Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

El sexo no es aburrido, si tu no quieres que lo sea

Dedica a los preliminares el tiempo y la pasión necesarios para que no sean un simple trámite
Publicado por Women's Health
Votar
2 votos
El sexo no es aburrido, si tu no quieres que lo sea
El sexo no es aburrido, si tu no quieres que lo sea

Si llevas mucho tiempo en pareja seguro que algunas veces has dicho (o pensado, porque decírselo a tu pareja no es tan fácil) que el sexo se vuelve repetitivo o aburrido. Pero si no quieres cambiar de pareja como de calcetín, tendrás que ideártelas para reinventar tu rutina sexual, y convertirla en divertida y apasionada. No sentirás que es como el primer día, pero sí puedes gozar del sexo, y sorpenderte a tí misma con placeres que creías olvidados.

Una de las fases más importantes en el juego de la seducción sexual es la de los preliminares. Por esta razón, a continuación te damos una serie de trucos con los que lograrás dar una vuelta a los preámbulos. Porque la pasión es urgente, pero mejora con paciencia.

Besos más torridos

Beso juguetón: Repasa con la lengua los labios de tu pareja y después ábrelos lentamente con la lengua. Cuando los dos tengáis la boca abierta y sin tocaros apenas con los labios, juguetead con la lengua como si os persiguiérais.

Beso helado: Colócate un cubito de hielo entre los labios y repasa con la boca su anatomía, dejando un rastro de agua. El contraste del hielo con la piel cálida hará que se derrita. Mejor hazlo con la calefacción puesta.

Sexo oral más intenso

Masaje mágico: Durante el sexo oral, masajéale con una mano el perineo (la zona de piel que queda entre los testículos y el recto) con movimientos circulares. Esta variación aumentará la presión y el placer.

Presión francesa: Con el pene en la boca, empuja con la lengua hacia arriba y traga de vez en cuando.
El movimiento rítmico de la lengua ejercerá más presión
y la succión aumentará el placer de tu pareja.

Sexo "manual" más caliente

Giro de muñecas: Rodéale la base del pene entre el pulgar y el índice de una mano. Con los dedos de la otra mano, gira la punta hacia la derecha con mucho cuidado, y después hacia la izquierda. Aumenta la velocidad conforme se acerque al clímax.

Movimiento de los pies:
En lugar de intentar masturbarlo por debajo de la mesa, prueba a excitarlo con los pies. Sí, seguro que lo has visto en alguna comedia romántica. Y funciona. Frota el pie arriba y abajo alrededor de su entrepierna con sutileza.

Te recomendamos

Descansar bien: el entrenamiento total

Si eres deportista, no vale dormir: consigue un sueño reparador...

La ola del cambio

¿Existe alguna diferencia entre el surf masculino o femenino para que haya existido e...

Mejora tu dieta con los alimentos más frescos

Descubre los beneficios de los alimentos frescos con los expertos de ALDI....

Los beneficios ocultos de las zanahorias

Mejor cocidas que crudas...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.