Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Entrena con un saco para poner en forma los abdominales

Dale caña a este ‘fulminacalorías’ y consigue un cuerpo de escándalo sin salir de casa
Women's Health , 16-02-2017

La mujer del saco

La mujer del saco

Si últimamente el día a día te devora y tu único contacto con el gimnasio es pagar la cuota mensual, hazte con un saco. Entrenando con él conseguirás ahorrarte un dinero y ponerte en forma. ¿Qué más quieres?

A simple vista puede parecer que no va a hacer gran cosa por ti. Pero antes de juzgarlo, deberías probarlo. Te lo advertimos: es pequeño pero matón. Piensa que gracias a él podrás realizar ejercicios que involucran varios grupos musculares. Pero, cuidado: trabajar con un saco no es tan fácil. A veces te parecerá que tiene vida propia y que constantemente está cambiando de forma. ¿Lo bueno del tema? Que te obligará a modificar continuamente tu postura y logrará que quemes más calorías que con materiales más estables, como las mancuernas o las kettlebells. Además, también es un arma infalible para que luzcas unos abdominales sexis el próximo verano. Según Miguel Boix, entrenador personal de FITT, “un saco lleva tus abdominales al límite, ya que te obliga a mantener el core en permanente tensión”. ¿Preparada para entrenar a saco?

 Haz 12 repeticiones por ejercicio. Haz este circuito de 5 ejercicios 3 veces.

La mujer del saco

Si últimamente el día a día te devora y tu único contacto con el gimnasio es pagar la cuota mensual, hazte con un saco. Entrenando con él conseguirás ahorrarte un dinero y ponerte en forma. ¿Qué más quieres?

A simple vista puede parecer que no va a hacer gran cosa por ti. Pero antes de juzgarlo, deberías probarlo. Te lo advertimos: es pequeño pero matón. Piensa que gracias a él podrás realizar ejercicios que involucran varios grupos musculares. Pero, cuidado: trabajar con un saco no es tan fácil. A veces te parecerá que tiene vida propia y que constantemente está cambiando de forma. ¿Lo bueno del tema? Que te obligará a modificar continuamente tu postura y logrará que quemes más calorías que con materiales más estables, como las mancuernas o las kettlebells. Además, también es un arma infalible para que luzcas unos abdominales sexis el próximo verano. Según Miguel Boix, entrenador personal de FITT, “un saco lleva tus abdominales al límite, ya que te obliga a mantener el core en permanente tensión”. ¿Preparada para entrenar a saco?

 Haz 12 repeticiones por ejercicio. Haz este circuito de 5 ejercicios 3 veces.


Lunch con giro

Trabajas: Los glúteos, los abdominales inferiores, los cuádriceps y los isquiotibiales. Repeticiones: 6 por lado.

¿Lista? Empieza con las piernas separadas por el ancho de tus caderas. Sujeta el saco firmemente contra el pecho. Desplaza tu pierna izquierda hacia atrás y realiza un lunch con la espinilla paralela al suelo. En esta posición, gira la parte superior del cuerpo hacia la derecha y vuelve a girar hacia el centro. Repite con la pierna contraria.


Crunch con extensión de pierna

Trabajas: El core. Repeticiones: 12.

(1) Túmbate con la espalda apoyada en el suelo. Sujeta el saco de arena contra el pecho. Levanta tus rodillas en un ángulo de 90° con las piernas paralelas al suelo. (2) Pon a trabajar tus abdominales. Levanta tus hombros del suelo, sujetando el saco, y colócate en posición de crunch mientras extiendes las piernas. Vuelve a la posición inicial. Asegúrate de mantener el coxis apoyado en el suelo para evitar lesiones.


Sentadilla con levantamiento de peso

Trabajas: Todo el cuerpo. Repeticiones: 12.

(1) Si quieres liberar tensiones, este es tu ejercicio. Para empezar, separa tus piernas por el ancho de tus caderas y coloca el saco entre los pies. Realiza la sentadilla (bien profunda) sin dejar de mirar al frente. (2) Agarra el saco y, con un movimiento explosivo de brazos y piernas, levántalo por encima de tu cabeza, manteniendo los brazos rectos. Suelta el saco y repite. ¡Tú puedes!


Sentadilla con peso

Trabajas: Glúteos y cuádriceps. Repeticiones: 12.

(1) Sitúate de pie con los pies separados por el ancho de tus hombros. Abraza el saco con fuerza contra el pecho. (2) Ve bajando lentamente mientras colocas las caderas en posición de sentadilla, hasta que las rodillas queden por encima de los pies. Mantén la postura durante un par de segundos. Regresa a la posición inicial del ejercicio.


Flexión con deslizamiento

Trabajas: Abdominales, tríceps y bíceps. Repeticiones: 12.

(1) Colócate como si fueras a hacer flexiones (puedes apoyar las rodillas). Deja el saco cerca de la mano izquierda. Baja el cuerpo hasta que tu pecho casi toque el suelo y vuelve a la posición inicial, asegurándote de que tu espalda esté recta. (2) Una vez estés colocada en posición de plancha, agarra el saco con la mano derecha y arrástralo hacia la derecha. Repite con la otra mano.


Next

Te recomendamos

La ola del cambio

¿Existe alguna diferencia entre el surf masculino o femenino para que haya existido e...

Mejora tu dieta con los alimentos más frescos

Descubre los beneficios de los alimentos frescos con los expertos de ALDI....

Hacemos realidad una sesión de yoga de ensueño

El Women’s Health Club by Issey Miyake llega a Bilbao...

Los beneficios ocultos de las zanahorias

Mejor cocidas que crudas...

Después del gym, una cerveza 0,0 isotónica

Preguntamos a los amantes del fitness....

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.