Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Qué demonios es el Teff

El tamaño no importa. Al menos en la cocina. Este diminuto cereal es una bomba nutricional.
Natasha Corret , 25-08-2017

El cereal diminuto

El cereal diminuto

Podría quedarme sin mis smoothies verdes y hasta eliminar de mi vida el boniato frito, pero de ninguna manera prescindiría de mis bollitos al horno. Soy supergolosa, y por eso estoy siempre en constante búsqueda de nuevos “premios” que sean nutritivos y saludables. Y lo que he descubierto es que, cuando se trata de hornear, todo depende de la harina: es la que marca la textura y el sabor de los pastelillos. Por eso me emocioné cuando encontré este nuevo cereal (ahora mi harina favorita), ya que, además de ser perfecto en ese sentido, también es un superalimento.

Ingrediente básico en Etiopía, el teff es, probablemente, el grano más diminuto que hayas visto, pero reúne todo aquello que nos gusta de los superalimentos: es alto en calcio, hierro, fibra y vitamina B. Además, constituye una gran fuente de vitamina C (ausente de otros granos, como la quinoa). Y buenas noticias para los celiacos: no tiene gluten. Y lo mejor (para golosas como yo) es que el teff va de maravilla para hacer galletas, bollos, tortitas… Pruébalo tú misma preparando estas deliciosas y esponjosas magdalenas. Sigue leyendo. 

El cereal diminuto

Podría quedarme sin mis smoothies verdes y hasta eliminar de mi vida el boniato frito, pero de ninguna manera prescindiría de mis bollitos al horno. Soy supergolosa, y por eso estoy siempre en constante búsqueda de nuevos “premios” que sean nutritivos y saludables. Y lo que he descubierto es que, cuando se trata de hornear, todo depende de la harina: es la que marca la textura y el sabor de los pastelillos. Por eso me emocioné cuando encontré este nuevo cereal (ahora mi harina favorita), ya que, además de ser perfecto en ese sentido, también es un superalimento.

Ingrediente básico en Etiopía, el teff es, probablemente, el grano más diminuto que hayas visto, pero reúne todo aquello que nos gusta de los superalimentos: es alto en calcio, hierro, fibra y vitamina B. Además, constituye una gran fuente de vitamina C (ausente de otros granos, como la quinoa). Y buenas noticias para los celiacos: no tiene gluten. Y lo mejor (para golosas como yo) es que el teff va de maravilla para hacer galletas, bollos, tortitas… Pruébalo tú misma preparando estas deliciosas y esponjosas magdalenas. Sigue leyendo. 


Magdalenas de teff

Total: 12 raciones | 206 kcal | 0,5 g de grasas saturadas | 8,5 g de azúcar


Ingredientes:
120 g de harina de teff
140 g de harina de trigo sin gluten
1½ cucharadita de levadura
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de Xanthan Gum
1 cucharadita de canela
½ cucharadita de sal del Himalaya
250 g de boniato precocido
250 ml de leche vegetal
100 ml aceite de girasol
2 huevos
80 g de azúcar moreno

Preparación:

1. Precalienta el horno a 180 °C. Mezcla en un bol los ingredientes secos. En otro pon el boniato y la leche, y mézclalos.
2. Añade el aceite, los huevos y el azúcar, y bate todo bien. Después, une el contenido de ambos boles y rellena cada molde de magdalena con la masa.
3. Mete las magdalenas en el horno durante 20-25 minutos. Comprueba que ya están hechas pinchándolas con un cuchillo (debe salir limpio).
4. Déjalas enfriar en una rejilla... o haz como yo y tómate una mientras aún está caliente. Puedes ponerle tu toque personal con el topping que prefieras. A mí me gustan las semillas de sésamo y la almendra fileteada.


Next

Te recomendamos

Una cena en casa también puede ser gourmet

Una buena materia prima es sinónimo de éxito....

Tú marcas las reglas, el evento más ‘íntimo’ de WH

¿Y si fuera posible olvidarse de las molestias de la menstruación y además tener meno...

Suunto persenta el Spartan Trainer Wrist HR

Un versátil reloj GPS ideal para mujeres deportistas...

Encuentra tu sujetador perfecto

Cómo el sujetador deportivo ha escrito nuevas reglas de juego...

La revolución post deporte

San Miguel 0,0 Isotónica revoluciona una de las asignaturas pendientes de las deporti...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.