Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Cómo ralentizar tus escenas de pasión

Si quieres vivir un final de película, reescribe el guión de tus encuentros sexuales y protagoniza cada una de estas escenas hot.
Publicado por Amalia Panea
Votar
0 votos
Cómo ralentizar tus escenas de pasión
Cómo ralentizar tus escenas de pasión

Si tus sesiones de sexo reflejan tus entrenamientos –es decir, calientas un poco y “a por ello”–, estás desperdiciando tu potencial de placer. “Cuanto más retraséis las caricias, más calidad tendrán vuestras noches de alcoba”, dice Raquel Traba, autora de Los placeres de Lola (Aguilar).

“Además de conducirnos al orgasmo, estimular sin un fin u objetivo es un gusto en sí mismo”, apuntan Manuel Fernández y Berta Fornés, autores de 100 preguntas sobre sexo (Lectio Ediciones). ¿Os conocéis tanto que ya tenéis una especie de peli sexual rapidita que os funciona y siempre repetís? Pues rompe con ese ritual, echa el freno y protagoniza cada unas de las escenas que te proponemos. ¿La dificultad? Pasárselo bien sin llegar al final. Te aseguramos que cuando grabéis la última secuencia, tendréis un the end  de película. Silencio… ¡se rueda!

ESCENA 1. 

Vosotros dos besándoos. Porque “esta es una de las formas más excitantes de comunicarnos con nuestra pareja”, apunta la doctora Luz Rodríguez, psicóloga y sexóloga de Doctoralia . Pero los besos no son solo un acto de intimidad, también tienen un papel químico: “Con este sencillo gesto segregamos hormonas y neurotransmisores que nos provocan placer y hacen que sigamos haciéndolo por la satisfacción de recibir y dar”, explica Rodríguez. Y eso es muy bueno. 

Prueba esto. La experta nos recomienda no solo besar en la boca, sino en todo el cuerpo y con diferentes técnicas: suave con los labios ligeramente abiertos, lamiendo y chupando con suavidad, sin fuerza y variando el ritmo y la intensidad, preguntándole a tu pareja cómo le gusta...Y si te centras en los labios, mordisquea con suavidad la parte inferior, intercalando besos suaves con pequeños mordiscos”, sugiere.  

ESCENA 2.

Los dos con las manos en la masa. Entrelazar vuestros dedos cuando dais un paseo es muy dulce, pero dejar que se cuelen bajo la ropa mientras vais en un taxi o en el cine puede poneros, literalmente, a cien. “Como cuando empezasteis a salir y no podíais evitar acariciaros en cualquier sitio y a cualquier hora”, dice la sex coach Nana Ferreira. Pues no solo no debéis perder la costumbre, sino que conviene que os deleitéis con ella, porque una investigación publicada en Sexual and Relationship Therapy sugiere que las parejas que sienten al otro gozan de mejores experiencias eróticas y más satisfacción marital.

Prueba esto. En un restaurante, en un concierto y hasta en casa de tu suegra... ¡métele mano! Y en casa, practicad el petting, es decir, el sexo sin penetración. Mejor con la ropa puesta, como cuando erais adolescentes. ¿Quién dijo que ningún tiempo pasado fue mejor?

ESCENA 3.

Él dándote un masaje erótico. ¿Una vez que estáis en el dormitorio ponéis el piloto automático y en un abrir y cerrar de ojos llegáis al final? Recuerda cuánto disfrutabas al principio de la relación de los juegos previos, casi eran lo mejor de vuestros encuentros. Pues haced otro rewind y volved a los viejos tiempos poniéndoos en “modo slow”. Como dice Traba, “la piel es ese enorme órgano sexual que se muestra muy agradecido a los estímulos, así que no tengáis prisa en llegar a los genitales o al pecho”, dice y aconseja ir más allá. “Por ejemplo, poniéndole un antifaz al otro y pasando la mano por el cuerpo despacio, sintiendo cada lugar que roza ¡durante 10 minutos!”.

Prueba esto. Max Rekarte, sex coach de La Juguetería, te propone algo más hot para tocar el cielo con vuestras sesiones de sexo oral: “Meteos en la boca un hielo o un caramelo de menta ¡sin azúcar! para aumentar las sensaciones. Y utiliza con él un lubricante con sabor para jugar con la boca y las manos; esa doble estimulación le volverá loco”.

THE END.

Seamos realistas: con tanto beso y caricia, seguro que la mayoría de las veces vais a llegar hasta el final. Pero el sexo no tendrá nada que ver con el de siempre. Sobre todo, si uno de los dos ya ha terminado porque, como dice Rekarte, “ahora hay que ir a por el segundo asalto”. Y vais a necesitar refuerzos. ¿Su consejo? “Utilizar lubricantes estimulantes de la circulación para que las sensaciones vuelvan antes, y juguetes de vibración profunda –como masajeadores– para ir acordes con este ritmo más lento y conseguir una estimulación más duradera”.

Prueba esto. “A ellos puede ayudarles mucho utilizar una anilla vibradora, ya que mantiene la sangre en la zona y favorece una nueva erección”.Según, Sonia Gómez, experta en mindfulness e hipnoterapeuta de Dos Rombos, “la respiración profunda y consciente nos ayuda a relajarnos, y eso es fundamental para poder disfrutar del sexo”. ¿Os animáis a intentar el orgasmo simultáneo? “Tratar de respirar al unísono os ayudara a conectar de nuevo con vuestra pareja”, afirma Gómez. 

          

 

Te recomendamos

Consigue tu look perfecto para estas fiestas

Transformamos a una chica WH con Braun....

Recupera y rehidrata tras el ejercicio

Propiedades nutricionales de San Miguel 0,0 Isotónica para hidratar y recuperar tras ...

Reinicia tu concepto de ir al gimnasio

Sólo en las Boutiques de Reebok Sports Club....

Una cena en casa también puede ser gourmet

Una buena materia prima es sinónimo de éxito....

La revolución post deporte

San Miguel 0,0 Isotónica revoluciona una de las asignaturas pendientes de las deporti...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.