  NO TE PIERDAS 5 COSAS QUE DEBES SABER ANTES DE COMPRARTE UN VIBRADOR

Intenté llamar a Mario para tener sexo telefónico por la noche, pero él estaba cenando y no contestó. Pensé en intentar masturbarme de nuevo, pero estaba muy cansada. Conseguir el reto de tener sexo dos veces al día no fue fácil, pero lo hice.


Viernes

Viernes: Mario me sorprendió apareciendo directamente en mi oficina después de su vuelo. Me confesó que nuestra pequeña “conferencia telefónica” le hizo pensar en mí y deseaba verme de inmediato. Cerré la puerta de mi despacho y dejé que me reclinara sobre el escritorio. Como mi oficina está al final del pasillo y mis compañeros estaban fuera almorzando, no había riesgo de que nos descubrieran y fuimos muy sigilosos. ¡¡¡¡Y fue el mejor descanso de mediodía que he tenido nunca!!! Otra vez era la “primera vez” que hacía algo. Y ADEMÁS: 9 FORMAS SANAS DE MANTENER EL MISTERIO EN TU RELACIÓN

Por la noche, le envié un SMS a Mario diciéndole que quería verle y él me preguntó que qué pasaba. Le terminé confesando mi desafío sexual y a él le gustó la idea. Eso explicaba que hubiera estado tan “juguetona” últimamente. Vino a casa y tuvimos una sesión de sexo tranquilo, que no terminó en orgasmo para mí (lo cual es bastante típico). Creo que la combinación de que los niños estén en casa y encontrarme cansada me lo impidió. Además, estaba empezando a sentir que tanta cantidad estaba pasando factura a la calidad de mis encuentros sexuales.


Sábado

Sábado: Los dos estábamos bastante cansados, pero Mario quería hacer su parte y ayudarme a conseguir mi reto sexual. Tuvimos un encuentro telefónico. DESCUBRE CUÁL ES EL MEJOR MOMENTO DEL DÍA PARA MASTURBARSE

Por la noche, fui yo a casa de Mario a por “la segunda ronda”, pero las cosas no fueron muy bien. Intentamos tener relaciones sexuales, pero incluso con mucho lubricante fue doloroso para mí y eso que él no tenía problemas para mantenerse “en la brecha”… tanto sexo empezaba a ser algo malo para mí.


Domingo

Domingo: Llegados a este punto, sentía la obligación de terminar mi reto. Empecé el día confiando en mi vibrador. Fue fácil, pero menos divertido que de costumbre: el sexo empezaba a convertirse en una obligación en lugar de algo placentero.

Por la tarde, estábamos los dos solos en casa y queríamos ver una serie. Acordamos que, aunque nos guste mucho el sexo, es bueno tener alguna noche para echarnos de menos y decidimos parar nuestra semanita. Eso sí, una vez que nos fuimos a acostar y apagamos las luces, él comenzó a besar mi cuello y antes de que nos diéramos cuenta ya estábamos sin ropa.

Creo que tener sexo dos veces al día es demasiado para mí, aunque me ayudó a sentirme una “increíble criatura sexual”… ¡Llegué a tener sexo durante una obra de teatro! Mario y yo descubrimos que la aventura y no planearlo puede llegar a ser más divertido que el acto en sí.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ME MASTURBÉ CADA DÍA DURANTE UNA SEMANA Y ESTO ES LO QUE OCURRIÓ

 


Next

Te recomendamos

Una cena en casa también puede ser gourmet

Una buena materia prima es sinónimo de éxito....

Tú marcas las reglas, el evento más ‘íntimo’ de WH

¿Y si fuera posible olvidarse de las molestias de la menstruación y además tener meno...

Suunto persenta el Spartan Trainer Wrist HR

Un versátil reloj GPS ideal para mujeres deportistas...

Encuentra tu sujetador perfecto

Cómo el sujetador deportivo ha escrito nuevas reglas de juego...

La revolución post deporte

San Miguel 0,0 Isotónica revoluciona una de las asignaturas pendientes de las deporti...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.