Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Depresión blanca: pesadilla antes de Navidad

No estás obligado a ser feliz, pero cuidado…
Publicado por Patricia Cantalejo
Votar
0 votos
Depresión blanca: pesadilla antes de Navidad
Depresión blanca: pesadilla antes de Navidad

Se le denomina Blues navideño o incluso trastorno afectivo de invierno. Hay muchas causas detrás, pero –sin duda- la cercanía de la Navidad es clave. Nos venden que tenemos que ser felices, nos recuerdan que son fechas para estar en familia o con amigos, que debemos gastar un dinero que a lo mejor no tenemos, divertirnos… todo ello unido al cambio de luz, que provoca una bajada de la serotonina y de la melatonina. Un cóctel más habitual de lo que creemos.

Sin embargo, se ha detectado que ese estado de tristeza, desinterés y apatía puede extenderse en el tiempo hasta hacerse crónica. Es la “depresión blanca”, con unos síntomas no tan llamativos como la depresión tradicional, pero –según los psicólogos- igual de destructiva. No olvidemos que, hoy en día, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay 300 millones de personas que sufren depresión. Casi es una pandemia.

Roser de Tienda, doctora quiropráctica y experta en salud de la mujer, nos propone 5 consejos para sobrellevar las fiestas en clave positiva:

1. Haz de la Navidad un homenaje a los que echas de menos.

“Las fiestas son momentos delicados si las personas que amamos ya no están con nosotros. Las primeras navidades después de un divorcio o el fallecimiento de alguien cercano no son muy felices si sólo nos enfocamos en la ausencia. Si decidimos celebrar la vida de la persona que falta, comprenderemos que debemos disfrutar de nuestro tiempo como un homenaje a la persona que nos falta. Es triste que no esté, pero seguro que sentirás su presencia a tu lado si haces las cosas que solías hacer en los tiempos felices”, sostiene Roser de Tienda.

2. Rompe con las antiguas tradiciones y vive “tus fiestas”.

Otra recomendación de la experta es romper completamente con el pasado y hacer algo totalmente distinto, como viajar a un país exótico o a aquel lugar que siempre os hubiese gustado conocer. Es el momento de reinventarse como persona individual, haz una lista de los pros y de los contras de quedarse o de irse y decide lo que te anime más, porque, para De Tienda tu felicidad sólo depende de ti.

3. Piensa en el 2018 como una hoja en blanco para cumplir sueños.

El balance del año es también un momento delicado, y suele ser porque no hemos cumplido nuestros propósitos.
“Sentimos que hemos echado a perder otro año más, y nos entra la desgana y apatía, pero no podemos olvidar que 2018 es una hoja en blanco. La clave de nuestro éxito será proponernos metas realistas y alcanzables. Soñar, pero sin perder de vista la realidad”, afirma De Tienda.

4. Gestiona los gastos y escalona tus compras.

“Escalonar las compras es siempre la mejor opción. Compra dos o tres turrones cada semana, latas para el aperitivo o bebidas para tenerlo todo a punto para el día que tengas que ser el anfitrión. Haz lo mismo con los juguetes o los regalos para no acabar estresada haciendo colas infinitas en los centros comerciales y gastando una fortuna el último día”, aconseja De Tienda.

5. Supera los conflictos familiares, relájate y disfruta.

Además, estas fechas tienen un marcado carácter familiar y muchas son las reuniones que terminan en conflicto, pero para De Tienda, la clave para tener una celebración tranquila pasa por intentar no tomarse las afrentas como algo personal.

Te recomendamos

Consigue tu look perfecto para estas fiestas

Transformamos a una chica WH con Braun....

Recupera y rehidrata tras el ejercicio

Propiedades nutricionales de San Miguel 0,0 Isotónica para hidratar y recuperar tras ...

Nuevo reto Under Armour

Buscamos a las más rápidas… comprando...

Una cena en casa también puede ser gourmet

Una buena materia prima es sinónimo de éxito....

La revolución post deporte

San Miguel 0,0 Isotónica revoluciona una de las asignaturas pendientes de las deporti...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.