Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Si te planteas así el fitness, cambiarás de vida

Descubre cómo aumentar tus “niveles serotonínicos”
Publicado por Nessita Arauz
Votar
1 votos
Si te planteas así el fitness, cambiarás de vida
Si te planteas así el fitness, cambiarás de vida

El fitness se ha convertido en una palabra de moda en los últimos años: se asocia a gimnasio, cuerpos tonificados, pérdida de peso y comida sana. Ir al gimnasio al principio puede que te resulte aburrido. No conoces el funcionamiento de las máquinas y, en la mayoría de los casos, enfrentarte tu sola a un mundo desconocido y aparentemente frívolo, hace que te sientas torpe, insegura e incluso absurda.

La falta de personal de las cadenas low cost no ayuda. Por eso, para empezar, siempre propongo que comiences en un gimnasio de barrio “old school” o con un entrenador o entrenadora personal, donde al menos puedas garantizarte el sentirte acompañada en tus comienzos hasta que aprendas a manejar la historia y adquieras algo de motivación y seguridad.

¡Hoy tengo un reto!

Te propongo que me permitas un pequeño espacio en tu mente para contagiarte del significado de lo que para mí se ha convertido en una filosofía de vida que no sólo vela por la salud física sino que te aporta una verdadera mejora en tu salud emocional.

Pretendo con mis palabras, tratar de despertar tu interés hacia un sentido del fitness a un nivel más profundo, para que la dureza de los comienzos se convierta en un puro trámite, de un proceso de aprendizaje que te llevará -más pronto que tarde- a comprenderlo todo desde otra dimensión que ahora mismo desconoces.

Las reglas del juego son sencillas: nutre tu cuerpo con alimentos saludables, realiza ejercicio de manera cotidiana y descansa para recuperar energía. ¿Y todo esto, para qué?

¡Pues para ser más felices¡

Seamos realistas, llevar una vida saludable no nos garantiza una verdadera buena salud. Hay personas que con hábitos terribles fallecen ancianos y otras personas que se cuidan y enferman. Sin embargo, un estilo de vida fitness se convierte en un compromiso contigo en tu afán de quererte, de cuidarte y de, al menos, hacer lo posible para que todo funcione adecuadamente el mayor tiempo posible.

Pero, sobre todo, cuando consigues cambiar tus hábitos, te sientes muy bien, recuperas vitalidad y dejas de ser una víctima de tus apetencias para convertirte en una mujer poderosa que maneja su vida, sientes satisfacción personal y, con esa energía, podrás afrontar mejor cualquier aspecto de tu mundo, vivir con plenitud los buenos momentos y adoptar una actitud mucho más positivas ante las adversidades que se te presenten.

¿Quieres saber por qué ocurre esto?

Por eso, hoy quiero brindarte algunos conocimientos y consejos, que te ayudarán a aumentar tus “niveles serotonínicos”. La serotonina es mi “fit-hormona” favorita, produce sentimiento de bienestar, alegría y buen humor. Es la responsable de ese “buenrollismo” que caracteriza a las mujeres fitness.

La fábrica de serotonina se sitúa en el estómago; su ingrediente fundamental es el triptófano, un aminoácido esencial que el cuerpo no produce por sí mismo y que lo introducimos a través de una buena alimentación: el pollo, el pescado, el plátano, los frutos secos… son alimentos ricos en esta proteína que se sintetiza a partir de la unión con otras fuentes de carbohidratos, como el arroz, la patata y los cereales, así como con otras vitaminas y minerales.

El triptófano es catalogado como un antidepresivo natural, reduce la ansiedad por la comida, especialmente por los azúcares: por eso, una dieta rica en proteínas reduce el apetito, además disminuye los niveles de cortisol, que es la hormona que se asocia al estrés y nos ayuda a estar más relajadas, concentradas y presentes en lo que estamos haciendo.

Es muy importante realizar ejercicio físico para liberar serotonina: el corazón bombea la sangre que se oxigena a través de la respiración y, por ella, viaja hasta introducirse en el cerebro junto con otros neurotransmisores que propician la felicidad.

Muchos de los depósitos de serotonina se encuentran en los músculos, con lo que -al realizar ejercicio de fuerza- promovemos su liberación de manera inmediata. Por eso, cuando llevamos un tiempo entrenando, aumentamos nuestra capacidad de esfuerzo y motivación, pero ¡cuidado! Porque, si nos dejamos arrastrar por esa sensación, podemos llegar a un sobreesfuerzo físico, dando lugar a lesiones o a unas agujetas terribles, y asociarás entrenar con dolor: terminarás cansada y desmotivada antes de obtener verdaderos resultados.

La práctica del ejercicio de fuerza debe ser progresiva, usando la lógica y el sentido común.

Como bien sabes, un estilo de vida fitness, implica seguir una rutina, estableciendo prioridades en función a nuestras verdaderas necesidades físicas y emocionales. Nos obliga a ser más organizadas, a desarrollar cada día un poquito de fuerza de voluntad, a relacionarnos mejor con nuestra capacidad de esfuerzo y, sobre todo, nos exige pensar más en nuestro bienestar propio si es que de verdad lo que deseamos es compartir con los demás lo mejor de nosotras mismas.

Esta actitud, además de empoderarnos como mujeres, fortalece nuestras conexiones neuronales asociadas al autocontrol emocional, volviéndonos más equilibradas, centradas y ecuánimes. Nuestra buena energía propiciará que pensemos en positivo, que nos volvamos más optimistas, que encaremos con más alegría el día a día y, de esta manera, se verá retroalimentada nuestras ganas de continuar, nuestra capacidad para ser más constantes y perseverantes para conseguir todos nuestros propósitos y permanecer con buenos hábitos.

Una vez llegados a este punto, te garantizo que habrá un antes y un después en tu manera de entender el fitness, comprenderás el sentido de la filosofía de vida que se esconde detrás de una simple palabra de moda , confiarás más en ti misma , te apasionará tu nueva vida y cuando, además, estos cambios se vean reflejados en tu cuerpo y el espejo te devuelva cada día la mejor de tus versiones , aumentará tu autoestima , tu sensualidad y tus ganas de comerte el mundo!

Fitness emocional con Nessita Arauz

Nessita Arauz es nuestra nueva ChicaWH. Cada semana, encontrarás sus artículos en la web de Women’s Health, pero –si quieres saber mucho más del fitness emocional- no te pierdas su nuevo libro: Fitness Emocional. Una potente herramienta de bienestar personal. En él, encontrarás la unión del deporte con la psicología, un amplio estudio de las emociones y las prácticas deportivas que, si lo sumas, te llevará a conseguir el tipo de vida saludable que siempre has deseado.

Madre de dos niñas, Nessita Arauz es doctora especialista en gestión emocional y manejo de la ansiedad, así como entrenadora personal y coach deportiva. Y, si te parece poco, aún saca tiempo para convertirse en campeona de Bikini Fitness, una disciplina que se diferencia del culturismo en el que en vez de valorar el volumen muscular se premia la definición de todo el cuerpo.

COMPLETA LA INFORMACIÓN: FITNESS EMOCIONAL, 7 PENSAMIENTOS PARA ALCANZAR TUS RETOS

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.