Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Qué demonios es el Açaí: descubre el superalimento del amazonas

Y no te pierdas nuestra receta de tarrina de açaí y chía
WOMEN'S HEALTH , 25-04-2017

El acái

El acái

No es necesario que te embarques en una expedición por la selva de Brasil para hacerte con uno de sus mayores tesoros: el açaí. Ahora tan solo tienes que ir hasta tu tienda eco más cercana y así te evitas el engorro de ser atacada por los cocodrilos o devorada por las pirañas. Que apetecer, no apetece mucho, la verdad.

Estas pequeñas bayas de color lila que crecen de las palmeras de açaí han sido utilizadas durante siglos por las tribus indígenas para combatir las infecciones. También se han convertido en un ingrediente muy popular en los batidos de los brasileños; ¿será este el secreto de su ritmo sambero? A simple vista, parece un arándano, pero es más grande y tiene hueso. Además, si se analiza nutricionalmente, tal y como explica la nutricionista Carla Zaplana, autora de Superfoods (Ed. Planeta), el poder antioxidante de este fruto exótico es superior. Por no hablar de su contenido en ácidos grasos omega 3, 6 y 9 y esteroles vegetales, que reducen la absorción del colesterol. En otras palabras, cuida tu corazón, previene el cáncer, combate el envejecimiento prematuro y aporta luminosidad a la piel. ¿Quién da más?

Habitualmente encuentras su pulpa congelada, pero también se comercializa en polvo, que es más fácil de consumir. ¿A qué esperas para viajar con tu paladar al otro lado del charco? Simplemente tienes que echar una cucharada a tus batidos o zumos. También puedes prepararte una tarrina de açaí y chía, uno de esos postres que saben a capricho pecaminoso pero que en realidad son sanos y encima aportan pocas calorías. Concretamente, 220 kcal. Prepárate para disfrutar de sus beneficios con esta receta que te proponemos. Pssst, pssst, también tiene un increíble efecto détox.

El acái

No es necesario que te embarques en una expedición por la selva de Brasil para hacerte con uno de sus mayores tesoros: el açaí. Ahora tan solo tienes que ir hasta tu tienda eco más cercana y así te evitas el engorro de ser atacada por los cocodrilos o devorada por las pirañas. Que apetecer, no apetece mucho, la verdad.

Estas pequeñas bayas de color lila que crecen de las palmeras de açaí han sido utilizadas durante siglos por las tribus indígenas para combatir las infecciones. También se han convertido en un ingrediente muy popular en los batidos de los brasileños; ¿será este el secreto de su ritmo sambero? A simple vista, parece un arándano, pero es más grande y tiene hueso. Además, si se analiza nutricionalmente, tal y como explica la nutricionista Carla Zaplana, autora de Superfoods (Ed. Planeta), el poder antioxidante de este fruto exótico es superior. Por no hablar de su contenido en ácidos grasos omega 3, 6 y 9 y esteroles vegetales, que reducen la absorción del colesterol. En otras palabras, cuida tu corazón, previene el cáncer, combate el envejecimiento prematuro y aporta luminosidad a la piel. ¿Quién da más?

Habitualmente encuentras su pulpa congelada, pero también se comercializa en polvo, que es más fácil de consumir. ¿A qué esperas para viajar con tu paladar al otro lado del charco? Simplemente tienes que echar una cucharada a tus batidos o zumos. También puedes prepararte una tarrina de açaí y chía, uno de esos postres que saben a capricho pecaminoso pero que en realidad son sanos y encima aportan pocas calorías. Concretamente, 220 kcal. Prepárate para disfrutar de sus beneficios con esta receta que te proponemos. Pssst, pssst, también tiene un increíble efecto détox.


Tarrina de açaí y chía

Total: 3 raciones | 220 Calorías | 1 g de grasas saturadas | 10 g de azúcar.

Ingredientes:

Para el coulis de açaí:
170 g de frutos del bosque congelados
70 g de pulpa de açaí congelada
1 plátano
180 ml de leche de arroz.

Para la crema de chía:
50 g de semillas de chía
180 ml de leche de arroz
½ cucharada de esencia de vainilla.

Preparación:
1. Coulis: bate en una licuadora los frutos del bosque, la pulpa de açaí, el plátano y la leche de arroz.
2. Crema: pon en un bol las semillas, la leche de arroz y la esencia de vainilla y remueve todo. Después, déjalo reposar entre dos y tres horas o, si tienes tiempo, mantenlo una noche en la nevera.
3. En una tarrina coloca una capa de coulis y otra de crema de forma alterna. Dale el toque final decorándolo con unas bayas, unas rodajas de plátano, unas semillas de chía y coco deshidratado. Ahora solo falta la foto para Instagram.


Next

Te recomendamos

La ola del cambio

¿Existe alguna diferencia entre el surf masculino o femenino para que haya existido e...

Mejora tu dieta con los alimentos más frescos

Descubre los beneficios de los alimentos frescos con los expertos de ALDI....

Hacemos realidad una sesión de yoga de ensueño

El Women’s Health Club by Issey Miyake llega a Bilbao...

Los beneficios ocultos de las zanahorias

Mejor cocidas que crudas...

Después del gym, una cerveza 0,0 isotónica

Preguntamos a los amantes del fitness....

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.