Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

¿Cómo donar médula?

Haz algo muy grande con muy poco.
Publicado por Patricia Cantalejo
Votar
0 votos
¿Cómo donar médula?
¿Cómo donar médula?

“¿Cómo donar médula?” Es una de las 10 preguntas más buscadas en Google en 2017. Ojalá esté en tus propósitos para el Año Nuevo, ya que este sí que puede cambiar el mundo. “Donar es una oportunidad, es un reto en la vida que permite hacer algo grande con muy poco”, nos señalan en SaludMadrid.

¿Yo puedo ser donante?

Para ser donante en España debes tener entre 18 y 55 años y gozar de buen estado de salud: los requisitos son más o menos similares a los de la donación de sangre. Normalmente el donante más “compatible” suele ser un hermano, pero en 3 de cada 4 casos no es posible, hay que recurrir a donaciones externas. 

¿Qué es la médula?

Recuerda que la médula ósea es el tejido esponjoso que se encuentra en el interior de los huesos y es el lugar donde se produce la sangre porque contiene células madre (los otros dos lugares en los que se encuentran dichas células son el cordón umbilical y la placenta del bebé recién nacido). La gente lo confunde con la columna vertebral o con la médula espinal, pero no es lo mismo. Donando médula no interfieres en tu sistema nervios. Además tus células se regeneran al 100%. Puedes donar varias veces si fueras compatible con alguien más (por ejemplo con algún familiar enfermo). No te preocupes.

¿Cómo es la donación?

Antes de nada, debes saber que no es peligroso para el donante. Si se comprueba que tienes un receptor compatible, se iniciará el proceso de trasplante. En la mayoría de los casos (un 70%) se realiza por citoaféresis, una donación de sangre periférica. A veces, en el 30% restante, también puede extraerse del hueso del donante mediante punción de las crestas ilíacas (el hueso de la cadera). No duele, de hecho se hace bajo anestesia epidural o general.

¿Cómo puedo hacerme donante?

En primer lugar, debes apuntarte en el Registro de Donantes de Médula Oséa (REDMO). Aquí puedes ver dónde puedes acudir. Te extraerán una muestra de sangre. Por desgracia, las probabilidades de donación efectiva son muy bajas: aproximadamente 1 entre 4.000. Por eso debes ser consciente de que, al apuntarte al registro, adquieres un compromiso. Tu centro de referencia se pondrá en contacto contigo y te ayudarán con todos los trámites (desplazamientos, justificantes…) para que puedas realizar la donación. Se te extraerán las células necesarias en el centro de obtención más cercano a tu domicilio (habilitado para este tipo de proceso) y de ahí se envían al centro donde está el paciente.

Te recomendamos

La flor de los nutricionistas: apuesta por la alcachofa

La verdura desintoxicante para tomar en cualquier momento y lugar...

Lo que no sabes de las dietas detox

Son rápidas, supuestamente efectivas… y potencialmente peligrosas. ¿Sabes lo que le p...

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando dejas de hacer ejercicio?

¿Has dejado de ir al gimnasio? ¿Hace un mes que colgaste las zapatillas de running? P...

20 trucos capilares para chicas deportistas

Dos gurús te harán ganarle la batalla a tus bad hair days incluso en tus sesiones de ...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPR utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.