Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Diferencias entre una mamá-fit y una mamá-incubadora

Tu sudor es su salud

Bueno para ti

Bueno para ti

“¿Mira esa?”, te dice tu compañera de elíptica y te vuelves pensando que verás un ABS marcado, pero… “¿si está superembarazada?”. Y ahí la tienes levantando mancuernas como si nada, mientras que el resto de mortales la miran como si en vez de pesas agitase una copaza y un cigarro. ¿Por qué esa desaprobación?

Cuando estás embarazada, una de las primeras cosas que te aclara el ginecólogo es que se acabó eso de “comer por dos”. También te recomiendan –siempre que puedas- una vida activa. Es obvio que, si nunca has hecho deporte, no es buen momento para prepararte una maratón, pero hay ciertas prácticas que te pueden ayudar (y mucho) en estos meses: pilates, natación… por no hablar del escape mental que te puede aportar ahora que –de repente- eres consciente de que tu vida va a cambiar para siempre (sí, lo hará, no hace falta ser Samanta Villar para darse cuenta).

Eso sí, todo con moderación: un consejo que también hacemos a las chicas que no están embarazadas. La pregnorexia (un transtorno alimentario de las embarazadas) puede ser muy peligroso para madre y feto, pero no perdamos la perspectiva: ese no es el problema más grave estadísticamente hablando. Según la Universidad de Granada, el 68 por ciento de las mujeres en estado no realizan suficiente ejercicio durante la gestación.

Y ADEMÁS: EJERCICIOS PARA MAMÁS EMBARAZADAS

Bueno para ti

“¿Mira esa?”, te dice tu compañera de elíptica y te vuelves pensando que verás un ABS marcado, pero… “¿si está superembarazada?”. Y ahí la tienes levantando mancuernas como si nada, mientras que el resto de mortales la miran como si en vez de pesas agitase una copaza y un cigarro. ¿Por qué esa desaprobación?

Cuando estás embarazada, una de las primeras cosas que te aclara el ginecólogo es que se acabó eso de “comer por dos”. También te recomiendan –siempre que puedas- una vida activa. Es obvio que, si nunca has hecho deporte, no es buen momento para prepararte una maratón, pero hay ciertas prácticas que te pueden ayudar (y mucho) en estos meses: pilates, natación… por no hablar del escape mental que te puede aportar ahora que –de repente- eres consciente de que tu vida va a cambiar para siempre (sí, lo hará, no hace falta ser Samanta Villar para darse cuenta).

Eso sí, todo con moderación: un consejo que también hacemos a las chicas que no están embarazadas. La pregnorexia (un transtorno alimentario de las embarazadas) puede ser muy peligroso para madre y feto, pero no perdamos la perspectiva: ese no es el problema más grave estadísticamente hablando. Según la Universidad de Granada, el 68 por ciento de las mujeres en estado no realizan suficiente ejercicio durante la gestación.

Y ADEMÁS: EJERCICIOS PARA MAMÁS EMBARAZADAS


Bueno para él

Olvídate de la idea obsoleta de la “madre egoísta” por dedicarte tiempo para ti misma, porque también es bueno para el bebé:

• El feto de la madre que hace ejercicio tiene un ritmo cardíaco más bajo que el de los bebés de mamás inactivas (de esas mamás-incubadoras). Cuanto menos ritmo cardiaco, menos probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares cuando nazca.

• Cuanto más ejercicio haga la madre, se reducen las complicaciones en el parto.

• La mamá-fit reduce el riesgo de la temida DMG (la diabetes mellitus gestacional), una diabetes que lleva a que el bebé tenga un incremento de peso desproporcionado y una mayor probabilidad de que desarrolle obesidad o diabetes tipo 2 en su vida adulta, así como la madre. Según la revista JAMA Internal Medicine, si la madre realiza unos 150 minutos de ejercicio físico moderado por semana, el riesgo de DMG se reduce en ¡¡¡un 47%!!!

• Según la Universidad de Granada, practicar ejercicio moderado tres veces a la semana durante el segundo y tercer trimestre de gestión reduce el riesgo de tener bebés de más de 4 kilos de peso, lo que también reduce las probabilidades de que el parto se realice por cesárea.

• Los bebés de madres obesas pueden sufrir serios problemas: malformaciones, cardiopatías, espina bífida…

No lo olvides: tu sudor puede traducirse en su salud.

Y ADEMÁS: HASTA CUÁNDO PUEDO CORRER ESTANDO EMBARAZADA


Next

Te recomendamos

Una cena en casa también puede ser gourmet

Una buena materia prima es sinónimo de éxito....

Tú marcas las reglas, el evento más ‘íntimo’ de WH

¿Y si fuera posible olvidarse de las molestias de la menstruación y además tener meno...

Suunto persenta el Spartan Trainer Wrist HR

Un versátil reloj GPS ideal para mujeres deportistas...

Encuentra tu sujetador perfecto

Cómo el sujetador deportivo ha escrito nuevas reglas de juego...

La revolución post deporte

San Miguel 0,0 Isotónica revoluciona una de las asignaturas pendientes de las deporti...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.