Gira tu pantalla para ver la web de Women´s Health

Di adiós así a las ojeras

Deja atrás el círculo oscuro que apaga tu mirada. Te damos las estrategias más efectivas para recuperar el brillo alrededor de tus ojos.
Publicado por Virginia Lombraña
Votar
0 votos
Di adiós así a las ojeras
Di adiós así a las ojeras

Si hace un par de horas que volviste de celebrar tu ascenso o te quedaste hasta las cuatro terminando un informe, se entiende que aparezcas en el trabajo con gafas de sol para ocultar tus ojeras. Pero si esa mirada perturbadora no se debe a esto, averigua qué te está pasando. Recuerda que la piel de esta zona es cinco veces más fina y que envejece un 36% más rápido. Echa un vistazo a la guía del doctor Manuel Iglesias, director del Departamento Médico de Centros Único, y acaba con ese antiestético antifaz de las posibles causas y sus soluciones: 

Causa: Estructura Ósea

Culpa a tus padres y a sus amplios huesos orbitales de que la piel de tu párpado inferior esté más estirada y sea aún más delicada que la de otras personas. Este es un caso de pura genética e incluye, según recuerda el doctor, la pérdida del compartimento graso suborbitario.

La prueba. Para determinar si este es el motivo principal de tus ojeras, mírate a un espejo, levanta la barbilla y observa si estas desaparecen cuando la luz se refleja desde arriba. Si es así, sigue leyendo.

La solución. Aplícate mañana y noche una crema con ácido hialurónico para dar grosor a la piel. “Es más, para reponer volúmenes, da mejores resultados infiltrar esta sustancia”, precisa el experto. 

Causa: Falta de sueño

Si te gusta trasnochar es hora de cambiar de hábitos. “No dormir las horas necesarias o, incluso, una posición inadecuada sobre la almohada inciden en los vasos sanguíneos y linfáticos, dilatándolos”, señala Iglesias. Conclusión: las venitas azules debajo del párpado serán más visibles que nunca.

La prueba.Testea durante una semana si durmiendo siete horas diarias y tratando de alternar el lado sobre el que te acuestas desaparecen esas manchas que te afean.

La solución. Si aun así sigues siendo animal nocturno, hazte con un buen aliado: “Los sérums con péptidos o con factor de crecimiento epidérmico, que aumentan la producción de colágeno y elastina”, indica Iglesias.

Causa: Irritación

“La fricción por alergia produce la rotura de glóbulos rojos, lo que tiñe la piel con unos matices oscuros y amplifica las ojeras”, señala el especialista. 

La prueba. Mueve con tus dedos la piel situada debajo del ojo. ¿La parte oscura acompaña al movimiento? ¿Sí? Pues ya sabes lo que te pasa y las razones.

La solución. Lo primero es averiguar la causa de la alergia para frenar cuanto antes esta molestia con consecuencias estéticas. Mientras, el doctor Iglesias aconseja usar un desmaquillante y contorno de ojos hipoalergénicos. “Una buena ayuda puede ser también la luz pulsada intensa o los peelings específicos”, añade.

Causa: Arrugas

Las líneas de expresión o de la edad hacen que la piel sea como un acordeón. Y esto, fuera del campo musical, no suena nada bien. 

La prueba. Moviliza la piel entre los dedos. Si al estirarla suavemente la coloración se atenúa y al contraerla o plegarla se oscurece, ya tienes el porqué del círculo marrón que enmarca tu mirada.

La solución. Opta por una crema que ilumine esta zona y mejore su tono. Y, a continuación, tira de maquillaje. Pero recuerda que con arrugas, la máxima es menos es más; es decir, poca cantidad, pero bien aplicada. También dan buenos resultados, en opinión del experto, el láser fraccional, que puede tensar la piel hasta en un 50%. 

Cómo disimularlas

Pero más allá de las causas, si lo que quieres es un "manual" de las artes del disimulo de ojeras. Negar que tienes esas manchas no hará que desaparezcan, así que sírvete del corrector y de los trucos de Sheila Malo, experta de Benefit, para que se vuelvan invisibles:

Bien aplicado. No te lo pongas antes del maquillaje porque solo conseguirás que desaparezca. Hazlo encima de él y a toquecitos para una buena cobertura.

Prepara la piel. Si usas un primer con color en los párpados inferiores y superiores, unificarás el tono y el corrector perdurará intacto más tiempo.

Mímate. Difumínalo suavemente con el dedo y si notas que la piel del contorno de los ojos está algo seca, mézclalo con un poco de crema hidratante.

Sin miedo. Para que no te queden marcas, aplícalo hasta el inicio del hueso de las mejillas. Y no te olvides del lagrimal, pues así iluminarás la mirada.

Toque final. Cuando lo hayas extendido y esté bien fijado, es el momento de aplicarse las sombras con sumo cuidado y con  una brocha suave. ¡No al revés!

Tags:

Te recomendamos

Una cena en casa también puede ser gourmet

Una buena materia prima es sinónimo de éxito....

Tú marcas las reglas, el evento más ‘íntimo’ de WH

¿Y si fuera posible olvidarse de las molestias de la menstruación y además tener meno...

Suunto persenta el Spartan Trainer Wrist HR

Un versátil reloj GPS ideal para mujeres deportistas...

Encuentra tu sujetador perfecto

Cómo el sujetador deportivo ha escrito nuevas reglas de juego...

La revolución post deporte

San Miguel 0,0 Isotónica revoluciona una de las asignaturas pendientes de las deporti...

Amor por lo Eco

Quién dijo que lo Eco no era asequible...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.