Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Hay 6 tipos de grasa corporal

Vale la pena saber diferenciarlas

GRASAS ESENCIALES

GRASAS ESENCIALES

Las grasas esenciales son necesarias para vivir. Ayudan a regular la temperatura corporal, la absorción de vitaminas, la estructura celular y algunas hormonas, como las de la fertilidad. Las grasas esenciales se encuentran en muchas partes del cuerpo, incluyendo membranas nerviosas y médula ósea. No es ni subcutánea ni visceral.

No puedes perder grasa esencial sin comprometer seriamente tu salud. Las mujeres necesitan de un 10 a un 13 por ciento de su peso total en grasa esencial. Muchas chicas se esfuerzan por alcanzar porcentajes más bajos a través de una dieta extrema y ejercicio, pero ponen en riesgo su salud. Es la razón por la cual a muchas se les retira su período menstrual y tienen variaciones hormonales. Además, niveles de grasa muy bajos también pueden bloquear la capacidad del cuerpo de regular el azúcar en sangre: diversos estudios con ratones demostraron que, con niveles excesivamente bajos de grasa corporal, se sufren síntomas de diabetes de tipo 2.

Si quieres perder peso, no comprometas tu salud. Y olvídate de las fotos poco saludables que ves en Instagram. Recurre a las básculas que ahora permiten medir la grasa corporal y asegúrate de no estar nunca por debajo de un 10-13%. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: GRASA BUENA VS. GRASA MALA. 

Tipos de grasa

Puede que las dietas de moda y los titulares facilones te hayan hecho creer que toda grasa es igual y que, además, es mala. Sin embargo, debes cambiar de mentalidad y tomarte unos minutos para ver qué tipo de grasa es la culpable de tus desvelos.

Hablamos con varios expertos que nos ayudan a conocer mejor la grasa y entender cómo afecta a nuestro cuerpo. Descubrir las diferencias es básico, especialmente si estás intentado perder peso.


GRASAS ESENCIALES

Las grasas esenciales son necesarias para vivir. Ayudan a regular la temperatura corporal, la absorción de vitaminas, la estructura celular y algunas hormonas, como las de la fertilidad. Las grasas esenciales se encuentran en muchas partes del cuerpo, incluyendo membranas nerviosas y médula ósea. No es ni subcutánea ni visceral.

No puedes perder grasa esencial sin comprometer seriamente tu salud. Las mujeres necesitan de un 10 a un 13 por ciento de su peso total en grasa esencial. Muchas chicas se esfuerzan por alcanzar porcentajes más bajos a través de una dieta extrema y ejercicio, pero ponen en riesgo su salud. Es la razón por la cual a muchas se les retira su período menstrual y tienen variaciones hormonales. Además, niveles de grasa muy bajos también pueden bloquear la capacidad del cuerpo de regular el azúcar en sangre: diversos estudios con ratones demostraron que, con niveles excesivamente bajos de grasa corporal, se sufren síntomas de diabetes de tipo 2.

Si quieres perder peso, no comprometas tu salud. Y olvídate de las fotos poco saludables que ves en Instagram. Recurre a las básculas que ahora permiten medir la grasa corporal y asegúrate de no estar nunca por debajo de un 10-13%. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: GRASA BUENA VS. GRASA MALA. 


GRASA BLANCA

Las grasas blancas o adipocitos blancos son lo que generalmente entendemos como grasa. Su color se debe a la baja densidad de mitocondrias y vasos sanguíneos. Las células almacenan la grasa en forma de triglicéridos que sirven de reservas de energía para tu cuerpo. Además de ser una despensa energética, es una especie de cojín para nuestros órganos. La grasa blanca produce leptina, un estrógeno que regula el hambre, y tiene receptores para las hormonas del crecimiento, el cortisol y la insulina.

En definitiva, la grasa blanca ayuda a la salud hormonal. Sin embargo, hay que tener cuidado, ya que cuando tenemos un porcentaje muy alto de adipocitos blancos nos podemos hacer resistentes a la leptina, por lo que tendremos constantemente hambre y entraremos en un ciclo de ganancia de peso y de grasa blanca.

No podemos medir exactamente cuánta grasa blanca tenemos, pero en total (junto a las grasas esenciales) las mujeres deben rondar unos niveles de grasa corporal del 16 al 23 %, más allá de un 30% se clasifica como sobrepeso. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 4 MANERAS DE ACTIVAR TUS HORMONAS PARA PERDER PESO.


GRASA MARRÓN

La grasa marrón o grasa parda, al revés que la blanca, quema energía en lugar de almacenarla. De hecho, su color se debe a que las mitocondrias queman ácidos grasos para generar calor y mantener el cuerpo en una temperatura estable. Los bebés tienen más grasa marrón, pero se va perdiendo a medida que crecemos. De hecho, hasta el año 2009 no se descubrió su presencia en personas adultas. Además, cuanto más sobrepeso tienes, menos grasa marrón posee tu cuerpo y sí más grasa blanca.

Bajar la temperatura de la casa, puede ayudarte a convertir grasa blanca en marrón, pero fundamentalmente debes hacer ejercicio: así aumentas los niveles de irisina, una hormona que facilita la conversión de grasa blanca en marrón. Por qué no pruebas una carrerita a primera hora de la mañana. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: TABLA DE EJERCICIOS QUEMAGRASA


GRASA BEIGE

La grasa beige es una especie de cruce entre la blanca y la marrón. De hecho, diversos estudios apuntan que la grasa blanca se convierte en beige cuando empiezas a quemar grasas. Algunos experimentos con animales demostraron que las hormonas liberadas con el estrés ayudan a reactivar el proceso de convertir la grasa blanca en beige. También durante el ejercicio, los músculos segregan proteínas especializadas en esta transformación. Así que… a moverse.


GRASA SUBCUTÁNEA

La grasa subcutánea es la capa de grasa que se encuentra justo debajo de nuestra piel: alrededor del 90 por ciento de la grasa de nuestro cuerpo es subcutánea. Como hemos visto, una combinación de grasa, blanca, beige y marrón es saludable, pero demasiada variedad blanca puede conducir al sobrepeso y otros problemas de salud.

Por eso, cuando te miden la grasa corporal, usan una especie de pinza en algún doblez de nuestra piel. No es doloroso y resulta una prueba muy recomendable cuando estás intentando perder peso. Una vez más, la ecuación exacta para perder esta grasa mala es una dieta correcta más ejercicio (muchos médicos recomiendan ejercicios de alta intensidad).


GRASA VISCERAL

La grasa visceral es grasa blanca almacenada dentro de la cavidad abdominal, alrededor de una serie de órganos como el hígado, el páncreas, el corazón y los intestinos. Esta grasa segrega una proteína llamada retinol-binding 4, que aumenta la resistencia a la insulina, lo que provoca intolerancia a la glucosa y diabetes tipo 2. La grasa visceral también se ha relacionado con el cáncer de mama, el cáncer de colon, accidentes cerebrovasculares, alzheimer y demencia.

Si quieres perder peso, la grasa visceral es el “enemigo número 1”. Puedes averiguar tus niveles de este tipo de grasa, según cómo sea la relación entre las medidas de tu cintura y de tu cadera. Mídete la cintura en su punto más grande y, a continuación las caderas. Divide la medida de la cintura por la de las caderas: si la proporción es superior a 1 en hombres y 0,85 en mujeres, se considera una grasa visceral excesiva.

La grasa visceral también ayuda al equilibrio calórico, como la subcutánea, pero es particularmente sensible a los efectos inflamatorios de los alimentos procesados. Por eso, para eliminar esta grasa, se recomienda una dieta rica en alimentos sin refinar, proteína, ácidos grasos insaturados, granos enteros y fibra. También es aconsejable dormir de siete a nueve horas por la noche y entrenamientos de fuerza (más eficaces para la grasa del vientre que el cardio). Y ADEMÁS: 3 IDEAS FALSAS SOBRE LA GRASA


Prev Next

Te recomendamos

Una cena en casa también puede ser gourmet

Una buena materia prima es sinónimo de éxito....

Tú marcas las reglas, el evento más ‘íntimo’ de WH

¿Y si fuera posible olvidarse de las molestias de la menstruación y además tener meno...

Suunto persenta el Spartan Trainer Wrist HR

Un versátil reloj GPS ideal para mujeres deportistas...

Encuentra tu sujetador perfecto

Cómo el sujetador deportivo ha escrito nuevas reglas de juego...

La revolución post deporte

San Miguel 0,0 Isotónica revoluciona una de las asignaturas pendientes de las deporti...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.