Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Guía de terapias alternativas

Quién es quién en materia holística
Women's Health , 16-06-2017

No sustituyen un tratamiento médico

No sustituyen un tratamiento médico

¿Tienes un cristal de cuarzo en la mesilla y en tu lista de llamadas recientes siempre está la de tu acupuntora china? ¿Conoces bien tus chakras y te manejas como pez en el agua hablando de flujos de energía, de doshas y, por supuesto, del yin y el yang? No eres un bicho raro. Según un estudio de la Asociación de Profesionales de las Terapias Naturales, se calcula que 300.000 españoles acuden diariamente a centros especializados en estos tratamientos. Si, al contrario, eres de las que miran con escepticismo este mundo alternativo a la medicina convencional, esta guía puede servirte para cambiar de opinión. Descubre qué técnicas merece la pena conocer, cuáles hay que cuestionar y mirar con sospecha y, sobre todo, aquellas de las que hay que huir como si no hubiera un mañana. (TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: NUEVOS GURÚS, DE LA VERDAD AL INTRUSISMO PROFESIONAL)

IMPORTANTE
Una terapia alternativa no debe sustituir a un tratamiento médico. Has de ser cuidadosa antes de ponerte en según qué manos. Si sospechas que estás ante un engaño sin efectos (o, peor aún, que puede llegar a ser peligroso), no te expongas. Pueden orientarte en la Asociación de Profesionales y Autónomos de las Terapias Naturales (cofenat.es).

No sustituyen un tratamiento médico

¿Tienes un cristal de cuarzo en la mesilla y en tu lista de llamadas recientes siempre está la de tu acupuntora china? ¿Conoces bien tus chakras y te manejas como pez en el agua hablando de flujos de energía, de doshas y, por supuesto, del yin y el yang? No eres un bicho raro. Según un estudio de la Asociación de Profesionales de las Terapias Naturales, se calcula que 300.000 españoles acuden diariamente a centros especializados en estos tratamientos. Si, al contrario, eres de las que miran con escepticismo este mundo alternativo a la medicina convencional, esta guía puede servirte para cambiar de opinión. Descubre qué técnicas merece la pena conocer, cuáles hay que cuestionar y mirar con sospecha y, sobre todo, aquellas de las que hay que huir como si no hubiera un mañana. (TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: NUEVOS GURÚS, DE LA VERDAD AL INTRUSISMO PROFESIONAL)

IMPORTANTE
Una terapia alternativa no debe sustituir a un tratamiento médico. Has de ser cuidadosa antes de ponerte en según qué manos. Si sospechas que estás ante un engaño sin efectos (o, peor aún, que puede llegar a ser peligroso), no te expongas. Pueden orientarte en la Asociación de Profesionales y Autónomos de las Terapias Naturales (cofenat.es).


Ayurveda

Ayurveda
Con más de 6.000 años de antigüedad, el Ayurveda es probablemente el sistema de prevención de salud más antiguo del mundo. Su filosofía se centra en corregir los desequilibrios y fomentar la capacidad natural del cuerpo para curarse a sí mismo. Según este método, el cuerpo está gobernado en mayor o menor medida por los doshas, que controlan cada función corporal. Puedes ser Pitta, dosha que está regido por el fuego; Kapha, que lo está por el agua y la tierra; o Vata, que lo está por el éter y el aire. ¿Qué debes tener en cuenta? Que se abusa del término Ayurveda y de su dieta, basada en la influencia psicoespiritual de los alimentos. Cuenta con defensores como el cantante Miguel Bosé que, después de perder más de 20 kilos, es un ayurvédico confeso. Elige bien, el marketing ha visto un nicho y pueden querer venderte de todo. Te darán pistas fiables en la Asociación Internacional de Yoga y Ayurveda (aiyayurveda.com).


Naturopatía

Naturopatía
Busca la sanación a partir de la fuerza curativa de la naturaleza. Hablamos también de recuperar el equilibrio para conservar la salud física y mental. Uno de sus dogmas es que no hay enfermedades sino enfermos; otro, que el cuerpo tiene un poder innato para curarse a sí mismo, es la fuerza vital. ¿Qué se debe hacer? Quedarte ligerita de equipaje, sin sustancias nocivas extrañas, desechos, toxinas ni venenos. En su lugar, optar por vitaminas, plantas, aire, sol, una alimentación equilibrada… ¿Qué se siente en una sesión? Hay muchos tipos de naturópatas, cada uno con su técnica: masajes en las articulaciones, terapias herbales, hidroterapia… Es probable que te sugieran dietas para limpiar el intestino. Cuidado con propuestas radicales (como las dietas detox a base de zumos). El hecho de que un remedio sea natural no quiere decir que sea inocuo. Piensa que casi todos los venenos proceden de plantas. 


Reiki

Reiki
Seguro que tienes en tu entorno alguien que lo practica. Incluso es más que posible que tú misma te hayas sentido tentada de acudir a algún maestro de Reiki, pero ¿realmente sabes qué es? “Es una técnica japonesa de canalización de energía sutil que estimula la autorregulación del cuerpo”, señala José Cantó, terapeuta de Técnicas Manuales y Energéticas del Instituto Kors. Al igual que muchas de las terapias alternativas, la idea esencial es la de estimular el sistema natural de sanación del organismo: “El cuerpo constantemente intenta equilibrar sus sistemas. La mayoría de los bloqueos energéticos son emocionales, pero tienen una repercusión física”. ¿Qué se siente en una sesión? Estarás tumbada (vestida) y te colocarán las manos sobre los chakras para que sientas que la energía fluye. Sentirás paz y relajación (tanto que hasta puede que te quedes dormida). A lo mejor tienes la percepción de estar flotando, tal vez veas colorines o sientas un cosquilleo. “Puede contribuir a acelerar el proceso de curación de la medicina tradicional y a paliar o disminuir los efectos adversos de algunos tratamientos”, apunta Cantó. También está muy indicado en procesos de cambio en nuestras vidas, en los duelos o pérdidas y en las encrucijadas en las que buscamos otros caminos. Si después de una sesión notas cambios molestos (náuseas, irritabilidad, enfado, sensibilidad excesiva…), no te agobies; en realidad, estás liberando emociones negativas. Es una crisis de sanación. (TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: TÉCNICAS DE MEDITACIÓN RÁPIDA)


Acupuntura

Muy enraizada en la medicina tradicional china, es una de las terapias alternativas que más crédito tiene en Occidente. De hecho, en 2003 la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció su utilidad para combatir algunos dolores. Aunque también es cierto que son muchos quienes creen que la acupuntura no tiene validez científica alguna. ¿Te da miedo? Es posible que en tu primera sesión te sientas como un acerico, pero, a menos que tengas fobia a las agujas (belonefobia), debes saber que son finísimas, casi imperceptibles. Se pinchan sobre unas áreas concretas para estimular los llamados puntos de acupuntura. Una vez colocadas, lo habitual es que te quedes tumbada durante unos 20 minutos, tiempo en el que no sentirás dolor, sino una especie de ensoñación. Y ahora la gran pregunta: ¿en qué te puede ayudar? En general, en el tratamiento del dolor, pero también en la hipertensión, insomnio e, incluso, se está utilizando mucho para potenciar la fertilidad. (TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: FIBROMALGIA, LA ENFERMEDAD DE LAS EJECUTIVAS).


Kinesiología

Kinesiología

Esta técnica se debe al doctor George Goodheart, quien en los años sesenta descubrió cómo los músculos interactúan con los órganos y los meridianos energéticos, y cómo estos reaccionan ante estímulos estresantes. Te lo traducimos: ante una situación tensa, la musculatura reacciona produciendo un desequilibrio que afecta a determinados órganos. La tarea de tu kinesiólogo será buscar la causa del desorden y devolver la estabilidad.


Homeopatía

Homeopatía
A diferencia de otras terapias que tienen una historia milenaria, la homeopatía tiene poco más de dos siglos. Se basa en la idea de que una misma sustancia puede tener efectos diferentes u opuestos según la dosis empleada y la sensibilidad de la persona. El concepto podría recordarnos a una vacuna: se da una dosis muy baja de una sustancia nociva y el organismo reacciona ante ella. Normalmente te mandarán unos gránulos con lactosa o sacarosa, que son unas diminutas esferas que pondrás bajo la lengua. Aunque en países como Alemania la homeopatía se incluye en la seguridad social, cuenta con muchos detractores que dicen que es puro placebo y que puede incitar a los enfermos a abandonar sus tratamientos médicos convencionales. Además, la OMS desaconseja su uso en el caso de enfermedades importantes y, si a esto le sumamos que hay expertos que obtienen su titulación a través de internet en cuestión de minutos, el veredicto es claro: ándate con ojo. Si tienes dudas, consulta la Sociedad Española de Medicina Homeopática (semh.org).


Terapia de cristales

Terapia de cristales

¿Sabes por qué la productora de Ana Rosa Quintana se llama Cuarzo? Precisamente por el cristal, que es el talismán de la periodista y que está siempre presente en su vida (de hecho, tiene una bolsita especial para él). ¿Te parece un disparate? Pues dentro del mundo de las terapias alternativas se considera que este mineral tiene una enorme capacidad energética. Tanto es así que las culturas chinas e hindúes lo denominan ‘piedra viva’. Son muchas las personas que tienen fe en la terapia de cristales o gemoterapia, que defiende que estos elementos naturales poseen un poder vibracional y curativo que proviene del corazón del planeta. Si quieres sentir sus beneficios, debes colocarlos en lugares donde pasas mucho tiempo o puedes también coserlos a la ropa interior o ensamblarlos a pulseras o collares. Si optas por ir a un terapeuta especializado, te pondrá los cristales sobre unos puntos específicos de energía –sí, los chakras–, para utilizar su vibración y crear un cambio en el campo energético. Eso sí, cada cuarzo se comporta de una forma diferente dependiendo de la persona y del fin con el que se utiliza. (TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: MIMA TU PIEL DE FORMA NATURAL)


Aromaterapia

Aromaterapia

¿Tú también tienes en casa una almohadilla rellena de lavanda que calientas en el microondas para aliviar tus dolores de cervicales? Pues eso es un ejemplo de lo que puede hacer por ti la aromaterapia. Se trata de una técnica que utiliza los aceites esenciales de algunas plantas para ayudar a restablecer la salud ante problemas físicos o psíquicos. Su uso está documentado en textos de hace miles de años y se ha utilizado en todas las civilizaciones. Pero que su esencia no te confunda: no debes manipular alegremente los aceites esenciales, ya que mal utilizados pueden ser tóxicos. 


Masaje Chi Nei Sang

Masaje Chi Nei Sang

Las emociones dolorosas están ocultas en los distintos órganos: el hígado guarda la ira; en el estómago se esconden el estrés y la preocupación; en el intestino delgado, la angustia; el intestino grueso es la casa de la tristeza; y el miedo se oculta en los riñones y la vejiga. ¿Y qué hacemos con toda esta información? Aquí es donde entra en acción este masaje, conocido por los monjes taoístas desde hace miles de años. ‘Chi’ significa energía y ‘Nei Tsang’, órganos internos. El masaje se realiza en la zona abdominal para desbloquearla y liberar así cada órgano de toda esa basurilla emocional. (TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: AUTOMASAJE DE PIES PARA ANTES DE IR A DORMIR).


Veneno de sapo

Veneno de sapo
¿Te imaginas besar a un sapo? No para que se convierta en príncipe, sino para combatir ciertos tipos de cáncer. El huachansu es un remedio de la medicina tradicional china que utiliza el veneno de este anfibio y la Universidad de Texas (EE.UU.) estudia su aplicación en carcinomas.


Medicina tradicional china

Medicina tradicional china
No estamos ante un cuento chino. Hace ya años la OMS hizo público un informe recogiendo todos aquellos síntomas y patologías en los que se ha demostrado su eficacia. “Es mucho más que una medicina milenaria –explica el doctor Carlos Llopis, de la Fundación Europea de Medicina Tradicional China–. Se trata de un sistema médico propio que cuenta con un diagnóstico diferente al del resto”. La idea es restaurar la armonía. “Intenta regular las energías internas que hay en el cuerpo con el fin de buscar un equilibrio entre el interior y el exterior”, añade. Dentro de esta medicina se engloban técnicas muy diversas, como la acupuntura, la moxibustión, la fitoterapia…, que mediante distintas herramientas buscan un mismo fin.


Desintoxicación tóxica

Desintoxicación tóxica La idea es tan, pero tan chula… Imagínate: pones tus pies en una bañerita llena de agua salada cargada eléctricamente. En ese momento, el agua se vuelve oscura, color chocolate, y ese cambio de color indica tu curación: como por arte de birlibirloque te has deshecho de todas tus toxinas. Es la desintoxicación iónica. ¿El problema? Que no tiene ningún fundamento. Investigadores de la Universidad de Toronto y del Colegio Canadiense de Medicina de Naturopatía (Canadá) han analizado el agua posterapia y advierten: ni rastro de toxina alguna.

Moxibustión

Moxibustión
Se trata de una terapia oriental encaminada a armonizar la circulación energético-sanguínea. Su punto fuerte está en la unión de las propiedades curativas de la planta artemisa y la aplicación de calor en zonas del cuerpo (que suelen coincidir con puntos de acupuntura). Pero el calor no se aplica con manta eléctrica, sino con agujas o bastones incandescentes. ¿Tienes unas molestias en el talón que amenazan con ser un espolón calcáneo? Esta técnica puede ser una buena opción, combínala con las sesiones de tu fisioterapeuta.


Gua Sha

Gua Sha
No es de las técnicas más conocidas en Occidente, la verdad, pero viene pisando fuerte. Mejor dicho, exfoliando fuerte. Imagínate un scrub a lo bestia. Pues el Gua sha es similar: se trata de raspar y estimular con un instrumento específico la zona en la que tienes el problema. Se supone que de esta manera las toxinas acumuladas llegan a la superficie, se activa la circulación y se acaba con los bloqueos. Y el dolor, tachán, desaparece. (TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 5 BENEFICIOS DE EXFOLIARTE DE LA CABEZA A LOS PIES)


Cupping

Cupping
Si alguna vez has visto a Gwyneth Paltrow, Jennifer Aniston o Victoria Beckham luciendo moratones redondos en sus estupendos cuerpos, eso es la marca del cupping. Se dice que los orígenes de esta terapia se remontan a Mesopotamia, a un tiempo en el que los chamanes aplicaban sobre el cuerpo ventosas para hacer el vacío y así aliviar el dolor y favorecer la circulación sanguínea y el sistema linfático. Fernando Tejero, fisioterapeuta de Slow Life House, dice que “es como si estuviéramos sacando basura del sistema. La succión favorece el intercambio celular y hace que se eliminen las toxinas


Next

Te recomendamos

Nace el smoothie vegetal

Bébete tu ración diaria de salud y equilibrio...

Tú marcas las reglas, el evento más ‘íntimo’ de WH

¿Y si fuera posible olvidarse de las molestias de la menstruación y además tener meno...

Suunto persenta el Spartan Trainer Wrist HR

Un versátil reloj GPS ideal para mujeres deportistas...

Encuentra tu sujetador perfecto

Cómo el sujetador deportivo ha escrito nuevas reglas de juego...

La ola del cambio

¿Existe alguna diferencia entre el surf masculino o femenino para que haya existido e...

Las mejores zapatillas para volver al cole

Consigue que los más pequeños de la casa pisen con fuerza en el nuevo curso con las z...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.