Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Si correr te da pereza y caminar te sabe a poco, pásate a la marcha atlética

Es uno de los deportes más saludables y más efectivos físicamente.

La técnica

La técnica

La marcha atlética es una de las disciplinas del atletismo. Probablemente la mayoría lo conoceréis por definirlo como una mezcla entre correr y caminar, pero para los especialistas hay que entrar más en detalle porque es un deporte técnico. Hay dos normas, una es que siempre ha de haber un pie en contacto con el suelo y la otra, que la pierna que avanza ha de estar totalmente estirada por la rodilla. Evidentemente para pasarla hacía adelante tendremos que doblarla porque sino pareceremos un robot, pero lo que ha de quedar claro es que a diferencia del correr, que entra flexionada, tenemos que controlar que la pierna que apoyamos por delante ha de estar recta. Estos son los requisitos que tienen que cuidar los marchadores y marchadoras que compiten. Pero seguramente el tema de competición no sea lo vuestro, o quién sabe, tal vez más de una se puede acabar motivando y llegar a ponerse el dorsal.

Cada vez son más las chicas que salen a caminar, ya sea por quemar calorías y/o porque correr les puede dar pereza o no pueden por lesiones. La verdad que cuando hablamos de marcha atlética la gente se pone una barrera porque lo ve difícil, muy técnico, pero la idea es aprovecharnos de los grandes beneficios que nos aporta este deporte.

La técnica

La marcha atlética es una de las disciplinas del atletismo. Probablemente la mayoría lo conoceréis por definirlo como una mezcla entre correr y caminar, pero para los especialistas hay que entrar más en detalle porque es un deporte técnico. Hay dos normas, una es que siempre ha de haber un pie en contacto con el suelo y la otra, que la pierna que avanza ha de estar totalmente estirada por la rodilla. Evidentemente para pasarla hacía adelante tendremos que doblarla porque sino pareceremos un robot, pero lo que ha de quedar claro es que a diferencia del correr, que entra flexionada, tenemos que controlar que la pierna que apoyamos por delante ha de estar recta. Estos son los requisitos que tienen que cuidar los marchadores y marchadoras que compiten. Pero seguramente el tema de competición no sea lo vuestro, o quién sabe, tal vez más de una se puede acabar motivando y llegar a ponerse el dorsal.

Cada vez son más las chicas que salen a caminar, ya sea por quemar calorías y/o porque correr les puede dar pereza o no pueden por lesiones. La verdad que cuando hablamos de marcha atlética la gente se pone una barrera porque lo ve difícil, muy técnico, pero la idea es aprovecharnos de los grandes beneficios que nos aporta este deporte.


Los beneficios

- Menos impacto que el correr. El impacto que recibe nuestro cuerpo al caer en cada zancada que damos corriendo es “muy heavy”. Piensa que es como si continuamente estuviéramos dando saltos porque el cuerpo se mantiene en el aire. Sin embargo, en la marcha atlética al tener siempre un pie en contacto con el suelo el impacto se reduce a la mitad.

- Trabajo cardiovascular. Aumentarás el ritmo de trabajo de tu corazón y esto es un estimulo positivo sin llegar a un pulso tan alto como el que a veces nos acelera la carrera y que ,como cansa o agobia más, nos lleva a paramos antes. Entre los beneficios que aporta trabajar este músculo encontramos la huida a muchas enfermedades empezando por la bajada de colesterol.

- Quemas casi cuatro veces más el número de calorías que caminando. Así que ya que sacamos un ratito para hacer deporte vamos a sacarle el máximo partido posible.

- Tonificas casi todas las partes del cuerpo. Ya os habréis fijado o probado que la marcha requiere mucha marcha para el cuerpo y es que trabajas desde glúteos, isquios, abdominales, caderas, brazos, espalda... es súper completo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: El entrenamiento definitivo para despedirte de las cartucheras  

El objetivo nuestro será conseguir caminar más rápidas para que nuestra sesión de deporte sea más efectiva.


Andar más rápido

- En la marcha atlética se utiliza mucho el movimiento de brazos para poder avanzar. Así que mueve con energía los brazos hacia adelante y hacia atrás para que le llegue la frecuencia a tus piernas y así poder ir más rápida.

- Entra de talón, como en la marcha atlética, y para despegar a dar el siguiente paso haz fuerza de impulsión contra el suelo con la parte delantera del pie.

- Piensa en mover las caderas girándolas un poquito hacía delante. Esto puede parecer complejo, pero la idea no es que muevas las caderas a los lados ya que hacía donde queremos avanzar es adelante.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: A QUÉ VELOCIDAD DEBO DE CAMINAR PARA PERDER PESO


Next

Te recomendamos

Una cena en casa también puede ser gourmet

Una buena materia prima es sinónimo de éxito....

Tú marcas las reglas, el evento más ‘íntimo’ de WH

¿Y si fuera posible olvidarse de las molestias de la menstruación y además tener meno...

Suunto persenta el Spartan Trainer Wrist HR

Un versátil reloj GPS ideal para mujeres deportistas...

Encuentra tu sujetador perfecto

Cómo el sujetador deportivo ha escrito nuevas reglas de juego...

La revolución post deporte

San Miguel 0,0 Isotónica revoluciona una de las asignaturas pendientes de las deporti...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.