Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

La depresión postparto sin edulcorar

Maternidad y deporte… cuando hay que llevar la teoría a la práctica
Publicado por Nessita Arauz
Votar
1 votos
La depresión postparto sin edulcorar
La depresión postparto sin edulcorar

Quizás mi artículo de esta semana no sea especialmente motivador; sin embargo, creo que puede ser más útil enterarnos de la realidad, porque, aunque nos cueste mirar de frente las dificultades de la vida, esto a largo plazo consigue evitar mucha frustración.

Lo que de verdad pretendo es que te sientas comprendida, que no te sientas rara por no sentir eso que esperabas, que no te frustres porque no esté saliendo como planeaste y, sobre todo, que no te culpabilices por no cumplir con nada de lo que te prometiste.

Nos visualizamos como súper mamis, retomando nuestra vida de antes de embarazarnos o incluso a veces iniciando cambios a mejor: nos vemos en el gym, recuperando nuestra figura, paseando el carrito monísimas de la muerte, con una sonrisa de oreja a oreja gritando a los cuatro vientos lo maravilloso de la maternidad.

¡¡SÍ!! ¡Creemos que nosotras sí lo conseguiremos! E incluso nos atrevemos a criticar a las otras madres que han caído en el “autoabandono” y “malcrían” a sus hijos. NO TE PIERDAS ESTAS FOTOS IMPACTANTES PARA QUE ENTIENDAS LO QUÉ ES LA DEPRESIÓN POST PARTO

Os voy a dar dosis de realidad

Después de una experiencia tan potente como dar a luz, la mamá no sólo va a atravesar por cambios físicos, si no también emocionales.

En la mayoría de los casos, tenemos una imagen idealizada de lo que será nuestra vida después del parto. Nos hablan del embarazo, nos hablan del momento de dar a luz, pero poca información nos brindan sobre lo que para mí ha sido la parte más difícil de todas, el post parto.

Son muchos los cambios físicos, nuestro cuerpo de veras que sufre una verdadera revolución hormonal, sentimos dolor físico en cada una de las partes más íntimas, de la noche a la mañana, nuestra vida cambia, da un giro de 180 grados; si es nuestro primer hijo, todo son dudas e inseguridades. Si es el segundo o siguientes, tienes que repartir tu atención en más corazones de los que puedes abarcar. La maternidad es difícil, sobre todo si pretendemos compaginarla con un estilo de vida de mujer actual, sana, deportista y moderna.

Este proceso de adaptación crea esa pequeña depre postparto, que aparece de manera repentina cuando sales del hospital con tu bebé en brazos y te encuentras de golpe en una nueva vida que es completamente distinta a la que tenías cuando entraste por la puerta de maternidad. Demasiados cambios en tan pocas horas, ¿no crees?

Depresión postparto, baby blues como palabra de moda….¡¡No!! Más bien “agobiazo severo”. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR COMBATE LA DEPRESIÓN POST PARTO CON EJERCICIO

Nuestro foco de atención cambia, pretendemos adaptar al bebé a nuestra vida cuando somos nosotras quienes al final tenemos que adaptar nuestra vida al bebé.

Necesitamos apoyo emocional y no siempre lo tenemos, ni por lo que nos venden, ni por nuestro entorno, ni siquiera por nosotras mismas que nos llenamos de auto exigencias.

Sin embargo, déjame que yo lo haga, dame permiso para trasladarte mi cariño y apoyo ¡¡porque sí!! Sé por lo que estás pasando y déjame que te diga que eres maravillosa con todas y cada una de tus imperfecciones y lo estás haciendo bien, todo lo bien que sabes, y ¡¡sí!! es suficiente, más que suficiente. 

Aunque sientas que la situación te ha desbordado por completo, te sientas cansada, falta de energía, con un cuerpo blando y con carnes que caen por todos lados… te transmito calma: es sólo una etapa de transición y oportunidad de crecimiento y aprendizaje hacia una nueva y mejorada versión de ti misma.

¡¡Quiero ayudarte!! Quiero brindarte algunos consejos para que sobre todo consigas sentirte bien, a pesar de que no estés en tu mejor momento, volverás a ser esa persona de antes, y con una oportunidad de vivirlo con consciencia para ser mejor aún. Quizás no acabes siendo como imaginabas en tu proyección de vida de madre ejemplar y perfecta, pero tienes la gran oportunidad de reencontrarte de un modo diferente y potenciando nuevas cualidades que antes desconocías.

¡!Entrégate a la experiencia !! ¡¡Rompe las reglas de lo que conocías para descubrirte en el apasionante mundo de las felices malas madres!!

No te asustes si te sientes sola, cansada y agobiada con los consejos externos. No te lo tomes como algo personal, forma parte del proceso. No trates de convencer a nadie, ni pretendas sentirte segura, haz las cosas como creas, déjate llevar por tu intuición, equivócate las veces que sean necesarias, necesitas tu tiempo para conocer a tu bebé, y no existen dos personas iguales: aunque tu suegra haya tenido 5 hijos, ninguno es el tuyo. Métete en tu burbuja, disfrútala y súfrela. La experiencia de conocer a tu hijo y aprender a ser madre es dura pero apasionante.

Ahora te hablo desde mami fit: yo comencé mi vida fitness en mi afán de escapar de una doble maternidad en poco tiempo que acabó por desbordarme; por eso quiero brindarte mi experiencia para que descubras cuanto beneficio puedes obtener si decides aprovechar este momento de “crisis”, de cambio, y de oportunidad para llegar a ser la mujer empoderada que mereces.

Hacer deporte es el mejor aliado que puedes encontrar para volver a reencontrarte, primero porque te ayudará a que tu recuperación sea más rápida, segundo porque te exigirá centrarte un poquito en ti y así afrontarás mejor la saturación que provoca las demandas permanentes de un bebé recién nacido.

Hay muchos mitos acerca de hacer ejercicio después del parto, dependerá sobre todo de tu recuperación: no es lo mismo si ha sido parto natural, cesárea, tienes una episiotomía, eres deportista de siempre, has practicado deporte durante el embarazo o partes de cero porque quieres recuperar la forma o cambiar tus hábitos.

Para mí lo verdaderamente importante es utilizar el sentido común y comenzar de manera progresiva en función a cómo te encuentres.

Comienza con ejercicio cardiovascular, paseos con tu bebé, fortalecimiento del suelo pélvico, abdominales hipopresivos y estiramientos.

A partir de la cuarentena si todo marcha bien, me parece buena idea si comienzas el gimnasio. Tu bebé necesita también de su papá, no seas absorbente y dale a tu pareja el lugar que merece, comprometerte en tu momento de deporte y espacio propio apoya esta conducta que es beneficiosa para tu unidad familiar. Salir de casa y despejarte aunque te cueste separarte un rato de tu bebé te ayudará a evitar momentos de saturación y desgaste psicológico que acabarás pagando con quién tengas cerca en el momento menos adecuado, y enciman perderás tu razón en las formas con lo que te sentirás culpable.

Otro de los grandes mitos van asociados a la lactancia: en mi caso he dado pecho a mi hija pequeña durante cuatro años y medio, y he realizado deporte en muy alta intensidad. Hay estudios que demuestran que el deporte no incide negativamente a las hormonas a asociadas a la lactancia, la única precaución que debemos tener es la de compensar el gasto calórico con una buena alimentación, rica en vitaminas y minerales e hidratarnos mucho.

Aunque suene paradójico, y estemos más cansadas, el ejercicio físico favorecerá nuestra energía, permitiéndonos encontrarnos más vitales y positivas a pesar de tener menos horas de sueño.

Ni que decir que recuperarás tu figura a mayor velocidad, y eso de que el cuerpo de una mujer después de ser madre no vuelve a ser el mismo es una excusa barata para las mujeres que no se cuidan. Te puedo garantizar que mi físico en infinitamente mejor ahora con 36 años y dos hijas que cuando tenía 25 y jamás había parido. Sólo tengo unas pequeñas heridas de guerra, bajo mi vientre, hermosas estrías que me encanta lucir sobre mi trabajado abdomen.

Habrá días que no puedas salir de casa, porque haga al tiempo o tu bebé esté malito. Te animo a que aproveches mientras duerme, te pongas tu música favorita, y realices tu rato de ejercicio en casa: en mi libro fitness emocional tienes un capítulo entero dónde te hablo de cómo hacerlo y, si no, siempre encontrarás en youtube rutinas caseras que te aportarán ese ratito de desconexión “sagrados” de tus obligaciones y conectar contigo misma.

No te pierdas a ti misma en tu afán de ser una madre ejemplar y perfecta, siguiendo estereotipos de lo que nos enseñaron que debían ser las buenas madres, recuerda siempre que el mejor regalo que puedes darle a tu hijo es ser una mamá feliz y es motivador saber que mejoras día a día tu versión, sabiendo que hay quién sigue tus pasos.

Fitness emocional con Nessita Arauz

Nessita Arauz es nuestra nueva ChicaWH. Cada semana, encontrarás sus artículos en la web de Women’s Health, pero –si quieres saber mucho más del fitness emocional- no te pierdas su nuevo libro: Fitness Emocional. Una potente herramienta de bienestar personal. En él, encontrarás la unión del deporte con la psicología, un amplio estudio de las emociones y las prácticas deportivas que, si lo sumas, te llevará a conseguir el tipo de vida saludable que siempre has deseado.

Madre de dos niñas, Nessita Arauz es doctora especialista en gestión emocional y manejo de la ansiedad, así como entrenadora personal y coach deportiva. Y, si te parece poco, aún saca tiempo para convertirse en campeona de Bikini Fitness, una disciplina que se diferencia del culturismo en el que en vez de valorar el volumen muscular se premia la definición de todo el cuerpo.

Otros artículos de Nessita Arauz

Te recomendamos

La flor de los nutricionistas: apuesta por la alcachofa

La verdura desintoxicante para tomar en cualquier momento y lugar...

Lo que no sabes de las dietas detox

Son rápidas, supuestamente efectivas… y potencialmente peligrosas. ¿Sabes lo que le p...

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando dejas de hacer ejercicio?

¿Has dejado de ir al gimnasio? ¿Hace un mes que colgaste las zapatillas de running? P...

20 trucos capilares para chicas deportistas

Dos gurús te harán ganarle la batalla a tus bad hair days incluso en tus sesiones de ...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPR utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.