Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Practica la respiración consciente

Una herramienta tan sencilla como poderosa… ¡y está en ti!
ÚRSULA CALVO , 16-10-2017

Aplicaciones prácticas de la respiración consciente

Aplicaciones prácticas de la respiración consciente

Tenemos a nuestra mejor aliada tan cerca, que no la vemos. Quizá porque fue lo primero que nos acompañó al nacer, desde el primer instante, y ya no reparamos en ella. Está ahí, siempre, esperando tranquilamente a que descubramos su gran poder.

Buscamos constantemente formas de relajarnos, de coger energía, de mejorar nuestro bienestar físico y emocional. Nos apuntamos al gimnasio, salimos a correr, leemos muchos artículos, comemos manzanas… y todo esto está muy bien. Pero lo que la mayoría de personas no sabe es que muchos de los beneficios que nos aporta todo lo anterior, los podemos tener ahora mismo, en este preciso momento, dedicando un sólo minuto.

Querida lectora, te presento con todos los honores a: ¡tu respiración!
Tienes a tu alcance una herramienta muy poderosa, pero tan sencilla y tan accesible que, posiblemente, tu mente condicionada te diga: “¡no puede ser!” Pues no te lo creas… lo que te dice tu mente (claro ;), porque sí puede ser. Lo importante es que pases de creer a saber, comprobándolo por ti misma.

Veamos algunas aplicaciones prácticas de la respiración consciente en nuestro día a día.

1. Te conecta con el momento presente
En el artículo anterior hablábamos de que el sufrimiento proviene de estar mentalmente fuera del momento presente, en el pasado o en el futuro. Los pensamientos compulsivos sobre lo que ha ocurrido hace años, hace una semana, o hace cinco minutos, unidos a la anticipación de cualquier cosa terrible que pueda suceder (y que raramente sucede), nos causan malestar, impotencia y ansiedad. La respiración es la herramienta más rápida para conectar con el momento presente, con la plenitud de la vida. ¡Úsala cómo anclaje!

2. ¿Necesitas relajarte? ¿Activarte? ¡Utilízala para cambiar rápidamente tu estado!
La respiración está íntimamente relacionada con la actividad física y mental. De este modo, cuando estamos agitadas o estresadas, la respiración de acelera y se vuelve superficial. Y lo mismo sucede al contrario… si voluntariamente haces respiraciones lentas y profundas, tu mente se aquieta, se calma. A través de tu respiración, puedes cambiar tu estado físico y emocional rápidamente. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 3 EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN ANTIESTRÉS

3. Siempre contigo
Esta poderosa herramienta está siempre a tu disposición. No tienes que desplazarte a ningún lugar, cambiar tu rutina, ni dejar lo que estés haciendo en cada momento. Ahí está, para ti, esperando a que hagas uso de ella de una forma consciente, si lo deseas. Si no la prestas atención, no te preocupes, seguirá funcionando de forma autónoma para cumplir sus funciones básicas ;).
Sólo recuerda que es un vehículo que incorpora muchos “extras” que se activan manualmente.

4. Te enseña muchas lecciones de vida, sólo con observarla
Prueba ahora. Respira hondo… Mantén el aire dentro sin soltarlo… nota cómo te vas sintiendo incómoda… está en la naturaleza soltar lo que ya no sirve… cuando el malestar te resulte demasiado incómodo, suelta el aire y observa lo bien que te sientes justo en ese momento, cuando decides dejar ir y fluir con la vida… Esto mismo ocurre en muchos aspectos de nuestro día a día. Nos empeñamos en retener cosas y no dejamos que la vida fluya. Y esto nos causa malestar.

Ahora vuelve a hacer una inhalación profunda… suelta todo el aire y espera, sin volver a inhalar… Observa la incomodidad que te produce, la sensación de angustia que supone no dejar entrar en tu vida aquellas cosas que son importantes para ti, y que debes aceptar…. Inhala y siente el alivio de aceptar el aire que llega.

¿Sabías que cada vez que respiras intercambias diez cuatrillones de átomos con el entorno?


Gracias a la respiración, tienes átomos de carbono en tu interior de animales que vivieron en África, en el cuerpo de una niña japonesa, en una flor de Madagascar... Tal vez no estamos tan separados de todo lo que nos rodea como parece… La respiración nos puede hacer reflexionar sobre la relación que tenemos con el medio ambiente, y tal vez decidamos cuidarlo un poquito más. 

Sigue leyendo porque te enseñamos algunas técnicas de respiración consciente: 

Aplicaciones prácticas de la respiración consciente

Tenemos a nuestra mejor aliada tan cerca, que no la vemos. Quizá porque fue lo primero que nos acompañó al nacer, desde el primer instante, y ya no reparamos en ella. Está ahí, siempre, esperando tranquilamente a que descubramos su gran poder.

Buscamos constantemente formas de relajarnos, de coger energía, de mejorar nuestro bienestar físico y emocional. Nos apuntamos al gimnasio, salimos a correr, leemos muchos artículos, comemos manzanas… y todo esto está muy bien. Pero lo que la mayoría de personas no sabe es que muchos de los beneficios que nos aporta todo lo anterior, los podemos tener ahora mismo, en este preciso momento, dedicando un sólo minuto.

Querida lectora, te presento con todos los honores a: ¡tu respiración!
Tienes a tu alcance una herramienta muy poderosa, pero tan sencilla y tan accesible que, posiblemente, tu mente condicionada te diga: “¡no puede ser!” Pues no te lo creas… lo que te dice tu mente (claro ;), porque sí puede ser. Lo importante es que pases de creer a saber, comprobándolo por ti misma.

Veamos algunas aplicaciones prácticas de la respiración consciente en nuestro día a día.

1. Te conecta con el momento presente
En el artículo anterior hablábamos de que el sufrimiento proviene de estar mentalmente fuera del momento presente, en el pasado o en el futuro. Los pensamientos compulsivos sobre lo que ha ocurrido hace años, hace una semana, o hace cinco minutos, unidos a la anticipación de cualquier cosa terrible que pueda suceder (y que raramente sucede), nos causan malestar, impotencia y ansiedad. La respiración es la herramienta más rápida para conectar con el momento presente, con la plenitud de la vida. ¡Úsala cómo anclaje!

2. ¿Necesitas relajarte? ¿Activarte? ¡Utilízala para cambiar rápidamente tu estado!
La respiración está íntimamente relacionada con la actividad física y mental. De este modo, cuando estamos agitadas o estresadas, la respiración de acelera y se vuelve superficial. Y lo mismo sucede al contrario… si voluntariamente haces respiraciones lentas y profundas, tu mente se aquieta, se calma. A través de tu respiración, puedes cambiar tu estado físico y emocional rápidamente. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 3 EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN ANTIESTRÉS

3. Siempre contigo
Esta poderosa herramienta está siempre a tu disposición. No tienes que desplazarte a ningún lugar, cambiar tu rutina, ni dejar lo que estés haciendo en cada momento. Ahí está, para ti, esperando a que hagas uso de ella de una forma consciente, si lo deseas. Si no la prestas atención, no te preocupes, seguirá funcionando de forma autónoma para cumplir sus funciones básicas ;).
Sólo recuerda que es un vehículo que incorpora muchos “extras” que se activan manualmente.

4. Te enseña muchas lecciones de vida, sólo con observarla
Prueba ahora. Respira hondo… Mantén el aire dentro sin soltarlo… nota cómo te vas sintiendo incómoda… está en la naturaleza soltar lo que ya no sirve… cuando el malestar te resulte demasiado incómodo, suelta el aire y observa lo bien que te sientes justo en ese momento, cuando decides dejar ir y fluir con la vida… Esto mismo ocurre en muchos aspectos de nuestro día a día. Nos empeñamos en retener cosas y no dejamos que la vida fluya. Y esto nos causa malestar.

Ahora vuelve a hacer una inhalación profunda… suelta todo el aire y espera, sin volver a inhalar… Observa la incomodidad que te produce, la sensación de angustia que supone no dejar entrar en tu vida aquellas cosas que son importantes para ti, y que debes aceptar…. Inhala y siente el alivio de aceptar el aire que llega.

¿Sabías que cada vez que respiras intercambias diez cuatrillones de átomos con el entorno?


Gracias a la respiración, tienes átomos de carbono en tu interior de animales que vivieron en África, en el cuerpo de una niña japonesa, en una flor de Madagascar... Tal vez no estamos tan separados de todo lo que nos rodea como parece… La respiración nos puede hacer reflexionar sobre la relación que tenemos con el medio ambiente, y tal vez decidamos cuidarlo un poquito más. 

Sigue leyendo porque te enseñamos algunas técnicas de respiración consciente: 


Dos técnicas básicas muy útiles

• Si te sientes agitada o estresada, ¡prueba con esta sencilla técnica!

Con esta práctica llevamos más oxígeno a nuestras células, mejoramos la digestión, favorecemos la circulación de la sangre, y conseguimos calma, serenidad y estabilidad emocional

1. Coloca tus manos en el abdomen (opcional)
2. Realiza 3 respiraciones lentas y profundas (por la nariz), conectando con el momento presente: “Yo, aquí y ahora”.
3. En la próxima inhalación, lleva el aire hacia el abdomen, observando cómo se expande, se infla. Retén unos instantes
4. Exhala notando cómo se va desinflando… y hunde voluntariamente el abdomen al final de la exhalación, presionando el diafragma, para expulsar todo el aire. Retén unos instantes antes volver a inhalar
5. Continua durante dos o tres minutos
6. ¿Cómo te sientes ahora?

• Si necesitas una mente clara para focalizarte y concentrarte, sin estrés
¡Utiliza esta poderosa técnica!, también utilizada por el cuerpo de élite de las fuerzas especiales de los Estados Unidos, los Navy Seal, para mantener la calma y la concentración en las condiciones más extremas…

1. Recuerda que inhalamos y exhalamos por la nariz. El aire lo vamos a llevar también a la zona abdominal
2. Realiza 3 respiraciones lentas y profundas, conectando con el momento presente: “Yo, aquí y ahora”
3. En la próxima respiración, vas a inhalar hasta que cuentes 4 en silencio (uno, dos, tres, cuatro)… retienes el aire hasta contar 4 … exhalas contando hasta cuatro… esperas hasta contar 4 para volver a inhalar.
Lo importante es que sea una respiración cuadrada, es decir, que el tiempo en cada una de las cuatro fases sea el mismo. Si no te sientes cómoda contando hasta 4, prueba con 3 las primeras veces.
4. Continua durante unos minutos
5. ¿Cómo te sientes ahora?
¡Alíate con tu respiración! No te va a fallar en toda la vida.

Úrsula Calvo, instructora de Meditación y Mindfulness, es el alma máter de Úrsula Calvo Center, un espacio que a través de la meditación, yoga, inteligencia emocional y un estilo de vida más saludable, ofrece las herramientas necesarias para descubrir nuestro inmenso potencial y vivir una vida más consciente y evolucionada. Es, además, creadora del método Yo Ahora® y meditaciones guiadas para el autoconocimiento, la paz y el equilibrio interior

A partir de ahora en Womenshealth.es aprenderás con Úrsula Calvo a “entrenar tu mente” para huir del estrés, mejorar tu calidad de vida y relaciones, y lograr una mayor concentración y productividad. Deportistas, celebridades o empresarios de éxito han encontrado en estas prácticas el aliado perfecto.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: PRUEBA A ENTRENARTE PARA EL AQUÍ Y EL AHORA


Next

Te recomendamos

Una cena en casa también puede ser gourmet

Una buena materia prima es sinónimo de éxito....

Tú marcas las reglas, el evento más ‘íntimo’ de WH

¿Y si fuera posible olvidarse de las molestias de la menstruación y además tener meno...

Suunto persenta el Spartan Trainer Wrist HR

Un versátil reloj GPS ideal para mujeres deportistas...

Encuentra tu sujetador perfecto

Cómo el sujetador deportivo ha escrito nuevas reglas de juego...

La revolución post deporte

San Miguel 0,0 Isotónica revoluciona una de las asignaturas pendientes de las deporti...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.