Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Entrenamos con Nika

Estrena disco con su banda Münik y ha vuelto a la Academia de Operación Triunfo 15 años después.
, 12-01-2018

Raqueta y guitarra

Raqueta y guitarra

Una grave lesión me obligó a dejar el ballet con siete años, cuando llevaba cuatro practicándolo. También jugaba al tenis y fui profesional hasta que cumplí 18. Siempre pensaba en mi guitarra cuando tenía la raqueta en la mano y sufría mucho cuando competía (tengo una sensibilidad que la quiero sobre el escenario, pero no en la cancha), así que lo dejé.

Estudié Magisterio y entré en Operación Triunfo, el programa de búsqueda de talentos musicales de TVE. A partir de ahí, los dos siguientes años fueron un poco caóticos y no encontraba el momento de entrenar, me agobiaba con la imagen y como no podía hacer deporte para compensar comía poco y me quedé en 50 kilos, ¡demasiado delgada! He ido pasando por todas las disciplinas: Body Combat, zumba, spining, CrossFit y, después de hacer la Spartan Race, cambié de gimnasio y empecé a practicar yoga. Me he enamorado por completo.


Básicos de belleza
Me encanta la cosmética natural y el maquillaje. Ya no tomo nada el sol, me hidrato la piel y opto por fórmulas veganas. ¿Mi ritual de belleza? Por la mañana me lavo la cara y me pongo un sérum; y antes de dormir me limpio muy bien y me aplico una hidratante. Me gustan las pieles jugosas. El maquillaje de mis ojos es es mi seña de identidad, desde que vi el vídeo My favourite game (1998) con Nina Persson (The Cardigans) me enamoré de sus smoked eyes y me dije: “Yo quiero ser esa”. Me sirve un poco de escudo, mi flequillo y mis ojos ahumados. El día que no vaya así será que pasa algo. Bueno, si me dedico al yoga y me voy a la India… igual cambio de estética

Raqueta y guitarra

Una grave lesión me obligó a dejar el ballet con siete años, cuando llevaba cuatro practicándolo. También jugaba al tenis y fui profesional hasta que cumplí 18. Siempre pensaba en mi guitarra cuando tenía la raqueta en la mano y sufría mucho cuando competía (tengo una sensibilidad que la quiero sobre el escenario, pero no en la cancha), así que lo dejé.

Estudié Magisterio y entré en Operación Triunfo, el programa de búsqueda de talentos musicales de TVE. A partir de ahí, los dos siguientes años fueron un poco caóticos y no encontraba el momento de entrenar, me agobiaba con la imagen y como no podía hacer deporte para compensar comía poco y me quedé en 50 kilos, ¡demasiado delgada! He ido pasando por todas las disciplinas: Body Combat, zumba, spining, CrossFit y, después de hacer la Spartan Race, cambié de gimnasio y empecé a practicar yoga. Me he enamorado por completo.


Básicos de belleza
Me encanta la cosmética natural y el maquillaje. Ya no tomo nada el sol, me hidrato la piel y opto por fórmulas veganas. ¿Mi ritual de belleza? Por la mañana me lavo la cara y me pongo un sérum; y antes de dormir me limpio muy bien y me aplico una hidratante. Me gustan las pieles jugosas. El maquillaje de mis ojos es es mi seña de identidad, desde que vi el vídeo My favourite game (1998) con Nina Persson (The Cardigans) me enamoré de sus smoked eyes y me dije: “Yo quiero ser esa”. Me sirve un poco de escudo, mi flequillo y mis ojos ahumados. El día que no vaya así será que pasa algo. Bueno, si me dedico al yoga y me voy a la India… igual cambio de estética


Chocolate, por favor

Debido a distintas alergias, durante 20 años no he podido comer jamón, ni tomate, ni pescado, ni frutos secos, ni chocolate. Menos mal que me gustan mucho las verduras y las legumbres, pero ya estaba aburrida con la comida. Jordi, mi pareja, me animó a hacerme las pruebas de nuevo y, sorprendentemente, he superado muchas intolerancias. Me estoy inflando a salmón y a atún, tolero el tomate, puedo tomar jamón ibérico… Por eso he cogido unos cinco kilos últimamente, pero ¡estoy feliz! Soy muy fan de los platos de cuchara y adoro las lentejas vegetarianas de mi madre. El dulce es lo que me pierde. ¿Mi debilidad? El chocolate blanco. Sé que es malo, pero está buenísimo.

La llamada del mat

Desconecto con el deporte en general y con el yoga en particular. Todo surgió porque una marca me propuso dar una clase de yoga al ver mis fotos por IG, y dije que no, porque era consciente de que no tenía la formación adecuada. Eso me dio que pensar, y como lo quiero practicar toda la vida, me lancé a estudiarlo. Me enganchó primero lo físico, porque me recordaba al ballet (aguanta el estiramiento, sufre…) y luego lo espiritual. Estoy estudiando para instructora de yoga y aprendiendo mucho. Así todo tiene más sentido, cuando practico sé lo que hago y por qué lo hago. La meditación es mi asignatura pendiente; si despliego la esterilla mis perros se me echan encima. ¡Es imposible


Next

Tags: 

Te recomendamos

La flor de los nutricionistas: apuesta por la alcachofa

La verdura desintoxicante para tomar en cualquier momento y lugar...

Lo que no sabes de las dietas detox

Son rápidas, supuestamente efectivas… y potencialmente peligrosas. ¿Sabes lo que le p...

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando dejas de hacer ejercicio?

¿Has dejado de ir al gimnasio? ¿Hace un mes que colgaste las zapatillas de running? P...

20 trucos capilares para chicas deportistas

Dos gurús te harán ganarle la batalla a tus bad hair days incluso en tus sesiones de ...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPR utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.