Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

6 síntomas extraños de síndrome premenstrual

Y tú sin saber por qué te ocurría
Votar
1 votos
6 síntomas extraños de síndrome premenstrual
6 síntomas extraños de síndrome premenstrual

Hinchazón, cambios de humor, irritabilidad, acné, antojos de chocolate, la necesidad de ver una y otra vez La, La, Land… (NO TE PIERDAS ¿DE VERDAD NECESITAS CHOCOLATE CUANDO ESTÁS CON LA REGLA?) Seguramente estés familiarizada con los síntomas habituales del síndrome premenstrual. Cuanto más cerca tienes tu cita con la “dama de rojo” te vas sintiendo peor, hasta que –boom- llega y, de repente, todo pasa.

Se calcula que el 90 % de las mujeres sufre alguna u otra forma el síndrome premenstrual, que no es otra cosa que una combinación de síntomas físicos y emocionales causados por la caída rápida de la progesterona y el estrógeno inmediatamente después de la ovulación. Cuando estas hormonas femeninas se elevan, te sientes feliz y tranquila. Sin embargo, cuando caen, todo se desmorona.

Para la mayoría de las mujeres, los síntomas del síndrome premenstrual son relativamente leves, pero alrededor de un 8 por ciento experimentan síntomas severos: el denominado “trastorno de disforia premenstrual”. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR ESTAS SON LAS HORMONAS CULPABLES DE TU CAMBIO DE HUMOR

Sin embargo, muchas mujeres pasan por alto algunos síntomas, ya que no sólo se sufre hinchazón y calambres. Te vamos a contar algunos cambios que puedes llegar a padecer y nunca pensarías que están relacionados con tu período. Conocerlos te ayudará a controlar mejor tu ciclo cada mes.

1.- Más cansancio

¿Te quedas sin aliento más rápido de lo normal? Mira en el calendario en qué día de tu ciclo menstrual te encuentras. Según un estudio publicado en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, las sibilancias y la dificultad para respirar pueden dispararse hacia final del ciclo, justo antes de que te venga el período. Pero hay parte buena: la respiración debería ser más fácil de lo normal en el momento en el que estás ovulando, a mitad de ciclo. Y ADEMÁS LAS REGLAS DE TU REGLA.

2.- Dolor de pechos

Tus pechos se encuentran ultrasensibles: te duelen hasta cuando te cae el agua de la ducha encima y necesitas el sujetador hasta para dormir… “El dolor mamario es cíclico, completamente normal que se relacione con tus periodos”, aseguran desde National Preconception Health and Health Care Initative. Ten cuidado porque algunos remedios contra el síndrome premenstrual como las píldoras anticonceptivas también pueden causar dolor en los senos. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR 8 COSAS QUE TODAS HACEMOS CUANDO NOS VIENE EL PERÍODO Y NOS DA VERGÜENZA ADMITIR.

3.- ¿Te dan asco los vicios?

Utiliza tu menstruación. Por si no lo sabías, el síndrome premenstrual puede inspirarte a dejar un mal hábito. Según un estudio publicado en Biology of Sex Differences, es más fácil para las mujeres dejar de fumar si lo intentan al final de sus ciclos menstruales.

No es tan loco como suena: tus hormonas afectan cómo tomas decisiones respecto a tu sistema de recompensas. Durante la primera mitad de tu ciclo, es probable que caigas en las tentaciones, pero, durante la segunda mitad, te controlas más. NO TE PIERDAS LO QUE EL TABACO PROVOCA EN TU CUERPO

4.- ¿No se te pasa el dolor de piernas?

¿No se te cura un hematoma o no logras acabar con el dolor muscular? Culpa a tu síndrome premenstrual. Según un estudio publicado por el Journal of Head Trauma Rehabilitation, las mujeres se recuperan más lentamente del daño muscular durante la semana previa al período. Sin embargo, con la píldora anticonceptiva esto no ocurre y nos podemos recuperar al ritmo habitual independientemente de la época del mes en la que estemos.

5.- ¿Te mueres por un filete?

Incluso si no eres una gran carnívora, los antojos de carne roja se disparan antes de que llegue la Dama de Rojo. ¿Por qué? Así nuestro organismo nos avisa que necesitamos un aporte de hierro, según un estudio publicado por el American Journal of Epidemiology. Aseguran que las mujeres que sufren los peores síntomas menstruales son precisamente las que consumen menos hierro. COMPLETA LA INFO: ¿PROBLEMAS CON EL HIERRO?

6.- ¿Estás obsesionada con la báscula?

Sentirse hinchada y gorda no es sólo un síntoma del síndrome premenstrual, pero ten cuidado. Según una investigación publicada en el International Journal of Eating Disorders, algunas hormonas que se disparan con tu período pueden desencadenar obsesiones del peso y torpedear tu imagen. Por eso, mantén la perspectiva cuando te encuentres deprimida. Y ADEMÁS: ¿QUÉ DICE LA SANGRE DE TU REGLA SOBRE TU SALUD?

El ejercicio te puede ayudar. No te pierdas este vídeo: YOGA PARA LOS DÍAS DE REGLA

Tags:

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.