Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Cómo evitar que tus zapatos nuevos te hagan ampollas

Algunos consejos para evitar el dolor
Women's Health , 01-03-2017

Bye bye, ampollas

Bye bye, ampollas

Domar los zapatos nuevos que te compraste en rebajas puede ser una árdua tarea. Pero las ampollas no deberían ser parte de la batalla. Para ayudarte a estrenar tus zapatos con el mínimo dolor y sin necesidad de usar apósitos, hemos recopilado algunos trucos para que presumas de zapatos sin temores.

Bye bye, ampollas

Domar los zapatos nuevos que te compraste en rebajas puede ser una árdua tarea. Pero las ampollas no deberían ser parte de la batalla. Para ayudarte a estrenar tus zapatos con el mínimo dolor y sin necesidad de usar apósitos, hemos recopilado algunos trucos para que presumas de zapatos sin temores.


Asegúrate de que los zapatos queden ajustados

Es una cuestión de sentido común porque el primer paso para evitar las rozaduras es que escojas los zapatos del tamaño correcto. Aunque normalmente utilices un 37, no te preocupes si te compras un par de zapatos del 38 si encajan bien. En el caso de que tengas juanetes, opta por zapatos anchos o llévalos al zapatero para que los estiren antes de estrenarlos.


Cambia de antitranspirante

Un buen spray o loción antitranspirante para los pies puede ser tu aliado en la batalla contra las ampollas. Los antitranspirantes (que no deben confundirse con los desodorantes) reducen la sudoración y cualquier sudor de los pies aumenta el roce contra los zapatos.


Pruébalos en casa

Seguro que lo has hecho más de una vez antes de ir de fiesta o a una boda. Para que el pie se adapte al nuevo zapato, una buena opción es utilizarlos un par de veces mientras estás en casa (seguro que estás divina con taconazos y en pijama, jeje).  Esto te ayudará a localizar las zonas donde pueden aparecer rozaduras. Una vez detectado los puntos de riesgos, sigue los siguientes consejos.

MÁS: Automasaje de pies para hacer antes de ir a dormir

Lubricante para los pies

Ponle freno a la fricción y evitarás las ampollas. Utiliza algún lubricante o vaselina para acabar con el roce del zapato en la piel. Eso sí, aplícalo siempre antes de salir de casa y no cuando las rozaduras ya están a punto de aparecer.


Utiliza apósitos

Los apósitos, si están pegados a los zapatos o a tus pies, pueden evitar la fricción. También es recomendable llevar tiritas a mano las primeras veces que te pongas los zapatos nuevos. Si notas algún tipo de roce en el pie, ponle remedio con una tirita.

MÁS: 5 problemas de pies habituales y cómo solucionarlos

Next

Te recomendamos

Llega la nueva Women’s Health: ¡¡con Marta Hazas!!

En el número de junio te enseñamos a “desconectarte para conectar”...

Tarro de Chía con Matcha

¡Blinda tu salud a cucharadas!...

Kayla Itsines se pone dura: descubre su BBG Stronger Program

Nueva rutina para el gym y nuevo programa post embarazo...

Apúntate a la Women's Health Fit Night Out by fitbit

Avisada quedas: ya se han abierto las inscripciones...

10 ejercicios con mancuernas para un abdomen plano

Dale al play y no te pierdas este top ten de ejercicios para un vientre de acero....

Total body Workout: más energía en tan solo 4 semanas

Tenemos el plan de tonificación definitivo contra la pereza y la monotonía....

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.