Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Consecuencias de sudar en exceso (más allá de las físicas)

No todos los problemas son corporales
Publicado por Marta Sánchez
Votar
1 votos
Consecuencias de sudar en exceso (más allá de las físicas)
Consecuencias de sudar en exceso (más allá de las físicas)

En la playa bajo el sol abrasador, en una primera cita, durante una entrevista de trabajo o en la sala de pesas del gym. Si algo tienen en común todos esos lugares y momentos es que, inevitablemente, acabas sudando. Pero lo que debería ser una reacción puntual del cuerpo, en ocasiones se convierte en un problema de autoestima. Hablamos de la hiperhidrosis o sudoración excesiva.

Esta patología, que afecta a más de 1,4 millones de personas en España según datos de la farmacéutica Allergan, puede clasificarse como una reacción primaria (sin causa aparente) que es la que afecta a las palmas de las manos, las plantas de los pies, las axilas o la frente. Pero también puede clasificarse como hiperdrosis secundaria, que está asociada a alguna otra enfermedad como pueden ser infecciones, neoplasias o trastornos neurológicos y endocrinológicos

En resumen, una patología que hace que el simple hecho de dar la mano, se convierta en una situación incómoda. Y a pesar de que afecta por igual a ambos sexos, “el número de mujeres que consultan y reciben tratamiento por hiperhidrosis severas es más del doble que el de los hombres”, según el médico Santiago Vidal, jefe del servicio de dermatología del Hospital Central de la Defensa y director de la Clínica Dermogalénica de Madrid.

De hecho, esta enfermedad puede atacar, y mucho, a la autoestima de las mujeres. El 58% de nosotras pensamos que sudar excesivamente en público es peor que sufrir obesidad; para el 47%, es más vergonzoso que tener acné, y para casi el 30%, es peor que tener caspa, según un estudio de la Clínica Liberty, el primer centro médico especializado en sudoración.

“Es evidente que un mal olor corporal o bromhidrosis afecta de forma importante a la autoestima del paciente dificultando las relaciones sociales”, explica la doctora Marta Alegre, dermatóloga y directora médica de Clínica Liberty. Por eso, suele asociarse con “personalidades más tímidas, introvertidas con nulo acercamiento corporal por miedo a constatar el problema”, puntualiza la experta.

La ciencia ya ha hecho sus deberes para encontrar una solución a la hiperhidrosis. Según cada caso, se pueden aplicar desde tratamientos tópicos hasta orales, de estimulación eléctrica, inyecciones de toxina botulínica (conocida como botox) tipo A, recurrir a la cirugía especializada en el sudor (la simpatectomía torácica endoscópica) o a los tratamientos con tecnología miraDry “ que no requiere de una intervención quirúrgica y que consta de un aparato (no láser) que emite ondas térmicas y el calor que desprende coagula las glándulas sudoríparas de las axilas”, explica Alegre.

Pero tranquila, que los consejos médicos (y de la abuela) también pueden ser muy útiles para evitar sudar demasiado. Toma nota: Es bueno llevar un desodorante pequeño en el bolso, usar ropa amplia de telas como el algodón o el lino, probar el bicarbonato con sodio y evitar algunos alimentos que producen sudor por sí solos, como por ejemplo, el exceso de azúcar, de cafeína, de alcohol y las comidas picantes, así como el tabaco.

 

Te recomendamos

Lo que no sabes de las dietas detox

Son rápidas, supuestamente efectivas… y potencialmente peligrosas. ¿Sabes lo que le p...

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando dejas de hacer ejercicio?

¿Has dejado de ir al gimnasio? ¿Hace un mes que colgaste las zapatillas de running? P...

20 trucos capilares para chicas deportistas

Dos gurús te harán ganarle la batalla a tus bad hair days incluso en tus sesiones de ...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPR utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.