Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Firmes: cómo caminar erguida

Los osteópatas lo tienen claro: tu fisionomía marcará tu forma de andar, pero la puedes educar. Te enseñamos cómo. Te sentirán mejor y te verán mejor.

Más autoestima

Más autoestima

No solo es una cuestión estética. Si caminas erguida, mejorarás tu circulación sanguínea y nerviosa. Se evitan infecciones urinarias y se mejora el tránsito intestinal. Además, como llega más aporte sanguíneo a los órganos sexuales reducirás tus dolores menstruales y, hay quien dice, que serás más propensa a lograr más orgasmos. Pero hay algo más: andar erguida puede convertirse en una inyección de autoestima.

Más autoestima

No solo es una cuestión estética. Si caminas erguida, mejorarás tu circulación sanguínea y nerviosa. Se evitan infecciones urinarias y se mejora el tránsito intestinal. Además, como llega más aporte sanguíneo a los órganos sexuales reducirás tus dolores menstruales y, hay quien dice, que serás más propensa a lograr más orgasmos. Pero hay algo más: andar erguida puede convertirse en una inyección de autoestima.

Cómo colocar el cuerpo

1.- Proyecta la pelvis hacia delante. Te verán más alta. Por si no lo sabías, tu psoas –el músculo que se encuentra en la cavidad abdominal y en la parte anterior del muslo- puede forzarte sin que lo sepas a que adoptes una pequeña flexión lumbar. Hay un truco muy sencillo para que compruebes la importancia de este músculo: siéntate y ponte la mano en las lumbares. Notarás que la zona es plana. Sin embargo, cuando te pones de pie, puedes notar cómo se ha producido una curvatura hacia adentro.

2.- Cabeza erguida. Imagina que tienes una pequeña cometa entre la nuca y la zona de los riñones. Intenta llevarla lo más estirada posible y no doblada hacia delante.

3.- Caminar con calzado completamente plano tampoco es lo más saludable. Algunos fisios advierten que, para determinadas personas, los tacones pueden ser muy beneficiosos: eso sí, nunca te pongas más de 7 centímetros de tacón. También te pueden ayudar camisetas de compresión.

4.- Ten cuidado cuando te sientes. Nuestra vida sedentaria ha provocado que un 80% de la población padezca o haya padecido dolores lumbares. Se calcula que en España los dolores cervicales afectan a 9,8 millones de personas. Sabemos que no puedes evitar estar sentada, pero intenta que el respaldo de la silla esté recto y brazos y codos apoyados. La pantalla del ordenador tiene que estar situada frente a los ojos. Tampoco es recomendable dormir boca abajo.


El gym también te pone firme

¿Todavía nos has probado una clase de Postural Fit? Están en Barcelona: es un entrenamiento creado por fisioterapeutas que, además de corregir tu postura, conseguirás reforzar tu musculatura.  

En Madrid también encontrarás el Instituto de Pilar Domínguez, donde también dan clases a niños y a embarazadas.  

Y, por supuesto, las clases de ballet te pueden ayudar. Te recomendamos Body Ballet, Barra al suelo y Baileterapia, de la televisiva bailarina Beatriz Luengo. 


Next

Te recomendamos

Hidrata y recupera después de entrenar

Entrenar en verano con el calor exige una rápida y eficaz hidratación después del eje...

Tres deportes, una prenda

Corre, conquista el gym y relájate con lo último de Reebok, ¡así son las mallas crea...

Descansar bien: el entrenamiento total

Si eres deportista, no vale dormir: consigue un sueño reparador...

La ola del cambio

¿Existe alguna diferencia entre el surf masculino o femenino para que haya existido e...

Las mejores zapatillas para volver al cole

Consigue que los más pequeños de la casa pisen con fuerza en el nuevo curso con las z...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.