Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Rumbo a tus puntos calientes

Destino Orgasmo, un lugar al que puedes llegar a través de mil rutas diferentes.
Women's Health , 03-11-2017

Zonas calientes

Zonas calientes

Ponte en lo peor: estás con ganas de arrumacos y, de pronto, ves cómo tu pareja, sin prolegómenos que valgan, va directo al grano, igual que un estropajo sobre una mancha en la alfombra. Olvida los clichés sobre la talla de su miembro; estamos hablando de la técnica, que es lo que verdaderamente cuenta en cuestiones de sexo. Al menos, así lo corrobora un reciente estudio, que confirma que las zonas erógenas responden mejor a diferentes maniobras. Nosotras nos hemos puesto al día sobre las nuevas técnicas de excitación y te lo contamos todo. Sigue leyendo. 

Zonas calientes

Ponte en lo peor: estás con ganas de arrumacos y, de pronto, ves cómo tu pareja, sin prolegómenos que valgan, va directo al grano, igual que un estropajo sobre una mancha en la alfombra. Olvida los clichés sobre la talla de su miembro; estamos hablando de la técnica, que es lo que verdaderamente cuenta en cuestiones de sexo. Al menos, así lo corrobora un reciente estudio, que confirma que las zonas erógenas responden mejor a diferentes maniobras. Nosotras nos hemos puesto al día sobre las nuevas técnicas de excitación y te lo contamos todo. Sigue leyendo. 


PARA ELLA. . .

PUNTOS CALIENTES PARA ELLA

Boca
Un simple piquito puede ser el detonante que active el centro cerebral de la pasión (y el apego emocional también, según Archives of Sexual Behaviour). Comienza con besos suaves, usando solo tus labios. Ya habrá tiempo para la lengua. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿SABRÍAS DAR UN BESO TÁNTRICO?

Orejas
Más allá del peligro de asfixia, los piercings pueden acentuar el factor erógeno de tus orejas. Actúan sobre las terminaciones nerviosas, haciendo esta zona aún más receptiva. Excelente territorio para los mordisquitos. Y ADEMÁS: 9 FORMAS DE JUGAR CON LA LENGUA EN LA CAMA

Pezones
Excitar esta zona tan sensible de tu cuerpo dispara el mismo área cerebral que se activa cuando te masturbas, produciendo una sensación erótica similar. Se trata de aplicar una presión ligera, el control lo llevas tú. SIGUE LEYENDO: LA ÚLTIMA CIRUGÍA ESTÉTICA EN PEZONES

Cuello
Sus múltiples receptores de caricias hacen que responda muy bien a los besos y las cosquillas suaves. No te cortes y pídele que te se centre en la zona posterior de tu cuello, por debajo de la nuca. Te sorprenderás... ¡y te excitarás!

Clítoris
Con 1.000 terminaciones nerviosas, es supersensitivo. Primero hay que estimularlo; pídele a tu pareja que se entretenga con los muslos y la cintura antes de poner el foco en este punto. Cuando ya estés a tono, una presión circular te irá de maravilla. Y ADEMÁS: 8 DATOS QUE DEBERÍAS CONOCER SOBRE TU CLITORIS

Areola
La piel alrededor del pezón no tiene tantas terminaciones nerviosas como el pezón, así que un pellizco tal vez sea más efectivo que una ligera caricia. Dile que presione con un dedo en cada lado del pezón para aumentar esa sensación placentera.

Vagina
La vagina tiene dos velocidades: su delicada apertura reacciona a las caricias ligeras y a una suave vibración; en cambio, por dentro está abierta a la presión, al movimiento, a la plenitud. Todo eso lo puede conseguir él doblando sus dedos según los va introduciendo. NO TE PIERDAS: 4 COSAS QUE NUNCA LE DEBES HACER A TU VAGINA

Culo
Está más cerca de la vagina de lo que puedas pensar, con los nervios anales compartiendo pared con el punto G. ¿Quieres jugar con esta zona menos explorada? Ve con cuidado. Él puede empezar haciendo círculos alrededor con un dedo. Y usa lubricante, por tu bien.


PARA ÉL. . .

PARA ÉL

Orejas
Son, después del escroto, la parte del cuerpo que, al ser tocada, puede llevar al hombre más fácilmente al orgasmo. ¿Tan sencillo? Prueba a mordisquear o lamer sus lóbulos según se acerca al clímax.

Boca
Un beso de tornillo dispara los niveles de dopamina, un neurotransmisor relacionado con el deseo. Para excitar a tu chico recorre su boca con tu lengua o muerde suavemente el borde de su labio inferior.

Pezones
Prestémosles atención, pues un reciente estudio revela que los hombres los consideran uno de sus puntos preferidos. Chupa uno mientras realizas trabajos manuales con su miembro. Puede ser muy placentero.

Cuello
Sigue a Barry White y usa tu poder de seducción vocal. Su cuello responde mejor a las vibraciones, dice un estudio, así que canturréale bien cerca. Le proporcionará sensaciones increíbles.

Pene
A nadie le gusta un apretón de manos blandito, y eso se aplica también aquí. Piensa que el tejido eréctil yace oculto bajo la piel, de ahí que la mayoría de los hombres prefieran que agarres con fuerza. Sé más cuidadosa solo cuando se acerque al orgasmo. NO TE PIERDAS: LOS DIFERENTES TIPOS DE PENE QUE TE PUEDES ENCONTRAR A LO LARGO DE TU VIDA

Culo
Hay expertos que llaman a la próstata “el punto G masculino”. Si te atreves a experimentar con un masaje digital, dirige tu dedo (bien lubricado) en dirección a su parte delantera. ¡Bingo!

Glande
La punta del pene es lo más cercano que él tiene a un clítoris, así que sé buena con él. Forma una O con tus dedos y deslízala por el glande. Bombea suavemente y acelera al final.

Escroto
Es una zona muy sensible, así que trátala con cuidado. Puedes empezar agarrando con la mano los testículos, y después darle suaves pellizquitos, como si estuvieras recogiendo una servilleta del suelo.

Perineo
Escondido entre el escroto y el ano, este punto conduce a la madre de todos los orgasmos. Durante el sexo oral, frota la zona al mismo compás que tu boca. Cuando veas que se acerca al clímax, presiona el punto con firmeza. 

Y ADEMÁS: 13 COSAS QUE NO SABÍAS SOBRE EL PENE


Next

Te recomendamos

Una cena en casa también puede ser gourmet

Una buena materia prima es sinónimo de éxito....

Tú marcas las reglas, el evento más ‘íntimo’ de WH

¿Y si fuera posible olvidarse de las molestias de la menstruación y además tener meno...

Suunto persenta el Spartan Trainer Wrist HR

Un versátil reloj GPS ideal para mujeres deportistas...

Encuentra tu sujetador perfecto

Cómo el sujetador deportivo ha escrito nuevas reglas de juego...

La revolución post deporte

San Miguel 0,0 Isotónica revoluciona una de las asignaturas pendientes de las deporti...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.