Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

¿Corres bien? Tu postura te delata

Cómo trabajar tu técnica de carrera

Chequeamos los errores más comunes

Chequeamos los errores más comunes

A correr también se aprende: al menos, debes hacerlo si quieres que el running forme parte de tu vida de una manera estable. Una mala postura puede lesionarte y, sobre todo, impedir que disfrutes con tus carreras. Vamos a chequear los errores más comunes y cómo remediarlos.

Chequeamos los errores más comunes

A correr también se aprende: al menos, debes hacerlo si quieres que el running forme parte de tu vida de una manera estable. Una mala postura puede lesionarte y, sobre todo, impedir que disfrutes con tus carreras. Vamos a chequear los errores más comunes y cómo remediarlos.


1.- Tronco en línea

Tu cuerpo debe estar firme, pero relajado. Imagínate que tu tronco forma una línea recta y ahora que tiran de ti un poco hacia delante: debes correr algo inclinada. Ojo con tu pelvis. Un error muy común es “correr sentado”. ¿Cómo es eso?

Si la pelvis va demasiado inclinada hacia delante, como si te sentaras en tu zancada, te hará estirar en exceso los isquiotibiales. Te puedes lesionar, pero también te cansarás mucho antes. ¿Cómo se soluciona? Toca hacer un “resert”: prueba a correr con los brazos por encima de la cabeza completamente rectos y los dedos de las manos entrelazados entre sí. Así conseguirás llevar la pelvis a su sitio.

Recuerda que debes correr hacia delante, no hacia arriba. Parece una obviedad, pero un error común es ir como saltando, desplazándose mucho en vertical. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: POR QUÉ TE SABE LA BOCA A SANGRE CUANDO CORRES 


2.- La cabeza mira hacia el frente

Claro que debes ver por dónde pisas, pero procura no bajar la cabeza. Tienes que llevarla en línea con los hombros: lo postura más natural posible. No te encorves, ni adelantes la cabeza, ya que todo tu cuerpo la seguirá.

Un buen truco es mirar solo con los ojos por donde pisas, sin mover la cabeza. Piensa que corres hacia el horizonte y no “saques chepa”.

Además, los hombros deben estar relajados. Es un error que puedes cometer incluso cuando andas: llevas los hombros tensos y, por tanto, te encorvas hacia delante. Un buen truco es simular que corres moviendo los brazos estirados: así relajarás los hombros. Y ADEMÁS: RUNNER ENTRENA TU FUERZA


3.- No controlas el braceo

Los brazos tienen que ir flexionados, formando un ángulo de 90º. Cuando llevamos el brazo atrás, el codo debe elevarse casi a la altura del hombro. Cuando va hacia delante, el codo queda en línea con el cuerpo. Además, los brazos no deben cruzar nunca la línea central del cuerpo.

Ten en cuenta que el movimiento descontrolado de los brazos también desestabiliza el resto del cuerpo. Procura mantener los codos cerca de tu cuerpo y ¡las manos van abiertas y sueltas! Así estarás más relajada. COMPLETA LA INFO: PLAN PARA INICIARTE AL NATURAL RUNNING 


4.- Entra suave

Debes cuidar cómo impacta tu pie al correr. Concéntrate en “aterrizar” con suavidad, para ello tus talones no deben ser los primeros en tocar el suelo. Recuerda que cuando corres hay un momento en que te quedas en el aire, no como cuando andas, que siempre hay un pie en contacto con el suelo.

Por eso, debes apoyar primero la parte media del pie para que se reduzca el impacto en tus huesos y articulaciones.

Cómo practicarlo: corre en el sitio como si tiraran de tus rodillas hacia delante y hacia arriba en cada zancada. Después, intentan mantener esta postura, corriendo en movimiento. ¡Intenta que tus pies apenas hagan ruido al correr! Recuerda que, cuanto más bajos lleves los pies al correr, mejor. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CÓMO USAR LA CINTA COMO ENTRENAMIENTO PARA UNA CARRERA 


5.- No te pases con las zancadas

Las zancadas no deben ser excesivamente largas. Si extiendes mucho el paso, al aterrizar la rodilla se resentirá. En vez de concentrarte en la longitud de los pasos, un buen truco es mirar la cadencia: mejor una zancada corta y rápida. Lo ideal es alcanzar los 180 golpes por minuto. yY ADEMÁS: CÓMO PREPARAR TU PRIMERA CARRERA 


Next

Te recomendamos

4 razones que ya no te servirán de excusa para dejar de entrenar

La regla ya no es excusa para no entrenar...

Hidrata y recupera después de entrenar

Entrenar en verano con el calor exige una rápida y eficaz hidratación después del eje...

Tres deportes, una prenda

Corre, conquista el gym y relájate con lo último de Reebok, ¡así son las mallas crea...

Descansar bien: el entrenamiento total

Si eres deportista, no vale dormir: consigue un sueño reparador...

La ola del cambio

¿Existe alguna diferencia entre el surf masculino o femenino para que haya existido e...

Las mejores zapatillas para volver al cole

Consigue que los más pequeños de la casa pisen con fuerza en el nuevo curso con las z...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.