Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

11 cosas que hacen todas las chicas después del sexo aunque nunca lo admiten

No eres la única
Publicado por JAMIE HERGENRADER
Votar
0 votos
11 cosas que hacen todas las chicas después del sexo aunque nunca lo admiten
11 cosas que hacen todas las chicas después del sexo aunque nunca lo admiten

Teniendo en cuenta toda la preparación que implica una noche de sexo (depilarse, comprar lencería nueva, cambiar las sábanas si eres ambiciosa…) podríamos relajarnos con un capítulo de nuestra serie favorita o una peli nueva, pero eso sería un error.

Después de una festival de sexo, debemos tener en cuenta una serie de cosas, dando prioridad máxima al pipi post sexo. Pero no es lo único que hacemos ni de lo que nos solemos preocupar. Ahí van 11 cosas que todas hacemos aunque no lo admitamos.

1. ¿Habéis aguantado más de 20 minutos? ¡Nueva marca personal! Te puedes dar a ti misma una palmadita en la espalda, pantera del sexo.

2. Comprobar el condón. Incluso si eres de las que lleva un buen control de la píldora, es reconfortante saber que ese extra de seguridad que se pone tu chico está totalmente intacto.

3. Beber litros de agua. Claro que la hidratación es importante, pero lo que nos queremos es evitar una infección de orina los próximos tres días. Por eso, hay que beber mucha agua, así nos aseguramos de que vamos al baño después del sexo. Lo sentimos chicos, nos dejáis exhaustas, pero esa no es la verdadera explicación de nuestras ansias de agua.

4. Evitar el lado pegajoso. Abrazarse es la mejor parte después del sexo, pero no nos gusta quedarnos en la mitad de la cama en la que lo hemos dado todo porque, probablemente, tenga una gran mancha de humedad y de sudor. Vale, es un signo del trabajo bien hecho, pero eso no quiere decir que nos apetezca descansar justo ahí.

5. Melena after sex.  Puede resultar excitante cambiar de posición mientras te tiran (suavemente) del cabello. Pero una vez se acaba la fiesta, nuestra melena es un completo desastre. En serio, terrible. Y por eso nos gusta arreglarnos ni que sea un poco. Seguramente, ellos no se dan ni cuenta, pero nosotras sí.

6. Devolverle la llamada a tu madre. “Lo siento, mamá. Estaba en la ducha”. Y resuelto.

7. Decidir que no irás a las clase de spinning de las 6am. Acabas de tener tu propia sesión cardiovascular, así que ya está. No necesitas sudar en el gym tan temprano.

8. Te debates entre lavar las sábanas o no. Ese momento en el que, mirando al techo, te preguntas si después deberías lanzar las sábanas directamente a la lavadora o encender el ventilador y esperar a que se sequen y hacer como si nada.

 

MÁS: La importancia de cambiar las sábanas

9. Recuperar tu sujetador. ¿Por qué siempre desaparece y nos cuesta tanto encontrarlo?

10. Tener un momento a solas con tu vagina. Después de más de 20 minutos de sexo, toca pasar por el baño para comprobar que todo está bien.

11. Mirarte en el espejo. Nos gusta mirarnos desnudas en el espejo. Sin vergüenza. Somos unas diosas del sexo y nuestro cuerpo merece ser contemplado.

Te recomendamos

Tú corre, este smartwach hará el resto

New Balance te ayuda a correr sin ataduras....

Tips para no abandonar el gym en febrero

¡Se acabaron las excusas para ti, amiga!...

Trucos que te motivarán a practicar yoga, ¡sí o sí!

Yoga para ser más feliz, sentirte guapa y… ¡para adelgazar!...

Este es el truco para cumplir con tus propósitos saludables de 2017

Descárgate Runtastic Results y realiza entrenamientos personalizados con tu propio cu...

La fórmula para recuperarte después de un entreno

Ayuda a tu cuerpo a restablecer los niveles de hidratación óptimos con la nueva cerve...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.