Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

¿Tiroides fuera de control?

¿Qué hacer si el hipertiroidismo te ha hecho ganar peso?
Women's Health , 25-09-2017

Cuando tu metabolismo juega en tu contra

Cuando tu metabolismo juega en tu contra

Intentas perder peso, pero… ¿tu metabolismo juega en tu contra? No estás sola. Se calcula que el 5% de las personas tienen tiroides insuficiente y, debido a ello, un metabolismo lento, por lo que les resulta más difícil perder peso.

La tiroides es una glándula en el cuello con forma de mariposa encargada de producir la hormona tiroidea. La mayoría de las personas no sabe ni que existe hasta que no tiene un problema con ella. Sin embargo, esta hormona es responsable del funcionamiento de tu metabolismo.

Según nos explica el jefe de la Stanford Endocrine Clinic, Marilyn Tan M.D., “si tienes demasiada hormona tiroidea, puedes pensar que todo se acelera y –al revés- si no tienes suficiente, como si todo se ralentizara”. El exceso de hormona tiroidea se conoce como hipertiroidismo y, si es insuficiente, hipotiroidismo.

Generalmente ambas enfermedades son causadas por una enfermedad autoinmune: tu organismo produce anticuerpos para atacar a tu tiroides y hacer que la producción de la hormona tiroidea se vea alterada. Hay muchos problemas relacionados, pero el que suele hacer saltar las señales de alarma es el aumento de peso.

El hipertiroidismo puede causar pérdida de peso, ansiedad, palpitaciones cardíacas, pero también puede aumentar el apetito provocando un aumento final de peso. Por su parte, el hipotiroidismo puede causar más directamente un aumento de peso, fatiga, menstruaciones más dolorasas e irregulares, frecuencia cardíaca más lenta y escalofríos.

Cuando tu metabolismo juega en tu contra

Intentas perder peso, pero… ¿tu metabolismo juega en tu contra? No estás sola. Se calcula que el 5% de las personas tienen tiroides insuficiente y, debido a ello, un metabolismo lento, por lo que les resulta más difícil perder peso.

La tiroides es una glándula en el cuello con forma de mariposa encargada de producir la hormona tiroidea. La mayoría de las personas no sabe ni que existe hasta que no tiene un problema con ella. Sin embargo, esta hormona es responsable del funcionamiento de tu metabolismo.

Según nos explica el jefe de la Stanford Endocrine Clinic, Marilyn Tan M.D., “si tienes demasiada hormona tiroidea, puedes pensar que todo se acelera y –al revés- si no tienes suficiente, como si todo se ralentizara”. El exceso de hormona tiroidea se conoce como hipertiroidismo y, si es insuficiente, hipotiroidismo.

Generalmente ambas enfermedades son causadas por una enfermedad autoinmune: tu organismo produce anticuerpos para atacar a tu tiroides y hacer que la producción de la hormona tiroidea se vea alterada. Hay muchos problemas relacionados, pero el que suele hacer saltar las señales de alarma es el aumento de peso.

El hipertiroidismo puede causar pérdida de peso, ansiedad, palpitaciones cardíacas, pero también puede aumentar el apetito provocando un aumento final de peso. Por su parte, el hipotiroidismo puede causar más directamente un aumento de peso, fatiga, menstruaciones más dolorasas e irregulares, frecuencia cardíaca más lenta y escalofríos.


¿Qué se puede hacer?

Según nos explica Tan, cuando un análisis de sangre revela niveles anormales y se diagnostica la disfunción tiroidea, se pueden tomar suplementos de T4 –también conocido como Levotiroxina o Synthroid-; es un sintético que actúa como las hormonas que produce tu cuerpo.

Sin embargo, aunque se regule la disfunción tiroidea, el aumento de peso no disminuye tan fácilmente. No se invierte el proceso: “para perder ese peso, necesitas trabajar en ello. Parece muy injusto después de haberlo ganado tan fácilmente”, nos asegura.

En primer lugar tienes que acudir a un endocrino, para que encuentre la dosis perfecta de T4 para ti. Debe hacerlo un profesional, ya que un exceso puede tener contraindicaciones como arritmias cardiacas y pérdida de densidad ósea.

Después de que un endocrinólogo prescribe la dosis óptima de T4, las pacientes con hipotiroidismo, no serán tan propensas al aumento de peso, y serán capaces de perder peso creando un déficit de calorías.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 4 RAZONES POR LAS QUE SIEMPRE ESTÁS HAMBRIENTA


Next

Te recomendamos

Nace el smoothie vegetal

Bébete tu ración diaria de salud y equilibrio...

Tú marcas las reglas, el evento más ‘íntimo’ de WH

¿Y si fuera posible olvidarse de las molestias de la menstruación y además tener meno...

Suunto persenta el Spartan Trainer Wrist HR

Un versátil reloj GPS ideal para mujeres deportistas...

Encuentra tu sujetador perfecto

Cómo el sujetador deportivo ha escrito nuevas reglas de juego...

La ola del cambio

¿Existe alguna diferencia entre el surf masculino o femenino para que haya existido e...

Las mejores zapatillas para volver al cole

Consigue que los más pequeños de la casa pisen con fuerza en el nuevo curso con las z...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.