Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

5 cosas que no debes hacer después del sexo

Nunca es nunca
MOLLY TRIFFIN , 10-02-2017

Esto es lo que NO debes hacer

Esto es lo que NO debes hacer

Todas lo sabemos, un buen orgasmo es sinónimo de felicidad, de relax, de subidón. Pero aunque nos encantaría quedarnos en la cama en forma de estrella y disfrutando de ese momento, hay cosas que se tienen que hacer y cosas que NO se deben hacer justo después del sexo. Cualquier decisión que tomes tiene un impacto en tu vagina.

MÁS: Qué orgasmo es mejor: ¿vaginal o clitoriano?

"Los labios se hinchan por el roce durante el coito y el tejido vaginal, que lubrica cuando se excita, reacciona de forma diferente con su entorno” explica la ginecóloga Leslie Page. Nuestra vagina está expuesta y “tiene un mayor riesgo de infección" como puntualiza la experta.

A continuación, vamos a desglosar las cosas que nunca (y cuando decimos nunca es NUNCA) deberías hacer después de tener sexo si lo que quieres es mantener salvo tus partes íntimas.

Esto es lo que NO debes hacer

Todas lo sabemos, un buen orgasmo es sinónimo de felicidad, de relax, de subidón. Pero aunque nos encantaría quedarnos en la cama en forma de estrella y disfrutando de ese momento, hay cosas que se tienen que hacer y cosas que NO se deben hacer justo después del sexo. Cualquier decisión que tomes tiene un impacto en tu vagina.

MÁS: Qué orgasmo es mejor: ¿vaginal o clitoriano?

"Los labios se hinchan por el roce durante el coito y el tejido vaginal, que lubrica cuando se excita, reacciona de forma diferente con su entorno” explica la ginecóloga Leslie Page. Nuestra vagina está expuesta y “tiene un mayor riesgo de infección" como puntualiza la experta.

A continuación, vamos a desglosar las cosas que nunca (y cuando decimos nunca es NUNCA) deberías hacer después de tener sexo si lo que quieres es mantener salvo tus partes íntimas.


Olvidarte de hacer pipí

Cuando su pene entra en contacto con tu vagina, las bacterias circulan libremente. “Esto se puede traducir en infecciones de vejiga postcoito”, explica el ginecólogo Robert Wool. “Tómate tu tiempo y vacía la vejiga después del sexo”, añade.

Una vez lo hayas conseguido, no olvides limpiarte de delante hacia atrás, hacia la zona anal, para así evitar la propagación de la materia fecal. “Debido al hinchazón y las microabrasiones que sufre durante el coito, la piel de la vagina está especialmente sensible y propensa a infecciones”, añade Page.

MÁS: 4 cosas que nunca le tienes que hacer a tu vagina

Usar jabón para tus partes

Algunas mujeres sienten la tentación de meterse en la ducha y enjabonarse incluso por dentro después de una sesión de sexo, pero es realmente innecesario. Al menos en tus partes íntimas. Si no utilizas un producto adecuado, “el jabón puede conducir a la irritación vaginal y a la sequedad”, asegura Wool.

La vagina es un órgano de autolimpieza, y necesita ser tratada de forma muy delicada. Piensa que si no lo pondrías en tu boca, tampoco tendrías que hacerlo en tu vagina”, explica Page. Así que, si realmente te gusta darte una ducha después del sexo, hazlo, pero simplemente usa agua para enjuagarte.



Dormir con ropa interior

El algodón de la ropa interior está bien porque es transpirable, pero el nylon, el poliéster o el rayón es un NO rotundo. “Después del sexo, tu piel suele estar irritada y húmeda, debido a la transpiración, la secreciones vaginales y el semen”, explica Page.

¿Entiendes por dónde vamos? “El tejido sintético atrapa la humedad y con ello, se corre el riesgo de una infección”, sostiene Wool. “La vagina necesita airearse”, sentencia. Así que después de que te quite ese conjunto tan mono de lencería, no te lo vuelvas a poner para dormir. Quédate desnuda o bien, opta por el algodón para descansar tranquila.



Abusar de las burbujitas

Las burbujas de una buena bañera parecen el plan perfecto después de un maratón de sexo, pero no lo es. “Cuando tu vulva se hincha debido a la estimulación sexual, significa que tu vagina está abierta y por tanto, más predispuesta a sufrir infecciones”, asegura Page. Así que, si decides meterte en una bañera de hidromasajes con tu pareja, en el fondo te estás exponiendo a las bacterias. Además, quedarte durante mucho tiempo en el agua reduce la eficiencia de la barrera antimicrobial, según la experta.

Toallitas, no gracias

Si eres sensible a los productos químicos como el alcohol, la glicerina, los aromas, y ciertos aceites, utilizar una toallita húmeda desechable después del sexo puede causarte irritación, ya que  la piel estás más susceptible, dice Page. Los síntomas incluyen enrojecimiento, hinchazón, picor y dolor.

Si te gusta limpiarte con algo más que papel higiénico, prueba con una toallita mojada en agua tibia y vinagre, como propone Page. Mezcla una cucharadita de vinagre con un litro de agua, límpiate con el paño y después, sécate bien. "El vinagre limpia y ayuda a mantener la acidez natural de la piel", explica la experta.

MÁS: 9 usos de vinagre en piel y cabello

Next

Tags: 

Te recomendamos

Llega la nueva Women’s Health: ¡¡con Marta Hazas!!

En el número de junio te enseñamos a “desconectarte para conectar”...

Tarro de Chía con Matcha

¡Blinda tu salud a cucharadas!...

Kayla Itsines se pone dura: descubre su BBG Stronger Program

Nueva rutina para el gym y nuevo programa post embarazo...

Apúntate a la Women's Health Fit Night Out by fitbit

Avisada quedas: ya se han abierto las inscripciones...

10 ejercicios con mancuernas para un abdomen plano

Dale al play y no te pierdas este top ten de ejercicios para un vientre de acero....

Total body Workout: más energía en tan solo 4 semanas

Tenemos el plan de tonificación definitivo contra la pereza y la monotonía....

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.