Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Los 7 trucos del marketing que usan en los restaurantes

Seducción a la carta. Aprende a elegir lo que tú quieres.
, 03-04-2018

Tu cerebro es fácilmente influenciable

Tu cerebro es fácilmente influenciable

Comienzas el día con un desayuno redondo (según los expertos): un bol de fruta variada, unas tostadas de pan de centeno con unas gotas de aceite de oliva y una loncha de pavo bajo en grasa, un yogur desnatado... Pero, cuando llega la hora de la comida y sales de la oficina camino al restaurante de moda más cercano, ¡saltan las alarmas! ¿Cómo elegir el plato más saludable de la carta?

Hamburguesa casera con queso holandés; Ralladura de tomate natural y chips de remolacha; Risotto de boletus al estilo tradicional italiano (¡y sin gluten!)... Cualquiera de las opciones nos parece tan sana como una ensalada de aguacate, salmón y semillas de sésamo. ¿Estás segura?

Lo cierto es que nuestro cerebro es fácilmente influenciable y la industria gastronómica sabe bien cómo captar nuestra atención con eficaces estrategias de marketing. Pero, tranquila, tenemos la guía de supervivencia definitiva para que no nos den gato por liebre cuando comemos fuera de casa.

Tu cerebro es fácilmente influenciable

Comienzas el día con un desayuno redondo (según los expertos): un bol de fruta variada, unas tostadas de pan de centeno con unas gotas de aceite de oliva y una loncha de pavo bajo en grasa, un yogur desnatado... Pero, cuando llega la hora de la comida y sales de la oficina camino al restaurante de moda más cercano, ¡saltan las alarmas! ¿Cómo elegir el plato más saludable de la carta?

Hamburguesa casera con queso holandés; Ralladura de tomate natural y chips de remolacha; Risotto de boletus al estilo tradicional italiano (¡y sin gluten!)... Cualquiera de las opciones nos parece tan sana como una ensalada de aguacate, salmón y semillas de sésamo. ¿Estás segura?

Lo cierto es que nuestro cerebro es fácilmente influenciable y la industria gastronómica sabe bien cómo captar nuestra atención con eficaces estrategias de marketing. Pero, tranquila, tenemos la guía de supervivencia definitiva para que no nos den gato por liebre cuando comemos fuera de casa.


Comer por los ojos

Comer por los ojos: “La carta del restaurante cumple un rol de anuncio: fotos atractivas, diferentes tipografías, colores actractivos... Todo está planteado de manera que el restaurante venda lo que más le interesa y nosotros paguemos más por esa experiencia”, explica el profesor del EAE Business School Eduardo Irastorza, experto en marketing estratégico en el sector alimentario. Para evitar decisiones impulsivas mira antes el menú online y ten una idea fija de lo que vas a pedir. Y una vez en la mesa... ¡mucha fuerza de voluntad! NO TE PIERDAS: 8 COSAS QUE ESCONDE EL MENÚ DEL RESTAURANTE (Y QUE DEBERÍAS SABER). 


Directo al paladar

Directo al paladar: ¿Qué encontramos a primer golpe de vista en una carta? Los establecimientos buscan captar nuestra atención con sugerencias apetitosas y económicas que suelen colocar en la esquina superior izquierda. Normalmente, los entrantes y platos para compartir. La razón es que hacemos una lectura rápida del menú, en zigzag, por lo que lo más probable es que escojamos entre las primeras cuatro opciones que el ojo detecta. ¿Solución? Tómate todo el tiempo que necesites hasta estar segura de cuál es la mejor elección.


Bocados intensos

Bocados intensos: El concepto de ‘alta cocina en miniatura’ no solo repercute en las calorías que ingerimos, sino en el precio. “Si comemos fuera no somos conscientes de las cantidades y, además, no es fácil optar por el plato más saludable”, explica la nutricionista Martina Miserachs, CEO de Healthia Certification –primer sello de alimentación saludable para hoteles– y miembro de la Asociación Española de Nutrición y Dietética.


Detalles que marcan la diferencia

Detalles que marcan la diferencia: Para promocionar algunos platos y aumentar la idea de variedad gastronómica, se utilizan stoppers, que interrumpen la lectura en zigzag, y nos venden algo como ‘oportunidad’. “Este tipo de sugerencias únicamente tendrán un valor añadido real si existe una cocina ligada al concepto de temporada, donde haya una rotación de platos y nuevas tendencias. Si no, puede que la estrategia de marketing solo pase por engordar el precio final”, explica el profesor Irastorza.


Emojis a la carta:

Emojis a la carta: Los emoticonos, signos y símbolos han invadido nuestra vida. Desde Whatsapp a Facebook hasta las cartas más cool de los restaurantes. ‘Sin gluten’, ‘Vegetariano’, ‘Light’, ‘Ecológico’... “Son etiquetas con las que todos estamos ya familiarizados y que nos transmiten un valor añadido a través de iconos que quieren despertar nuestra curiosidad. Normalmente, no cuestionamos el poder prescriptor de estos elementos, pero la tendencia para los próximos años será la creación de sellos especializados –como ya los hay para los alérgenos– que ratifiquen la calidad o los beneficios de un determinado tipo de cocina.


Palabras que seducen

Palabras que seducen: La dietista Martina Miserachs advierte que debemos tener cuidado con algunos términos, como ‘eco’ o ‘sin gluten’, que nuestro cerebro puede llegar a interpretar como sinónimos de ‘saludable’. “Se ha puesto de moda llevar una dieta sin gluten entre personas que no sufren la enfermedad celiaca porque se tiene la falsa creencia de que los hidratos de carbono predisponen al sobrepeso. La pasta sin gluten tendrá sentido para aquel que tenga una alergia o una intolerancia, pero pensar que es más saludable es un gran error. Al igual que una hamburguesa de carne ecológica no tiene menos calorías y menos grasa que una convencional. Será más sostenible para el medio ambiente, pero sigue siendo carne roja, y debemos moderar su consumo”. COMPLETA LA INFO: ¿COMES GLUTEN?


Elige bien dónde te sientas

Elige bien dónde te sientas: Numerosos estudios, como el del reputado psicólogo de la alimentación Brian Wansink, han analizado cómo influye la decoración, la iluminación o, incluso, el tipo de mesa.

● Si te sientas cerca de una ventana... posiblemente pidas más comida, al igual que si lo haces cerca de una pared o de un rincón apartado. La explicación es muy sencilla: como animales que somos nos gusta refugiarnos y sentirnos protegidos. Esa seguridad instintiva hace que la probabilidad de consumo sea mayor. Veamos.
● A la luz de las velas: Una iluminación suave hará que estés más relajada, pero también que, a la hora de pedir, no tomes las decisiones más saludables. Seguro que no te resistes al brownie de la carta de postres.
● Siéntate en mesas altas: Una postura más erguida hará que nuestro estado de alerta no baje la guardia, por lo que seremos más conscientes de nuestras elecciones. Conclusión: comerás y beberás menos.

Y ADEMÁS:

QUÉ PEDIR EN UN RESTAURANTE GRIEGO

QUÉ PEDIR EN UN RESTAURANTE JAPONÉS

8 COSAS QUE ESCONDE EL MENÚ DE TU RESTAURANTE Y DEBES CONOCER

CLAVES PARA COMER FUERA DE CASA (SIN ENGORDAR)


Next

Te recomendamos

New Balance Fit Night Out by Women’s Health llega a Málaga

La gran noche del fitness tiene nuevo destino...

Lo que no sabes de las dietas detox

Son rápidas, supuestamente efectivas… y potencialmente peligrosas. ¿Sabes lo que le p...

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando dejas de hacer ejercicio?

¿Has dejado de ir al gimnasio? ¿Hace un mes que colgaste las zapatillas de running? P...

20 trucos capilares para chicas deportistas

Dos gurús te harán ganarle la batalla a tus bad hair days incluso en tus sesiones de ...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.