Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Las mejores cervezas si quieres perder peso

Y las peores
KRISY BRADY , 28-04-2017

Las mejores

Las mejores

Las cervezas tienen una reputación terrible entre las personas que quieren perder peso: te hinchan y, además, están los odiados carbohidratos para muchas dietas… Pero es un miedo injustificado: “Beber cerveza no va a frenar tu pérdida de peso, asegura el nutricionista de Nueva York Tracy Lockwood: “Una cerveza ligera tiene el equivalente calórico de dos mini chocolatinas”. Por lo que una cerveza ocasional (o dos) no son un gran problema, sobre todo si las incluyes como parte de tu cuota de calorías diarias.

“Naturalmente, la mejor manera de no salirse de nuestro objetivo de ingesta de calorías es planificar con anticipación, alejándote de las cervezas que puedan repercutir directamente en tu cintura”, nos asegura. “La cerveza no tiene grasa y tiene un gran valor nutricional. Tienes que elegir las cervezas menos densas, ya que tienen menos alcohol (recuerda que cuanto más alcohol, más calorías) y menos cantidad de carbohidratos”, nos aconseja.

Aquí tienes la composición de algunas cervezas:
• Budweiser Select: 99 calorías, 3,1 gramos de carbohidratos y 4,3 por ciento de alcohol.
• Miller Genuine Draft: 64 calorías, 2,4 gramos de carbohidratos y 2,8 por ciento de alcohol.
• Michelob Ultra: 95 calorías, 2,6 gramos de carbohidratos y 4,2 por ciento de alcohol.
• Corona Light: 99 calorías, 5 gramos de carbohidratos y 3,2 por ciento de alcohol.

Y un plus: “El mayor nivel de carbonización hace que estas cervezas te den más sensación de saciedad que otras, lo que te ayudará a evitar el hambre”.

Y ADEMÁS: Te preparamos un cóctel de cerveza ligero

Las mejores

Las cervezas tienen una reputación terrible entre las personas que quieren perder peso: te hinchan y, además, están los odiados carbohidratos para muchas dietas… Pero es un miedo injustificado: “Beber cerveza no va a frenar tu pérdida de peso, asegura el nutricionista de Nueva York Tracy Lockwood: “Una cerveza ligera tiene el equivalente calórico de dos mini chocolatinas”. Por lo que una cerveza ocasional (o dos) no son un gran problema, sobre todo si las incluyes como parte de tu cuota de calorías diarias.

“Naturalmente, la mejor manera de no salirse de nuestro objetivo de ingesta de calorías es planificar con anticipación, alejándote de las cervezas que puedan repercutir directamente en tu cintura”, nos asegura. “La cerveza no tiene grasa y tiene un gran valor nutricional. Tienes que elegir las cervezas menos densas, ya que tienen menos alcohol (recuerda que cuanto más alcohol, más calorías) y menos cantidad de carbohidratos”, nos aconseja.

Aquí tienes la composición de algunas cervezas:
• Budweiser Select: 99 calorías, 3,1 gramos de carbohidratos y 4,3 por ciento de alcohol.
• Miller Genuine Draft: 64 calorías, 2,4 gramos de carbohidratos y 2,8 por ciento de alcohol.
• Michelob Ultra: 95 calorías, 2,6 gramos de carbohidratos y 4,2 por ciento de alcohol.
• Corona Light: 99 calorías, 5 gramos de carbohidratos y 3,2 por ciento de alcohol.

Y un plus: “El mayor nivel de carbonización hace que estas cervezas te den más sensación de saciedad que otras, lo que te ayudará a evitar el hambre”.

Y ADEMÁS: Te preparamos un cóctel de cerveza ligero


Las peores

Por el contrario, deberías tener cuidado con:

• Guinness Extra Stout: 176 calorías, 14 gramos de carbohidratos y 6 por ciento de alcohol.

• Corona Extra: 148 calorías, 14 gramos de carbohidratos y 4,6 por ciento de alcohol.

• Newcastle Brown Ale: 138 calorías, 12,8 gramos de carbohidratos y 4,7 por ciento de alcohol.

• Sierra Nevada Bigfoot: 330 calorías, 30,3 gramos de carbohidratos y 9,6 por ciento de alcohol.

No te fíes de las cervezas que parezcan agua. “Muchas personas piensan que las cervezas más oscuras son más altas en calorías porque las sentimos más pesadas en el estómago”, dice la dietista Jenna Gorham. “Sin embargo, no siempre es así”.

Para una aproximación exacta al número de calorías de la cerveza, debes multiplicar el porcentaje de alcohol por dos y luego el número que te dé por los mililitros de la botella. Es un truco muy útil si estás bebiendo una cerveza poco conocida en un bar. Otro truco para mantenerte en “el buen camino”: alterna entre cerveza y agua con gas, te mantendrás más hidratada y beberás menos alcohol. Además, ten en cuenta que la cerveza en sí misma no es un freno en la pérdida de peso, sino los hábitos alimenticios que acompañan su consumo. Aporta lo que podíamos denominar “calorías vacías”, que te llevará a anhelar alimentos fritos u otros carbohidratos pesados. Por eso, si vas a tomar una cerveza planifica la cena con antelación.

Y ADEMÁS: Ejercicio y copas, un mix explosivo 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CÓMO ACELERAR TU METABOLISMO


Next

Te recomendamos

Una cena en casa también puede ser gourmet

Una buena materia prima es sinónimo de éxito....

Tú marcas las reglas, el evento más ‘íntimo’ de WH

¿Y si fuera posible olvidarse de las molestias de la menstruación y además tener meno...

Suunto persenta el Spartan Trainer Wrist HR

Un versátil reloj GPS ideal para mujeres deportistas...

Encuentra tu sujetador perfecto

Cómo el sujetador deportivo ha escrito nuevas reglas de juego...

La revolución post deporte

San Miguel 0,0 Isotónica revoluciona una de las asignaturas pendientes de las deporti...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.