Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

¿Cuál es el mejor ejercicio para liberar la mente?

¿Es el running una buena válvula psicológica?
Publicado por Patricia Cantalejo
Votar
1 votos
¿Cuál es el mejor ejercicio para liberar la mente?
¿Cuál es el mejor ejercicio para liberar la mente?

Puede que hayas decidido salir a correr para librarte de alguna que otra “sombra”: ansiedad, depresión, estrés… Seguro que has oído aquello de que el deporte te puede ayudar cuando pasas una mala racha. Sí, aquello de lo de “Mens Sana in Corpore Sano”.

Sin embargo, también hay que entrenarse para liberar la mente cuando corremos. Preguntamos a la doctora Neus García Guerra, especialista en Psicología Clínica y Psicoterapeuta, y miembro de Top Doctors, cuál es la actividad física más recomendada para “dar un poco tregua al cerebro”.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es el tiempo. “Si sufres ansiedad, se recomienda una actividad aeróbica sostenida por 30 minutos o más tiempo”, nos asegura. O sea que olvídate del HIIT o de los entrenamientos exprés de momento.

Vale… ya tenemos hueco en la agenda. Sin embargo, ¿no te ha pasado cuando corres que siempre te acompaña un pensamiento recurrente? ¿Cómo lo podemos superar?

El entrenamiento

“Para liberar la mente, es necesario ocupar el espacio mental de otra manera”, nos asegura la doctora Neus García Guerra. “Si nos planteamos dedicarnos a correr, será conveniente concentrarse en la actividad física, centrarse en el objetivo. Para ello, iremos pensando en lo que necesitamos, lo prepararemos la noche anterior, nos iremos a dormir con la idea de lo que haré al día siguiente. Antes de salir, es importante tener todo el espacio mental ocupado con los preparativos: ropa, zapatillas, crema…”, nos aconseja. Es como ir calentando para salir a correr de otra manera. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CRISIS EMOCIONA, EL DEPORTE COMO CURA. 

¿Y una vez que estamos trotando? Hay que “estar pendiente de nuestra respiración. Colocar la atención en la respiración aleja la mente de ensoñaciones y preocupaciones. Concentrarse en el cuerpo, en cómo respiras, cómo aterriza tu pie en el suelo, cómo balanceas los brazos. Si tienes alguna tensión (puños apretados, hombros), relájalos. Observar el cuerpo mientras se está corriendo”. COMPLETA LA INFO: TRES EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN ANTI ESTRÉS. 

Los cambios

Ya sabrás que hay tres hormonas que puedes estimular con el ejercicio:
• la serotonina se incrementa tras el ejercicio físico y nos aporta calma, nos ayuda a conciliar mejor el sueño e impide la ingesta de alimentos de forma compulsiva.
la dopamina nos permite experimentar una sensación placentera tras hacer ejercicio. Evitará que caigamos en otras fuentes de recompensa rápida como los dulces, el tabaco, el alcohol o las drogas.
las endorfinas se disparan tras el ejercicio. Nos sentimos más felices, alegres y se reduce nuestra ansiedad y el estrés.

Pero, además, hay cambios más profundos que logramos a medida que hacemos ejercicio. Nuestro aspecto físico va cambiando y aumenta nuestra autoestima y, a la vez, nuestros pensamientos positivos. 

“El fenómeno de la adherencia o permanencia es de gran importancia, ya que, solo si se practica actividad física de forma regular, se pueden llegar a obtener ciertas garantías a cerca de los posibles beneficios psicológicos. Los tipos de actividad más examinados al considerar potenciales benéficos psicológicos son de tipo aeróbico y rítmico, tales como correr, andar, ir en bicicleta o nadar”, nos comenta la doctora.

“Superarse a sí mismo, comprobar cómo se gana resistencia a medida que se practica. Ponerse retos realistas y muy progresivos, permite sentir el progreso y la propia superación. Fomenta una sana ambición y el afán de superación. Todas aquellas personas que se inician en la actividad de correr, están constantemente superándose, en distancia, tiempos y en la mayoría de casos acaban introduciéndose en el mundo de las carreras y maratones, en muchos casos, benéficas”, nos asegura la doctora. NO TE PIERDAS: FITNESS EMOCIONAL, 7 PENSAMIENTOS PARA CONSEGUIR TUS OBJETIVOS

No lo olvides: “el ejercicio físico es un muy buen aliado de la terapia psicológica”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.